Merkel no se postulará más como líder de su partido ni como canciller

Berlín. La canciller federal alemana, Angela Merkel, anunció hoy aquí que no se postulará como canciller federal en las elecciones de 2021, que dejará su posición como líder de su partido en el Congreso del CDU de diciembre en Hamburgo y que prescindirá a cualquier cargo político a partir de 2021.

Merkel cumplirá 65 años en julio de 2019, con lo cual muchos analistas coinciden en que la canciller busca descansar, una vez completado su cuarto mandato. Ahora lleva 13 años como canciller federal.

Merkel aseguró en rueda de prensa que ninguno de sus allegados y confidentes conocía la decisión, que empezó a circular el lunes por la mañana de fuentes cercanas al partido conservador alemán.

La canciller federal unió la decisión a los malos resultados en las elecciones regionales ayer en Hesse, donde la Unión Demócrata Cristiana (CDU) perdió 11 puntos porcentuales. La canciller los calificó de “decepcionantes y amargos”.

En la rueda de prensa, Merkel dijo: “espero que los grandes partidos CDU/SPD (Unión Demócrata Cristiana y Partido Socialdemócrata) tomen el día de ayer de elecciones en Hesse como una cesura que al mismo tiempo puede suponer una oportunidad”.

Admitió su parte de responsabilidad en los malos resultados en Hesse y en Baviera: “si la política federal no hubiera influído en las elecciones de Hesse, el CDU de Volker Bouffier hubiera obtenido mejores resultados”. En Hesse, en el oeste de Alemania y con Wiesbaden como capital, gobierna una coalición de CDU y Verdes.

Los medios y expertos alemanes ya empezaron a barajar posibilidades sobre quién podría postularse como nuevo candidato para las elecciones parlamentarias de 2021, pero sobre todo, quién podría liderar la CDU a partir de diciembre.

Suenan tres nombres: Friedrich Merz, Jens Spahn y Annegret Kramp-Karrenbauer.

Kramp-Karrenbauer es la actual secretaria general del partido y es considerada la preferida de Merkel. De todas formas, en la rueda de prensa de hoy, Merkel insistió en que puede trabajar “con cualquiera y con gente muy diferente” y que respetará “cualquier decisión democrática” de su partido.

Desde las filas de su socio de coalición, los socialdemócratas (SPD), ya ayer su líder Andrea Nahles avanzó que “el estado del gobierno es inaceptable y debería cambiar algo” y que todavía tienen “mucho trabajo por hacer”.

Nahles también encabezó una rueda de prensa en la sede del SPD en Berlín y calificó el trabajo de la política demócrata cristiana Merkel de “extraordinario”, especialmente como “mujer entre hombres”, una persona que aportó “un nuevo estilo de liderazgo, y buenos nervios para afrontar críticas externas”.

Asimismo, afirmó que la decisión de Merkel es un tema para sus socios y que el SPD tiene suficiente trabajo qué hacer.

En la comparecencia, Nahles presentó un documento acordado por la cúpula de su partido para trabajar de forma más constructiva y concreta con el CDU como Gran Coalición, “y para tener unas líneas políticas más claras como partido”. Nahles insistió en la necesidad de “encontrar nuevas respuestas”.

Los socialdemócratas han convocado para el fin de semana una jornada de trabajo para valorar intensivamente los resultados de las elecciones de Hesse y Baviera, en las cuales perdieron una notable presencia entre el electorado.

En las elecciones regionales de ayer en Hesse, CDU perdió 11.3 puntos y se quedó con 27 por ciento y 40 diputados, su peor resultado desde 1966.

El SPD perdió 10.9 puntos y se quedó con 19.8 por ciento y 29 diputados, su peor resultado desde 1946. Un 4.4 millones de ciudadanos tenían derecho a voto y al final hubo una participación del 67.6 por ciento (en las anteriores elecciones en 2013 participaron 73.2 por ciento de los ciudadanos).

Los ganadores de las elecciones de Hesse fueron, como ya pasó en Baviera, los Verdes, quienes obtuvieron un resultado récord de 19.8 por ciento, 29 diputados, igual que el SPD.

“Hesse nunca había sido tan verde”, dijo la líder del partido, Annalena Baerbock. También los liberales FDP mejoraron posiciones y obtuvieron 7.5 por ciento, 11 diputados. El partido de la Izquierda (Die Linke) igualmente mejoró su representación, con nueve diputados.

Los comicios de Hesse también supusieron que el partido populista de ultraderecha, Alternativa para Alemania (AfD), pasó ahora a tener representación en todos los 16 parlamentos regionales de Alemania. En Hesse obtuvieron 13.1 por ciento, 19 diputados.

Posibles coaliciones de gobierno se perfilan ahora. Hay tiempo hasta mediados de enero para ponerse de acuerdo. Es entonces cuando oficialmente se agota la legislatura, pero parece que se anunciará gobierno en Hesse antes de la Navidad.

Una posibilidad es repetir la actual coalición CDU-Verdes, encabezada por el cristianodemócrata Volker Bouffier, el actual ministro presidente de Hesse.

También suma una Gran Coalición CDU-SPD a nivel regional, que parece poco probable.

Ahora mismo sí que está encima de la mesa una coalición tripartita CDU-Verdes-FDP (la llamada coalición Jamaica o semáforo), que conseguiría la mayoría de gobierno más amplia y que supondría intentar recuperar la ecuación de socios de gobierno que se abortó después de las últimas elecciones federales, en 2017.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close