Etiquetas: Artista


Joy Laville dio importante obra al mundo y a mexicanos: INBA

15 abril, 2018

México. La directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, describió a la artista y escultora de origen inglés Joy Laville como una mujer muy apreciada y reconocida dentro de las artes plásticas, que dio una importante obra al mundo y a los mexicanos.

“Joy Laville tenía una manera especial de plasmar su entorno, el paisaje y las mujeres, toda su plástica y estética es sumamente personal y con su partida se acaba esta forma de concebir el mundo”, destacó durante el velorio de la artista, fallecida el viernes en Cuernavaca, Morelos.

Aunque su partida deja un gran vacío, su obra supervive y estará siempre en el recuerdo de todos, por lo que es momento de que la gente que se ha acercado al arte y los jóvenes redescubran a una artista fuera de serie, convocó.

Respecto a la integrante de la Generación de Ruptura, Camacho externó que “todos los creadores que aportan y suman su legado a nuestra cultura siempre nos van a dejar en una orfandad, México está ahora de luto por su partida porque se nos va un ser humano extraordinario, una pintora y escultora de grandes vuelos”.

De acuerdo con un comunicado, luego de realizar la primera guardia de honor la directora del INBA adelantó que entre junio y julio esa institución realizará un homenaje a quien fue esposa del escritor Jorge Ibargüengoitia, ya sea en el Palacio de Bellas Artes, lugar de su última exposición, o el Museo de Arte Moderno.

En el lugar además estuvieron el gobernador de Morelos, Graco Luis Ramírez Garrido; la secretaria de Cultura local, Cristina Faesler; la coordinadora nacional de Artes Visuales del INBA, Magdalena Zavala; el director de Museos y Exposiciones de la Secretaría de Cultura de la entidad, José Valtierra, y el hijo de Joy Laville, Trevor Rowe, así como amigos y familiares.

Fuente: Notimex


Dedican antología al artista chino “El hombre invisible”

2 marzo, 2018

Roma. Liu Bolin o “The invisible man” (“El hombre invisible”) es protagonista de una muestra inaugurada en el museo del Victoriano de la capital italiana, en la que se relata toda la historia creativa del artista chino.

Bolin es célebre por su capacidad de mimetizarse en los ambientes que lo rodean, gracias a la técnica de la fotografía unida con el “body painting”.

Titulada “Liu Bolin. The invisible man”, la exhibición incluye 72 obras que documentan el nacimiento y el desarrollo de ese lenguaje muy personal, fruto de una mezcla de pintura y fotografía, pero también de perfomance e instalaciones, que da a la obra del artista un toque completamente original.

“Mi formación es de escultor, pero cuando en 2005 el gobierno destruyó mi estudio, comprendí que con la escultura no habría podido describir mi sentimiento de rebelión. Tenía solamente el cuerpo y ningún otro instrumento”, explicó el creador durante la presentación de la muestra a los medios.

Y es que su obra de “camuflaje” inició justamente cuando en 2005 el gobierno chino decidió destruir el barrio Suojia Village de Pekín, donde Bolin -como otros muchos artistas- tenía su taller, para darle otro destino urbanístico.

Como acto de rebelión, Bolin se mimetizó entre las ruinas y se hizo fotografiar, con lo que inició una protesta silenciosa a través de su presencia corpórea.

“Liu Bolin se convierte en parte de las ruinas de su propio taller, al mostrar el alma del lugar perdido a través de la propia figura que se confunde con las ruinas”, explicó el curador de la muestra, Raffaele Gavarro.

Ése, añadió, fue el inicio de un ciclo que tomó el nombre significativo de ‘Hiding in the city’ (Escondido en la ciudad), que no es otra cosa que un viaje por China, que comprende lugares emblemáticos, problemáticas sociales o identidades culturales.

Y fue a partir de esa imagen que inició una carrera que dura ya 13 años, y en la que Liu Bolin se ha hecho fotografiar ante los más importantes monumentos del mundo, pero también frente a librerías o supermercados, obras de arte, montañas de basura o entre los inmigrantes.

“En estos 13 años he intentado comprender la interacción entre el hombre y la realidad, buscando dar una voz a la espiritualidad”, confirmó el artista.

Según Gavarro, en imágenes aparentemente simples Lou Bolin es capaz de esconder mensajes sociales en una síntesis de múltiples lenguajes como la pintura, la instalación y la fotografía.

“Su obra es sin duda política porque está conectada con una idea de conocimiento. Él mismo pasa a formar parte de las cosas, en un intento de interpretar silenciosamente el mundo contemporáneo”, añadió.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 1 de julio, está dividida en siete secciones temáticas que van desde la original “Hiding in the City”, hasta “Hiding in Italy” (Escondido en Italia), en la cual el artista se sumerge en lugares simbólicos italianos, como el Coliseo, o monumentos de Venecia, Verona o Milán.

La tercera sección se llama “Hiding in the rest of the world” (Escondido en el resto del mundo) en la que el Liu Bolin es fotografiado en Londres, París, Nueva York, Nueva Delhi y Bangalore.

En las etapas de ese itinerario, que aún no ha finalizado, el artista afronta de manera neutral temas sociales de actualidad, como el frenesí del consumismo que emerge en otra sección, titulada “Shelves” (Estantes), o la cuestión de la migración en la sección llamada “Migrants”.

La sexta sección es titulada “Fade in Italy” (Desvanecerse en Italia), donde su figura “desaparece” entre la comida, el vino, la cultura, la moda o el mito de la Ferrari.

En la sección “Cooperations” presta su lenguaje creativo a algunas de las marcas mundiales más importantes de la moda, como Valentino, Lanvin, Jean Paul Gaultier y Angela Missoni, hasta convertirse en protagonista de la campaña de comunicación de la casa francesa Moncler.