Combate al cambio climático debe estar en agenda permanente del país

11 junio, 2018

México. Formar e implementar una política de estado en materia de cambio climático, a fin de cumplir los objetivos de México en relación al tema, es el propósito de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la siguiente administración.

A través de las “10 Propuestas por una Agenda Climática con Visión de Estado 2018-2024”, las OSC buscarán que estos puntos no sean tratados sólo un sexenio, pues esperan vayan más allá de las administraciones y partidos políticos.

“Hemos tratado de condensar en 10 medidas aquellos elementos que en opinión de nuestras instituciones y con base en el mejor conocimiento técnico, económico en la materia, pensamos son fundamentales para una política de estado en cambio climático”, destacó el director ejecutivo de la Iniciativa Climática de México (ICM), Adrián Fernández.

En conferencia de prensa, Fernández dijo que dicha política permitirá que sectores productivos, de la administración pública y de todos los niveles de gobierno realicen su tarea para combatir el cambio climático, “esto es reducir las emisiones de México”.

Subrayó que una política de estado se caracteriza porque trasciende una administración, pues existe un consenso de varios grupos políticos, la cual no se debe basar en los planteamientos de algún partido en particular.

“Política de cambio en cuanto a las inercias que hay en los grandes temas relacionados con el cambio climático, sobre cómo vemos la generación y el uso de la energía, los usos del suelo, cuidado de los bosques”, afirmó.

El primer punto de las 10 propuestas hechas por el World Resources Institute (WRI), Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) e ICM, es refrendar el compromiso de México con el Acuerdo de París, al tiempo que se atienden los rezagos en materia de mitigación.

“El Acuerdo de París tiene dos fallas fundamentales, la primera es que está basado en la buena fe de los países. Estamos lejos de la meta, y de los plazos que se establecieron, hay que aumentar la ambición del propio acuerdo”, planteó el director de Cambio Climático y Energía de WRI México, Andrés Flores Montalvo.

“La segunda falla es el tema del financiamiento, y con la salida de Estados Unidos del acuerdo se ve difícil que se pueda lograr la meta de movilización de 100 mil millones de dólares cada año para apoyar a los países en vías de desarrollo a partir de 2020”, agregó.

El segundo asunto atiende a la elaboración de planes sectoriales de descarbonización, a través de metas específicas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Entre los sectores destacan energía, transporte y agropecuario.

Fijar metas más ambiciosas de energías renovables para 2024, con un incremento de este sector hasta del 40 por ciento, es el objetivo del tercer punto. De igual forma, democratizar la energía mediante la generación solar distribuida, para posibilitar su crecimiento acelerado.

El punto cinco planteado por las OSC expresa la necesidad de corregir el actual precio del carbono y fortalecer un sistema de comercio de cero emisiones, este último como instrumento de política que permita alcanzar metas más ambiciosas de mitigación de manera flexible.

Incentivar la instalación de biodigestores con desechos pecuarios y evitar la construcción excesiva de infraestructura de refinación, así como la generación de electricidad con gas natural, son otros de los temas que fueron presentados.

Los puntos finales buscaran reducir las emisiones de metano en el sector petróleo y gas, además de garantizar que los automóviles sean limpios, eficientes, seguros, promover electro-movilidad e implementar programas de eficiencia energética en edición.

Adrián Fernández destacó que estos 10 puntos tienen como objetivo que México no se quede sólo en las buenas intenciones, para dar paso a la implementación de las medidas.

“Llegó el momento de establecer programas fuertes de adaptación, ya estamos sufriendo las causas del cambio climático y hay que prepararnos para esto”, dijo.

Fernández sostuvo que este tipo de conceptos deben de ser entendidos por todos los candidatos a la presidencia. “Hemos estado en contacto con todos los grupos, las campañas de los candidatos, hemos encontrado una amplia receptividad”, apuntó.

El director ejecutivo de ICM comentó que ahora observarán que se incorporen las medidas en las plataformas y en las políticas que implemente la próxima administración.

Fuente: Notimex