Internacional

Expresidente Ahmadinejad fuera de comicios presidenciales en Irán

Teherán. El ministerio iraní del Interior anunció que seis candidatos buscarán la presidencia del país islámico, entre ellos el actual mandatario Hassan Rouhan pero no así el exmandatario Mahmoud Ahmadinejad.

La lista fue elaborada por el Consejo de Guardianes de la Revolución Islámica, y dejó en seis aspirantes el grupo de 126 nombres con que inició la inscripción en su primer día, el pasado 12 de abril.

Junto al actual presidente que buscará su reelección se encuentran el primer vicepresidente Eshaq Jahangiri, el alcalde de Teherán, Mohammad Bagher Ghalibaf y el exfiscal general Seyed Ebrahim Raisi, señaló un despacho de la agencia IRNA.

Reportes de prensa internacional especificaron que el grupo de aspirantes presidenciales llegó a los mil 600, pero el órgano que vela por la integridad revolucionaris islámica depuró el conjunto y lo cerró en seis candidatos oficiales.

Entre los excluidos figura Ahmadinejad, quien fue virtualmente vetado en septiembre pasado para buscar un nuevo mandato por el máximo líder de la Revolución Iraní, el ayatolá Ali Khamenei.

En esa ocasión el ayatolá dijo que era en interés del país que no presentara su candidatura quien se había desempeñado como mandatario por dos periodos.

El tiempo de campaña comenzará de manera oficial el 28 de abril y terminará el 17 de mayo, dos días antes de la jornada electoral, precisó IRNA.

La campaña y la jornada electoral se desarrollarán en medio de nueva tensión entre Teherán y Washington, pues el actual gobierno estadunidense ha cuestionado el acuerdo que se logró sobre el programa nuclear iraní.

El presidente Donald Trump dijo la víspera que Irán no estaba cumpliendo el espíritu del acuerdo que alcanzó con el grupo de países con asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a los cuales se agregó Alemania.

Advirtió que analiza con mucho cuidado el tema y que en un futuro próximo habrá noticias al respecto, pero antes había señalado que ese acuerdo nunca debió de haber sido firmado.

Por su parte el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, había asegurado antes que dicho acuerdo no está logrando que Irán no sea una potencia nuclear y solo lo demora.

Fuente: Notimex