Rinde homenaje Cinemateca francesa al cine negro mexicano

12 marzo, 2018

París. La “mítica” Cinemateca francesa de París rindió homenaje al cine negro mexicano con la proyección de un ciclo de ocho películas realizadas entre 1943 y 1953 curado por el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).

El programa comenzó a exhibirse la semana pasada en el marco de la sexta edición del Festival “Toute la Mémoire du Monde” (Todo la memoria del mundo) que proyecta películas clásicas restauradas en las salas de la “Cinémathèque” (Cineteca) gala.

En el evento fílmico, que este año fue apadrinado por el gran director alemán Wim Wenders, se exhibieron “Crepúsculo” (1945), dirigida por Julio Bracho; “La diosa arrodillada” (1947), de Roberto Gavaldón; “Los dineros del diablo” (1945), de Alejandro Galindo, y “Distinto amanecer” (1943), de Julio Bracho.

También se proyectaron otras tres películas más dirigidas por Roberto Gavaldón, En la palma de tu mano (1950), La noche avanza (1953) y La otra (1946).

Las películas, dirigidas por algunos de los más importantes realizadores de la “Edad de oro”, fueron protagonizadas por algunas de las estrellas más importantes de aquel periodo como María Félix, Dolores del Río y Pedro Armendáriz, entre otros.

La película Que Dios me perdone (1947) del director Tito Davison, inauguró en la noche del jueves pasado las funciones del ciclo, cuyo estreno fue presentado por la programadora del Festival de cine de Morelia, Chloe Roddick.

“Es un gran honor estar presentando estas películas, presentando estos clásicos del cine mexicano, el patrimonio del cine mexicano, aquí, en este lugar tan importante y especial para la historia del cine”, destacó Roddick en declaraciones a Notimex.

“Nos sentimos muy honrados, muy afortunados de estar aquí y de que pueda presentar y hablar de las películas con el público. Es un regalo”, añadió sobre el programa que curó Morelia y en el que colaboraron la Cineteca Nacional, la Filmoteca de la UNAM y Fundación Televisa.

Roddick precisó que todas las películas del ciclo, siete de las cuales han sido digitalizadas, tienen en común a “ la Ciudad de México, espacios urbanos, al hombre moderno y la ciudad moderna”.

La exhibición, que partió de la iniciativa de la Cinemateca francesa que la solicitó al FICM de Morelia, supuso la primera vez que el ciclo se proyectaba en Europa.

Previamente, una selección menor de películas se había proyectado en el museo MOMA de Nueva York en 2015 y en el Archivo de cine de la universidad californiana de Berkeley.

Este ciclo y otros recientes en el exterior de cine mexicano “han sido realizados a iniciativa de la directora del Festival de cine de Morelia, Daniela Michel, quien ha hecho un gran trabajo en rescatar y promover el clásico mexicano en el mundo. Ahora estamos haciendo muchos programas de este tipo y es por su gran trabajo”.

“No se podía haber hecho tampoco sin los grandes archivos del cine de México que apoyan con copias, hacen digitalizaciones y restauraciones y de Fundación Televisa que tiene los derechos de casi todas las películas. Ha sido un esfuerzo colaborativo”, concluyó Chloe Roddick en entrevista.