Actores y legisladores denuncian separación de familias en EUA

13 junio, 2018

Washington. El actor estadunidense John Cusack, el líder de los derechos civiles John Lewis y una decena de legisladores demócratas protestaron hoy contra lo que calificaron como la política “vergonzosa” e “inhumana” de separación de familias migrantes.

Al grito de “vergüenza”, “vergüenza”, el contingente se aglomeró en la Plaza de la Libertad y marchó para realizar un plantón frente a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a fin de ser arrestados en protesta por la política migratoria del presidente Donald Trump.

“No se puede negociar con gente que pone a los niños en jaulas. Es hora de una acción directa”, señaló Cusack sentado en el piso a espaldas de las puertas de CBP, fuertemente custodiada por agentes federales.

“Tenemos un presidente en la Casa Blanca que es un nacionalista blanco. Antes lo llamábamos fascista. Y no se va a ir, no se puede cambiar el canal y la pelea está aquí, así que mejor lo derrotamos”, dijo el actor entre aplausos de los manifestantes.

John Lewis, el líder de los derechos civiles y compañero de Martin Luther King, pidió un minuto de silencio como un gesto simbólico en solidaridad con los menores de edad separados de sus padres.

Al cabo de un espacio de silencio total, solo interrumpido por el ruido de automóviles, el contingente entonó “No seremos movidos”, una canción folclórica estadunidense que fue adaptada como himno de batalla por el movimiento de los derechos civiles en la década de los años 60. 

Ante la decisión de la CBP de no arrestarlos porque no es ilegal sentarse en la banqueta, el grupo decidió marchar a la Casa Blanca, donde es ilegal bloquear el tránsito en la histórica avenida Pensilvania, a fin de ser detenidos.

En el grupo marchaba el más notorio impulsor de la reforma migratoria en Estados Unidos, Luis Gutiérrez; el primer legislador de origen dominicano  Adriano Espaillat, los congresistas mexicanos estadunidenses Raúl Grijalva, Jimmy González y Al Green.

También marcharon los legisladores Pramila Jayapal -la primera de origen indio-, Joe Crowley y Judy Chu, entre otros.

Al coro de “Devuélvanos a nuestros hijos” y escoltada por la policía la marcha atravesó la avenida Pensilvania, el Departamento del Tesoro y se enfiló hacia el Parque Lafayette, aledaño a la Casa Blanca

Madres de familia de organizaciones locales ondeaban pancartas con las leyendas “No me quiten a mis hijos” y “No separen familias”. Otros portaban un póster gigante con la leyenda “Trump Racista”.

Fue la parte final de una jornada de movilizaciones en rechazo a la política de “tolerancia cero”, a la separación de familias y a una iniciativa migratoria republicana del presidente del Comité Judicial, Bob Goodlatte, que será votada la próxima semana.

Amnistía Internacional y Latin America Working Group realizaron un mitin frente al Capitolio para anunciar la entrega de una petición a la secretaria de Seguridad Interna (DHS), Kirstjen Nielsen, apoyada con 300 mil firmas, en demanda del fin de la separación familiar.

La petición, apoyada por el representante Joaquín Castro y por el senador Jeff Merkel, deplora la política de atemorizar por parte del DHS y demanda un fin inmediato a la “inhumana práctica de detención y separación de familias”.

Por separado, otro grupo de manifestantes protestó frente al Capitolio por la votación, la próxima semana, de la iniciativa migratoria de los republicanos de línea dura y urgieron a los legisladores a derrotarla.

Aunque el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, presentará a la votación otro proyecto de ley pactado con los moderados que apoyan un alivio migratorio para los “dreamers” -inmigrantes que llegaron a Estados Unidos siendo niños-, hasta el momento se desconoce su contenido.

Fuente: Notimex/José López Zamorano. Corresponsal