Se pronuncia Arquidiócesis de Xalapa contra proyectos mineros en Actopan y Alto Lucero

10 junio, 2018

Yhadira Paredes. Xalapa. Luego de asegurar que la explotación minera a cielo abierto contamina el agua, el aire, el suelo, los ríos, los pozos y los cultivos, el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, anunció la adhesión de la Iglesia católica en la lucha contra los trabajos que pudiera hacer en la zona de Actopan y Alto Lucero la empresa canadiense Candelaria Minning Corp.

En el comunicado de este domingo de la se pronuncian contra la explotación minera de “Caballo Blanco”, “La Paila” y “El Cobre”, proyectos instalados en estos municipios.

Respaldó las acciones de la los integrantes de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LaVida) para detener la amenaza con olor a muerte de la explotación minera a cielo abierto por parte de empresas nacionales y extranjeras.

Suazo Reyes recordó que la explotación minera a cielo abierto contamina el agua, el aire, el suelo, los ríos, los pozos y los cultivos, por lo que conservó que no puede haber desarrollo sustentable cuando toneladas de cianuro envenenan millones de litros de agua al día; deforestan cientos de hectáreas de árboles y plantas.

“Lamentablemente, en el estado de Veracruz, se han dado muchas concesiones mineras. La codicia del capitalismo, la ambición desmedida y la corrupción impiden ver las riquezas y las bellezas naturales de esa zona, poniendo en riesgo la vida y el futuro de sus habitantes”.

Los habitantes de Actopan y Alto Lucero se muestran preocupados, dijo, por la falta de agua en la zona derivada de los trabajos mineros, así como la contaminación de los cuerpos de abasto del vital líquido, concluyendo que la megaminería tóxica en esta región es inviable.

Ante esta situación, la Arquidiócesis de Xalapa manifestó su adhesión y solidaridad con los lugareños y las instituciones académicas, religiosas, de investigación, organizaciones de la sociedad civil, así como las autoridades de algunos Ayuntamientos, quienes se pronunciaron por los derechos de los pueblos a un medio ambiente sano, al agua y al trabajo.

Asimismo, al exhortó hecho a los gobiernos federal, estatal, a los ayuntamientos, al congreso local y al congreso de la Unión para que se declare “Veracruz, libre de megaminería metálica y tóxica”.

Finalmente, a nombre de Arquidiócesis de Xalapa, su vocero invitó a las autoridades a hacer un frente común para defender la naturaleza y al ser humano.