Preocupa a Venezuela perspectiva de exportación del petróleo

14 diciembre, 2017

 

Caracas. A poco más de dos semanas para el fin de año, la previsiones para Venezuela en 2018 son preocupantes y vienen lo mismo de empresarios que de disidentes del propio sistema gubernamental.

Además, las perspectivas del principal producto de exportación venezolano, el petróleo, tampoco son optimistas, como lo muestran la más recientes cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Humberto López, conocido como el “Che venezolano” por su parecido con el combatiente argentino, cuestionó los procedimientos de designación de candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y lamentó la hiperinflación.

Rechazó que vaya a ser la Asamblea Nacional Constituyente, formada por el presidente Nicolás Maduro y que ha desplazado a la legislativa Asamblea Nacional, la que escoga a los candidatos para 2018.

Quien afirma haber recibido su sobrenombre del propio extinto presidente Hugo Chávez, indica que “el pueblo cada vez está pasando más necesidad y cada vez vemos más gente comiendo de la basura y para el gobierno, invisibilizados.”

Rechazó que el gobierno de Maduro haga pactos con Estados Unidos, pero también con China porque se trata de “el imperio del consumismo”.

Refrendó su apoyo a Eduardo Saman, quien en los pasados comicios municipales buscó encabezar el de Libertador, de la capital Caracas, pero su nombre no apareció en las boletas.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) acordó publicar una fe de erratas y colocarla en cada centro electoral, pero el documento nunca llegó a las mesas de votación.

Postulado por el Partido Comunista de Venezuela y Patria para Todos, Saman logró 48 mil votos ante la candidata oficialista Erika Farías, quien se llevó el triunfo.

Para el “Che Venezolano” el excandidato cuyo nombre fue omitido era el único aliento y esperanza que le queda a este pueblo.

También propuso a Lorenzo Zavala, presidente de empresas Polar, como ministro de Empresas e Industrias Privadas a fin de, explicó, “ponerle el cascabel al gato”, es decir, que un empresario resuelva los problemas de abasto.

Advirtió también que el alto costo de la vida está llevando a Venezuela a un estallido social que sería peor que el de 1989.

En ese sentido son coincidentes las declaraciones del presidente de la privada Fedecámaras, Carlos Lazarrábal, para quien la hiperinflación ya está formalmente en Venezuela.

La hiperinflación descapitaliza a todos por igual, indicó, y advirtió que la medida gubernamental de inyectar liquidez monetaria, más de 900 por ciento en lo que va del año, alimenta el alza de precios.

Alertó contra la baja obligatoria de precios que alcanza hasta al 50 por ciento, pues lleva a la quiebra de las empresas, en particular de comerciantes.

Esos comerciantes son en su mayoría negocios familiares que no tienen cómo responder y ocurrirá que los trabajadores no tendrán empleo en enero, precisó.

Adelantó de escasez agrícola en los primeros meses de 2018, pues a la fecha solo se ha sembrado el 60 por ciento de lo que debería ya estar en cultivo.

Indicó también que la producción del sector primario ha caído entre 60 y 70 por ciento, pues los productores no reciben divisas oficiales desde agosto pasado, hace cuatro meses.

La economía se dolariza y el gobierno no toma medidas “sino que inventa criptomonedas que no le dan confianza a los inversionistas”, concluyó.

En tanto la prensa venezolana destaca que en noviembre pasado la producción de petróleo venezolano cayó en 118 mil barriles diarios respecto a octubre, según el nuevo informe de la OPEP.

En noviembre la producción diaria promedio fue de 1.837 millones de barriles, pero en octubre había sumado 1.955 millones de barriles diarios.

Esa caída ha evitado que Venezuela aproveche el incremento en los precios del crudo gracias al acuerdo de recorte de producción acordado entre la OPEP y grandes productores de fuera de la organización, como Rusia, indicaron expertos al diario El Nacional.

Fuente: Notimex