“Boom” latinoamericano, origen de diversas tendencias literarias

8 julio, 2018

Gijón. El llamado “boom” literario latinoamericano dejó de existir y ahora hay una gran diversidad de tendencias, de temáticas, lo cual es muy saludable, afirmó el peruano Jorge Eduardo Benavides en el marco de la XXXI edición de la Semana Negra de Gijón, norte de España.

“Ya no hay boom, antes los escritores del boom eran básicamente de realismo mágico, y si no escribías de esta manera, pasabas sospechosamente por no ser latinoamericano”, sostuvo.

“Ahora hay una dispersión de tendencias y de géneros, hay escritores magníficos, como el chileno Carlos Franz, los peruanos Alonso Cueto, o Santiago Roncagliolo, quienes hacen una literatura distinta”, expuso.

Recalcó que no hay un género de tendencia, cada escritor va un poco por libre, lo cual es muy saludable.

Benavides presentó en la Semana Negra de Gijón su novela “El asesinato de Laura Olivo”, destapando las miserias del mundo editorial y con la que ganó el XIX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones.

Siendo profesor de escritura creativa, además de que dirige un centro de formación de novelistas y ha publicado ocho novelas, señaló que en este libro quería contar un poco cómo son los diferentes perfiles en el mundo de los escritores.

“Está el escritor que no tiene éxito, el que se siente que el mundo ha elaborado una conjura para que no triunfe, el exitoso que es mirado con suspicacia por sus pares, el que solo habla de su obra y quería reflejar todos esos perfiles”, dijo.

Subrayó que además, en la novela hay un homenaje al boom hispanoamericano y también usa el subgénero de la metaliteratura.

“Aquí hay una intriga con un libro, un manuscrito con un escritor muy famoso muerto ya, Marcelo Chiriboga, un ecuatoriano del “boom” que en realidad no existió, se lo inventaron José Donoso y Carlos Fuentes para dejar claro que el “boom” también tenía un representante ecuatoriano.

El escritor peruano, afincado en España, aseveró que “yo usé a Marcelo Chriboga en la novela, conté sus peripecias como escritor del boom que vive en Barcelona, pero también me pareció inevitable meter a un escritor que sí existe, en este caso, Jorge Edwards”.

Para Benavides, es importante elaborar una trama que resulte verosímil y añadió que además, el género negro está lleno de lectores que están muy pendientes de que no haya imprecisiones o gazapos en la obra.

En la novela, Colorado Larrazabal es un expolicía peruano negro, de origen vasco, que ha abandonado su Lima natal tras haberse enfrentado a un caso de corrupción en la época de Fujimori.

Sobrevive en Madrid, en el barrio de Lavapiés, haciendo trabajos ocasionales para el abogado peruano Tejada, también expatriado, y mantiene una relación sentimental semi-clandestina con una joven marroquí, Fátima.

Tras resolver el secuestro del padre de Fátima a manos de unos delincuentes de poca monta, su casera le encomienda ocuparse del caso de su sobrina, una joven periodista a la que todos los indicios señalan como única sospechosa de la muerte de una célebre agente literaria, Laura Olivo, con la que estaba viviendo un tórrido romance.

Benavides anunció también que en septiembre publicará una novela histórica, “El collar de los Balbases”, ambientada en el Madrid del duque de Osuna y Luis Candelas, el célebre ladrón de la Villa y Corte.

“Transcurre durante la primera guerra carlista y tras una intriga muy pintoresca pretende contar esa sociedad convulsa en la que hoy podemos vernos reflejados. Es una novela muy distinta a las escritas hasta el momento y desde el punto de vista de una mujer”, asentó.

Fuente: Notimex