Comienza “La Voz… México” con entusiasmo y polémica

México. El estreno de la edición 2018 de “La Voz… México” sedujo a la audiencia con diversos aspirantes, entre ellos un sacerdote, una ama de casa, una doctora que lucha contra el cáncer de hígado, un cantante de 69 años y una exganadora del “reality” “La Academia”, que independientemente de su talento vocal, provocaron lágrimas y muestras de solidaridad entre los “coaches”.

El “reality” de Televisa logró atrapar a cuatro millones 224 mil personas que vieron la víspera el estreno de este programa en el canal Las Estrellas, de acuerdo con cifras de Nielsen IBOPE México, y por las cuales se ubicó como líder del “prime time” dominical.

De acuerdo a la televisora de San Ángel, la primera gala superó por 169.55 por ciento a su competencia, considerando canales locales de Televisa, Las Estrellas y Azteca Uno.

“Vivir mi vida”, de Marc Anthony, fue el tema con el que comenzó la séptima edición de “La Voz… México”, que tendrá como coaches a cuatro importantes líderes de la música del momento: el colombiano Maluma, la española Natalia Jiménez, el mexicano Carlos Rivera y la brasileña Anitta.

En este programa, además, se dio el lanzamiento de Lele Pons, celebridad de Internet venezolana que impuso su propio sello en la conducción.

La etapa de audiciones en esta edición estará marcada por una nueva dinámica, la cual permitirá a cada “coach” bloquear a alguno de sus compañeros e impedir, a manera de estrategia, que algún participante se quede con alguno de los otros entrenadores.

La primera participante de la noche fue la panameña Diana Villamonte, de 23 años y radicada en Puerto Vallarta, quien encendió el foro con la interpretación de “And I’m tellling you I’m not going”, que provocó de inmediato que los cuatro “coaches” voltearan, pero ella decidió confiar en Maluma para guiar sus pasos en el concurso.

La siguiente presentación marcó un hito en el “reality show”: el sacerdote Guillermo Mendoza, de 32 años y quien vive en Ciudad de México, también ganó la atención de los cuatro con su interpretación del tema “Te amaré”; al final el clérigo decidió cobijarse al amparo de Carlos Rivera.

La poblana Mafer Labastida, una madre y ama de casa de 28 años de edad que compartió el escenario con sus pequeñas hijas, convenció de su talento con “Open arms” y decidió someterse al “coucheo” de Anitta.

A su vez una prefecta de escuela secundaria, con una madre de 91 años y un hermano discapacitado a quienes considera sus motores de vida, intentó una vez más cumplir su sueño de sobresalir en la plataforma de “La Voz…. México”.

Pero esta vez Maggie Aranda, de 46 años y proveniente de Nuevo León, consiguió con su interpretación de “Back in black”, un éxito de los 80 de la banda australiana AC/DC, asegurar su lugar en el equipo de Natalia Jiménez.

El primer representante de música regional fue Luis Ochoa, originario de Tangamandapio, en Michoacán, que con el tema “Entre beso y beso” convenció a todos los mentores de su talento; el joven de 22 años inclinó la balanza a favor de Carlos Rivera.

Sin embargo quien robó el “show” de la noche fue el artista y restaurantero belga Ley Memphis, quien habita desde hace 21 años en Mazamitla, Jalisco.

Él llegó a “La Voz… México” para demostrar que la edad no tiene fronteras y a sus 69 años sorprendió a todos con “House of the rising sun”, tras lo cual decidió competir bajo el amparo de Carlos Rivera; con esta aparición, Ley se convirtió en el concursante más longevo de todas las emisiones del programa.

Gran parte de la atención de “coaches” y público asistentes al foro se centró después en Norah Montero, nacida hace 24 años en Ciudad de México y graduada como médica general, quien a pesar de librar actualmente una batalla contra el cáncer de hígado, mantiene la esperanza de sobresalir con los consejos de Anitta.

Enseguida se presentó Morganna Love, una mezzosoprana transgénero de 38 años que viene de San Miguel de Allende, Guanajuato, con una espectacular voz que atrapó a todos los “coaches”.

Con ella se aplicó por primera vez la nueva estrategia del bloqueo, herramienta que los “coaches” podrán utilizar una sola vez para sacar provecho sobre sus contrincantes; Morgana dio su voto de confianza a Anitta, para luchar por un lugar en el programa.

Érika Alcocer, de 42 años, proveniente de Tampico y quien ganó “La Academia” hace varios años, cerró con broche de oro la primera noche de audiciones con “Never enough” y dejó claro a todos que su talento es indiscutible.

Carlos Rivera recurrió al bloqueo para impedir que la tamaulipeca se quedara con Natalia; sin embargo y pese a las suplicas del también exacadémico, la insistencia de Maluma rindió frutos y la novena participante se inclinó por el colombiano.

Esta primera emisión estuvo marcada por las quejas de Maluma, Anitta y Natalia Jiménez contra Carlos Rivera, pues el mexicano sedujo fácilmente a varios de los aspirantes, haciendo gala de su oratoria y poder de convencimiento para atraer a los concursantes.

Fuente: Notimex 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close