Destaca concertista Carlos Miguel Prieto “Requiem” de Mozart

6 noviembre, 2018

México. Como una obra profunda, sagrada y con un gran contenido de espiritualidad, así definió el concertista Carlos Miguel Prieto la obra “Requiem” del compositor alemán Wolfgang Amadeus Mozart, que se presentará el 7 de noviembre próximo en el Auditorio Nacional.

En entrevista, el director de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), afirmó que, a diferencia del Réquiem de Giuseppe Verdi, el de Mozart, “posee una parte más interna de dolor y de espíritu de lo que es la parte espectacular de la muerte”.

Destacó que “es una obra profunda y sagrada que tiene evidentemente en cada uno de sus movimientos, el drama que tiene el movimiento en sí; es diferente por ejemplo como se canta un Sanctus o un Añous Day que es el Cordero de Dios, a lo que es un Die irae, que es un momento donde hay una especie de lucha con el destino; pero al final, va de la mano con el tema del rito del réquiem en sagrado”.

Con un programa titulado “Por siempre Amadeus”, Réquiem de Mozart tendrá su estreno en el Coloso de Paseo de la Reforma, con la participación de la compañía de Danza Contemporánea de Cuba y el coro EnHarmonia Vocalis son quienes realizaron este proyecto, bajo la dirección de Pepe Olivares.

El espectáculo es todo un reto, pues serán 200 bailarines en escena, coordinados con la orquesta y el coro en vivo; destaca la presencia del famoso coreógrafo Rasta Thomas, bailarín estadounidense se ha presentado en los escenarios más importantes del mundo y que ahora se prepara para impactar al público mexicano.

Un réquiem es una oración litúrgica, creada para los funerales católicos; sin embargo, el más famoso es el de Mozart, no solo por el extraordinario trabajo musical que realizó, sino porque fue su última composición.

Murió antes de terminarla y, se dice, que murió creyendo que estaba componiendo la música para su propio funeral.

“El Réquiem de Mozart es una obra sublime como pocas, y sufre de un mal que fue poco utilizado para una película en donde se pretende que Mozart sabía que iba morir o que fue envenenado, en la película fue una cosa que no sabemos.

“Lo que, sí es que Mozart murió de una enfermedad totalmente curable hoy, increíblemente joven a los 34 años; sin embargo, la ficción le ha dado al Réquiem un lugar interesante porque se le hizo como una parte ficcional a algo que es un misterio”, dijo Prieto.

Agregó que, “claramente Réquiem está escrito con el rito fúnebre de un réquiem, una música que se puede tocar en recuerdo de alguien en una misa; y las misas de réquiem tienen un rito que siguen un rito que es el propio réquiem”.

El réquiem le fue encargado a Mozart por el conde Franz von Walsegg, pero el compositor ya estaba enfermo terminal, con fiebre alta, así que alucinó a un “Ángel de la muerte”; murió antes de escribir los últimos tres movimientos del réquiem, creyendo que le había puesto banda sonora a su propia muerte. El resto de la obra fue terminada por uno de sus discípulos, Franz Xaver Süssmayr.

De acuerdo con los organizadores, el estreno de esta pieza será a beneficio de la Fundación Reintegra, la cual trabaja en favor de la justicia social, equidad de oportunidades y derechos, logrando mediante sus programas sociales alternativas y éxitos.

Asimismo, contará con la introducción al Réquiem de Susana Zabaleta, la soprano Anabel de la Mora, la mezzosoprano Guadalupe Paz, el tenor Víctor Hernández y el bajo Enrique Ángeles.

“Es un privilegio, pues se trata de una obra con la vibra de todo el mundo de manera especial, pero es música de hace más de 200 años y es importante entenderla porque posee un lenguaje de su momento. Su belleza y profundidad han sido insuperables”, concluyó Prieto.

Fuente: Notimex