Recuento

12 marzo, 2018

Por Ángel Martínez Armengol

Crimen y redes sociales

Cada semana, desde hace 63 semanas según el recuento oficial, el gobernador Miguel Ángel Yunes se reúne con los funcionarios del, así llamado, Grupo de Coordinación de Veracruz. Al término de dichas reuniones, el mandatario informa, lo mismo acerca de estadísticas de incidencia delictiva que de acciones emprendidas contra la delincuencia, recompensas contra personajes específicos o bien algunas de las decisiones tomadas de manera colegiada por los integrantes de dicho colectivo.

La de ayer domingo fue relevante porque, siempre de acuerdo con el gobernante, por séptima semana consecutiva ha disminuido la incidencia de delitos, a pesar de que la percepción al respecto sigue siendo pesimista.

Puso como ejemplo la desarticulación de varias bandas delictivas, dedicadas al secuestro, la detención de algunos presuntos criminales y el asesinato de otros más que fueron abatidos en enfrentamientos con fuerzas de seguridad del Estado. (Puede revisar la nota al respecto en el link: http://bit.ly/2tAVmAu)

Pero si algo llamó la atención ayer de las declaraciones de Yunes Linares fue la referencia que hizo al uso de las redes sociales que están haciendo algunas bandas delictivas. Sostuvo que las redes sociales (así en general) están siendo utilizadas por la delincuencia para “amenazar, amedrentar, pero también para invitar a las personas a negocios fáciles, sencillos, les invitan poder hacer una operación, los convocan en algún lugar y ahí las personas son asaltadas y les hacen daño”.

Puso como ejemplo de lo anterior el caso de tres jóvenes de Puente Nacional que habrían sido asesinados presuntamente después de que acudieron a hacer un “trueque” con unas motocicletas pero fueron asaltados y asesinados. (Puede leer la nota de Yhadira Paredes sobre el tema, haciendo clic aquí: http://eldemocrata.com/delicnuencia-uso-redes-sociales-atraer-victimas-mayl/ )

Sin duda el uso de las redes informáticas que sirven para la socialización de contenidos hipertextuales y multimedias, pueden tener y tienen diferentes fines. Sin duda poseen un alto nivel de interacción social que en algunos grupos sociales llegaría a superar, incluso, la interacción cara a cara. Pero éstas no son, per se, espacios únicos para comisión de delitos ni, me atrevería a especular, sean los más recurrentes.

De hecho, los datos que ofrece la investigación social académica al respecto, sostienen que el principal uso que se hace de Internet y de las llamadas redes sociales, en específico, va por otro camino. La experiencia de los usuarios en la red (internautas) se enfoca principalmente al entretenimiento, el ocio y la recreación, a la búsqueda y obtención de información (noticias, fuentes de consulta para tareas y actividades educativas, etcétera), a la socialización de contenidos (noticias, comentarios, imágenes) y, aunque en una escala menor pero en crecimiento, al comercio electrónico, las operaciones bancarias y financieras.

Las preocupaciones por los usos, digamos, negativos del entorno digital han surgido desde antaño, principalmente en relación con la vulnerabilidad que tienen los niños a compartir por la red información que puede ser exponencialmente sensible.

Las opciones y recomendaciones de seguridad al respecto han puesto especial énfasis en la salvaguarda de la intimidad, a sabiendas de que en Internet la privacidad ha quedado pulverizada, la protección de la imagen propia, la preservación de la identidad, etcétera. Una de las iniciativas más antiguas y más exitosas en este tema es sin duda Pantallas Amigas, cuyos estudios y recomendaciones han sido pioneros, desde 2004, en la lucha por crear una ciudadanía digital segura y responsable. Pueden leer más respecto de esta iniciativa haciendo clic aquí: http://www.pantallasamigas.net

En 2016, de manera conjunta con el portal, Catholic.net elaboraron 10 recomendaciones para usar Internet y las redes sociales con seguridad, que son las siguientes:

1. Mantén tu equipo a salvo de software malicioso y no abras mensajes o ficheros extraños.
2. Protege tu información personal. Datos e imágenes que te identifiquen tienen un valor que no se debe regalar.
3. Sube las imágenes y escribe lo que desees en Internet pero asegúrate antes que no moleste a nadie y que no te importe que lo pueda llegar a ver cualquiera.
4. No contestes a las provocaciones. Evita los conflictos. Si algo te molesta desconecta y cuéntaselo a una persona adulta de confianza.
5. Configura bien las opciones de privacidad de tus redes sociales. Es muy importante.
6. No compartas tus claves. Guárdalas en secreto. Cámbialas de vez en cuando.
7. La cámara web da mucha información sobre ti. Mide muy bien con quién la usas.
8. Piensa que todo lo que ves en la Red no es cierto. Cualquiera puede poner cualquier cosa. Contrasta la información.
9. Mantén cautela si no conoces a la persona que está al otro lado. Cuidado con los amigos de los amigos.
10. En ningún caso te cites por primera vez a solas con alguien que hayas conocido en Internet.

Siempre he recomendado a mis alumnos universitarios que se cuiden mucho de lo que publican en sus redes, para no dar pie a interpretaciones erróneas sobre su vida, persona, ideales, gustos o preferencias.

Lo que hacemos en las redes indiscutiblemente guarda relación con nuestra “vida real”, pues no es posible pensar de forma separada una de otra. Lo que nos gusta, lo que apoyamos, lo que rechazamos o nos disgusta en las redes, es también lo que asumimos tal cual en nuestra vida cotidiana.

Sin caer en paranoia o alarmas exageradas, conviene matizar que la comisión de delitos como los descritos por el gobernador pudiera ocurrir en entornos específicos y claramente delimitados. Generalizar un caso es tan riesgoso como minimizarlo. Pero ya se verá la eficacia de los cuerpos de investigación delictiva y de seguridad cibernética que tanto énfasis ponen ahora en la persecución de criminales digitales.

Recuento especial

Mientras se desarrollaba la reunión del Grupo de Coordinación Veracruz en la zona centro del Estado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos dio a conocer un comunicado de prensa (http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Comunicados/2018/Com_2018_061.pdf) que no debió gustarle mucho al autónomo Fiscal veracruzano. Se trata de la recomendación 4/2018, con fecha de 28 de febrero pasado, en la que le hace notar al fiscal acerca de irregularidades cometidas por “diversos servidores públicos en la investigación de la desaparición de una activista que colaboraba con organizaciones que brindan acompañamiento a familiares de personas desaparecidas o ausentes en el Estado de Veracruz, cuyo paradero aún se desconoce. A la fecha no hay avances para presumir la causa de su desaparición e identificar a los probables responsables, por lo que el caso permanece impune”.

La recomendación de la CNDG enviada al Fiscal de Veracruz la puede consultar aquí: http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2018/Rec_2018_004.pdf

Hasta anoche, mientras escribía esta columna, el Fiscal, cuyo usuario de la red social de Twitter (@AbogadoWinckler) tiene una intensa actividad, no había emitido comentario alguno sobre el tema ni emitido tuit alguno. Tampoco la “cuenta oficial” de la Fiscalía del Estado (@FGE_Veracruz) había tuiteado sobre esto.

Ya se verá.

Twitter: @AngelArmengol