Continúa formación de caravanas migrantes, pese a amenazas de Estados Unidos

8 noviembre, 2018

Guatemala. Las caravanas de centroamericanos continúan en formación y con el fin de entrar a Estados Unidos, que reforzó su frontera para impedirles el paso, y ante la incertidumbre de la reacción de las autoridades estadunidenses cuando los migrantes lleguen a su territorio, indicaron especialistas.

Más de diez mil hondureños y salvadoreños han formado unas cinco caravanas de migrantes desde el pasado 13 de octubre, cuando salió el primer grupo desde San Pedro Sula, Honduras.

Los miles de migrantes transitaron por Guatemala y en medio de incidentes violentos cruzaron a México, donde reciben ayuda humanitaria de las autoridades y la ciudadanía.

Las movilizaciones de migrantes, en especial en Honduras y El Salvador, se formaron pese a las amenazas de actuar con mano dura del presidente estadunidense Donald Trump, quien los considera ilegales, criminales e invasores de su país.

Algunos guatemaltecos se unieron a la caravana de hondureños y salvadoreños al pasar por este país, pero ahora se estaría formando un grupo local para encaminarse a principios de 2019 hacia Estados Unidos.

El experto de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asies) de Guatemala, Jahir Dabroy, dijo en entrevista con Notimex que la caravana se estaría organizando para emprender el viaje el 2 de enero próximo desde el sureño departamento de Escuintla.

Sin embargo, estimó que la partida de los guatemaltecos dependería de la reacción de las fuerzas de seguridad de Trump, ante la llegada a la frontera sur de Estados Unidos de las caravanas de migrantes centroamericanos que avanzan ya por México.

Dabroy, analista del área de investigaciones sociopolíticas de la Asies, señaló que se desconoce si las caravanas llegarán a su destino final, ya que en el recorrido podrían dispersarse o “buscar un espacio para logar sus objetivos de mejorar condiciones de vida en México”.

“Las próximas dos semanas serán claves para conocer la evolución de estas migraciones, en especial cuando lleguen los primeros miembros de la caravana a la frontera (con Estados Unidos). Entonces se verá la actitud de los centroamericanos y la reacción de las fuerzas de seguridad estadounidense”, insistió.

Consideró que al margen de las hipótesis de que las caravanas de migrantes serían organizadas y financiadas por grupos políticos opositores, “es innegable” la precaria situación económica y social, que padecen poblaciones de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica sufren el embate de la violencia y el crimen, generadas en especial por las maras o pandillas.

Ante este panorama, problemas estructurales que los gobiernos no han atendido, “es elemental entender la motivación” de las caravanas de migrantes que se enfilan hacia Estados Unidos en busca de bienestar, apuntó Dabroy .

Consideró que los resultados de las elecciones intermedias en Estados Unidos del martes pasado no tendrían impacto en el corto plazo en la política de las migraciones, aunque el elevado número de votantes sería resultado de la inquietud que este tema genera entre los estadunidenses, sobre todo en los latinos.

La directora de la Maestría en Desarrollo de la Universidad del Valle de Guatemala, Aracely Martínez, dijo a Notimex que las caravanas de migrantes persistirán en su objetivo, pese a las amenazas de Trump y las dificultades que encuentren en el camino.

“Hay un montón de circunstancias estructurales –pobreza, violencia, exclusión- y culturales, como el hecho de que Estados Unidos se ha posicionado en el imaginario colectivo como la tierra de oportunidades”, que dan pie a las movilizaciones colectivas de migrantes del Triángulo Norte, señaló.

La académica expresó su preocupación por el efecto que causaría la actitud de Trump entre la población estadunidense armada, “alimentada por la xenofobia” presidencial.

Fuente: Notimex