Nacional

México y China, una amistad llena de color y cultura

México. Luego de cumplir 45 años de amistad, el dragón y la serpiente emplumada conviven amistosamente en el jardín de la Embajada de la República Popular China para intercambiar sus tradiciones milenarias en el Día de la Cultura China.

Enmarcado por un ambiente de fiesta, el verde jade del césped de la sede diplomática recibió tanto a mexicanos como a chinos quienes entre risas y conversaciones amenas disfrutan de la jornada donde se destaca la riqueza cultural de China para el mundo.

El olor a té y a comida agridulce inundan el ambiente mientras los asistentes visitan las diferentes mesas en donde se instalaron artistas como Rao Baolian, Fang Zhiwei y Wu Wenxin, quienes deleitan a los asistentes con sus obras.

El papel picado, la arcilla fresca, el pincel y la tinta conforman los materiales que revelan la colorida herencia del país asiático entre matices rojos, verdes, azules y negros, junto con el fresco aroma del té chino.

Mariposas y flores de papel, acuarelas, cerámicas y figuras invitan a la imaginación de quienes acuden a las mesas mientras ven a los artistas hacer magia con sus habilidades.

No faltan los bailarines, actores, cantantes, acróbatas y marcialistas quienes tras escuchar las palabras del embajador de China en México, Qiu Xiaoqi, realizaron una demostración de toda la gama cultural que caracteriza a la “tierra del dragón”.

Hasta el mismo embajador Qiu Xiaoqi participó en la actividad mostrando la riqueza y belleza de la escritura china, llena de simbolismo milenario y estética.

Por tratarse de un intercambio cultural, no faltó el ambiente mexicano como lo muestra la misma compañía de danza china que con mucho cariño preparó el baile del Jarabe Tapatío.

Transcurre la tarde y la inconfundible entonación melodiosa del idioma chino revela que la gente simplemente no se quiere ir, pues entre risas y diálogos los asistentes no dejan de manifestar lo fantástico que resulta la experiencia del intercambio cultural México-China.

Al fondo, suena el Cielito Lindo, en voz de dos jóvenes representantes de México y China, y que demuestran la riqueza del intercambio cultural entre ambas naciones.

Desde luego, no podían faltar los niños, quienes corren por el jardín jugando sin importar su nacionalidad, pues a pesar de ser de rasgos e idiomas distintos se dan a entender para pasar una tarde agradable en este espacio que por hoy se ha convertido en sede del Día de la Cultura China 2017.

Fuente: Notimex