Etiquetas: Cambio climático


Existencia de océanos impide un cambio climático más acelerado

19 agosto, 2018

México, 19 Ago. El papel de los océanos es tan importante que su existencia impide un cambio climático más acelerado y que la temperatura global de la atmósfera no sea más alta, ya que absorben más del 90 por ciento del calor de la Tierra relacionado con el clima.

Lo anterior es resultado de una investigación del Instituto de Física Atmosférica de la Academia de Ciencias de China (IAP CAS, por sus siglas en inglés), en el que se destaca que para los océanos del mundo, 2017 fue el año más caluroso y que el Atlántico y los océanos del hemisferio sur fueron los más afectados por este fenómeno.

Los especialistas del IAP CAS señalan que los océanos Atlántico y Sur han sido más cálidos que los océanos Pacífico e Índico. El Océano Atlántico y el Océano Austral, experimentaron mayores aumentos de temperatura que el período 1981 a 2010.

En el proceso climático, los océanos desempeñan papeles cruciales: absorben 30 por ciento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) y funcionan como amortiguador térmico al almacenar grandes cantidades de calor que luego transportan según sus movimientos, corrientes y profundidades, explica el IAP CAS.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) destaca los resultados de esta investigación a través de su página electrónica, pero advierte que el aumento de la temperatura en los océanos tiene serias consecuencias.

Una de ellas, precisa, es la expansión del agua al estar más caliente, lo que aumenta el nivel del mar, además de que la calidez de sus aguas representa menos oxígeno para el océano, blanquea los corales y causa derretimiento de los glaciares.

En México, el incremento de temperatura nacional no ha sido homogéneo a lo largo del territorio y la Semarnat señala que en 2015 los promedios más altos de temperatura media anual (de entre 30 y 35 grados centígrados) se registraron en la vertiente del Pacífico desde Chiapas, hasta Baja California Sur y en el Golfo de México y el Caribe. Mientras que los promedios más bajos fueron en Durango y Chihuahua (entre 10 a 15 grados centígrados).

Fuente: Notimex


Advierten aumento de temperatura en los océanos

4 agosto, 2018

México. De acuerdo con el Panel Internacional de Cambio Climático (IPCC, 2015), el calentamiento global continuará más allá del siglo XXI, mostrando variabilidad interanual, decenal y regional, señaló la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En su blog, la dependencia federal refiere que el Ártico se calentará más rápido que el resto del planeta y los continentes se calentarán más rápido que los océanos.

Y es que la temperatura superficial marina se incrementó 0.11 grados Celsius entre 1971 y 2010 por década (IPCC, 2013), mientras que la temperatura media nacional durante 2015 fue de 22.1 grados Celsius, valor 1.1 por arriba del periodo 1981-2010, temperaturas que hacen de 2015, junto con 2014, los más cálidos desde 1971.

Sin embargo, señala la Semarnat, el incremento de temperatura en México no ha sido homogéneo a lo largo del territorio.

Por ejemplo, en 2015 los promedios de temperatura media anual más alto, de entre 30 y 35 grados Celsius, se registraron en la vertiente del Pacífico desde Chiapas hasta Baja California Sur y en el Golfo de México y el Caribe; mientras que los promedios más bajos en Durango y Chihuahua, de 10 a 15 grados Celcius.

Según la evaluación del IPCC de 2013, entre 1983 y 2012 ocurrió el periodo más cálido de los últimos mil 400 años, y generó mayor frecuencia de ondas de calor en Europa, Asia y Australia (IPCC, 2013).

La Semarnat refiere que México ha presentado variación en la frecuencia e intensidad de fenómenos hidrometeorológicos extremos como los ciclones que han tenido impactos sociales, económicos y ambientales muy importantes sobre las regiones donde ocurren.

Incluso sobre aquellas que dependen de los recursos o bienes producidos en las zonas de impacto, porque la intensidad de los ciclones es influenciada directamente por el alza de la temperatura de los océanos.

Fuente: Notimex


Ola de calor en el mundo aumentaría drásticamente la mortalidad 

1 agosto, 2018

 

Melbourne. La mortalidad por las olas de calor aumentará de manera drástica en el futuro en muchos puntos del planeta debido al cambio climático, advierte un estudio internacional realizado por científicos de 19 países.

Según el estudio publicado en la revista Plos Medicine, si la población no logra adaptarse al incremento de las temperaturas derivado del cambio climático, en el próximo medio siglo el número de muertes por olas de calor aumentará drásticamente en las regiones tropicales y subtropicales del planeta, seguidas de cerca por Australia, Europa y Estados Unidos.

Por ejemplo, en diversos puntos de Estados Unidos la variación porcentual de la mortalidad relacionada con olas de calor estaría entre 400-525 en comparación con el período 1971-2010.

