Compañía teatral representará “Macarios” basado en el cuento de Juan Rulfo

11 junio, 2018

Madrid. Con un trabajo teatral eminentemente mexicano, la compañía escénica El Curro DT presentó en esta capital “Macarios”, adaptación del cuento de Juan Rulfo, que escribió el mexicano a los 16 años retratando la doble moral humana y el ambiente rural de su país.

“Macarios”, interpretada por el fundador de la compañía, el mexicano Alberto García, por Jonatan Fernández, de Canarias y Miguel González, de Extremadura, es una apuesta de riesgo escénico de lo que puede representar un desnudo y que en voz de los actores, es una transgresión muy importante para un intérprete.

“Macarios” se inscribe dentro de la primera edición del Ciclo El Curro DT en Primavera, una muestra que incluye tres de los últimos trabajos del colectivo El Curro DT, reconocida compañía de danza teatro, que tras más de dos décadas sigue apostando por fórmulas no convencionales y arriesgadas.

En esta obra, los tres intérpretes repiten el monólogo pero adaptándolo no solo a la diferencia de edades sino a los distintos acentos que cada uno tiene.

El actor mexicano Alberto García, fundador de la compañía y alumno de Luis Rábago, considerado como el gran actor de México, explicó a Notimex que a nivel literario lo interesante que tiene Macario es que es el primer cuento que escribió Rulfo con 16 años.

“Es un acto de ingenuidad, de perversión y de contundencia que ya demuestra lo que se puede decir que es un talento nato, un genio”, dijo.

Explicó que el ejercicio que se presenta con esta obra es justo una escenificación, una dramatización del cuento de Rulfo, saber qué sucede con este personaje que en sí mismo es críptico, en sí mismo es muy hermético, cuando se interpreta por tres cuerpos distintos, en tres edades distintas”.

Además, la compañía escénica hizo un balance histórico pues Alberto ha interpretado a Macario desde hace 28 años, Jonatan desde hace poco más de 19 y Miguel apenas lo está aprendiendo.

“Es como un ejercicio de interpretación, qué sucede en un cuerpo cuando llevas haciendo eso durante tantos años, qué sucede cuando llevas más de 18 y qué sucede cuando es fresco”, sostuvo.

García subrayó la importancia de Rulfo pero además recordó que este es un trabajo que aprendió en la asignatura de Morfosintáxis en la Facultad de Filosofía y Letras en México porque lo magistral de “Macario” es que casi toda la construcción de frases es simple, con constantes expresiones de sujeto-predicado.

“Se llega a decir que el talento natural de Rulfo es a través de una construcción morfosintáctica y lleva realmente a retratar el pensamiento, la cosmogonía rural del entorno mexicano, que es como de una simpleza, una magia y una profundidad abrumadoras”, resaltó.

Aseguró que México está muy presente en el trabajo de la compañía escénica y de hecho, temáticamente, tienen cuatro trabajos, una Frida, un trabajo sobre Sor Juana Inés de la Cruz y también monólogos con otros textos de Rulfo, con otros cuentos de “El llano en llamas”.

Hay otro trabajo que se llama “Susana San Juan, hija de un minero muerto en las minas de la Andrómeda”, que es un trabajo muy especial, que hacemos la compañía en un sótano con una iluminación de velas e incluye todos los pasajes de Pedro Páramo donde se menciona a este personaje femenino, germen de todo el realismo mágico latinoamericano.

El actor destacó que México tiene una escuela de interpretación muy importante, muy sólida, “pero parece que en el país no se dan cuenta de ello”.

Anotó que es importante destacar que con “Macarios” y otros trabajos de la compañía hay un punto de vista de cómo abordar el trabajo que es eminentemente mexicano.

Por su parte, Jonatan Fernández recordó que “Macario” fue el primer monólogo que hizo pero también el primer trabajo de texto, lo primero que hizo de teatro y junto con Alberto “estuvimos destripándolo, analizándolo, viendo toda su cultura alrededor y yo sí sentía en ese momento que estaba cerca de ese personaje rural”.

Por su parte, Miguel González expresó que “lo mío fue un capricho porque lo exigí yo un poco cuando a través de la compañía, Alberto nos enseñó el trabajo y yo levanté la mano y dije que lo quería hacer”.

“Siempre he hecho trabajo de cuerpo pero ha sido el primer trabajo que tengo de texto, el primer trabajo en el que me desnudo, el primer trabajo más teatral”, concluyó.

Fuente: Notimex