Según la Universidad de Monash, que encabezó la investigación en la que participaron centros de 19 países, en un escenario extremo habrá un aumento del 471 por ciento en las muertes por olas de calor en tres ciudades australianas: Brisbane, Sídney y Melbourne.

Este trabajo, que ha recopilado datos de 412 ciudades de 20 países, hace una predicción a futuro para los años entre 2031 y 2080 y relaciona la mortalidad con las olas de calor en diferentes escenarios en función de los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, adaptación y densidad de población.

No obstante, advierte el trabajo, ese aumento se vería reducido en los escenarios que aplicasen estrategias de mitigación para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) consideran que estos datos “podrían ayudar en la toma de decisiones para planificar estrategias de adopción y mitigación del cambio climático”.

“Si no podemos encontrar una manera de mitigar el cambio climático, de reducir los días de ola de calor, y ayudar a las personas a adaptarse a ellas, en el futuro habrá un incremento sustancial de fallecimientos relacionados con estos fenómenos, particularmente en los países más pobres, ubicados alrededor del ecuador”.

En este sentido, los autores recomiendan una serie de medidas de acción, entre ellas políticas específicas o regulaciones, planificación urbanística, la plantación de árboles en las ciudades, la accesibilidad de fuentes públicas de agua potable o la adecuación de las viviendas a las altas temperaturas.

Además, mejorar los servicios de atención sanitaria, la reducción de la pobreza, la redistribución de los recursos y la creación de un sistema de alertas de olas de calor.

Fuente: Notimex


Actividad agropecuaria, principal factor en destrucción de manglares: investigador

22 julio, 2018

Yhadira Paredes. Xalapa. El investigador del Instituto de Ecología (Inecol), Jorge López-Portillo, destacó que la expansión de la frontera agropecuaria es el principal factor que destruye los manglares, no sólo en Veracruz, sino en todo el país, por lo que es importante que se trabaje en su recuperación en coordinación con los productores y habitantes de las comunidades.

El académico dio a conocer que Veracruz es octavo lugar a nivel nacional en cobertura de manglares, lo que representa 5 por ciento de todo el país, toda vez que 50 por ciento se encuentra en la península de Yucatán, lo que sería Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.

Los proyectos de restauración y preservación de manglares, dijo, motivan por la participación de la comunidad, lo que se transforma en un beneficio importante para enfrentar situaciones como el cambio climático.

“Estos proyectos animan mucho porque hay un antecedente de que en este lugar la participación de la comunidad tiene un beneficio importante porque el que no conoce el medio, el ambiente, el recurso, está condenado a perderlo”.

Manifestó que se tiene que enfrentar al cambio climático y ésta es una estrategia, mejorar las condiciones ambientales, y lo que está deteriorado, rehabilitarlo, restaurarlo y generar una fuente de recursos, donde tiene que haber múltiples estrategias.

En ese sentido, explicó que una de las causas de pérdida de manglares fue la expansión de la frontera agropecuaria en el momento en que no se sabia su importancia y no estaban protegidos.

López-Portillo destacó que a nivel nacional se tienen 770 mil hectáreas, 38 mil en Veracruz, pero recordó que anteriormente se contaban en el país con 840 mil. Se han perdido unas 80 mil hectáreas de 1970 a la fecha.

Finalmente, consideró que se deben establecer programas de rescate en zonas como Tuxpan, en la laguna de Tampamachoco, donde se tienen 65 hectáreas con mangle muerto en 100 por ciento y 200 que están siendo afectadas; en Tecolutla se requiere renovar la circulación de los canales y es una zona que los ganaderos le ganaron al manglar; además de Zontecomapan.


Árboles, sinónimo de vida y testigos mudos del cambio climático

12 julio, 2018

México. Los árboles son sinónimo vida, producen oxígeno y absorben durante la fotosíntesis el dióxido de carbón; en ellos crecen distintos tipos de frutos y son el hogar de una gran diversidad de aves, pero además, en su interior, revelan registros del cambio climático en la Tierra.

Este jueves en México, se celebra el Día Nacional del Árbol. A través del color y ancho de sus anillos, las plantas perpetuas de tronco leñoso ofrecen a los científicos datos sobre su crecimiento durante cada año de vida.

Ofrecen información, por ejemplo, sobre las evoluciones de las estaciones del año: si la primavera se adelantó, cómo fue el desarrollo del verano y hasta si hubo incendios forestales en la zona y sobre las temporadas de lluvia.

Los aros de color claro de los árboles representan la manera en que creció en la primavera y principios del verano, los oscuros son la que progresó a fines del verano y otoño.

Un anillo claro más uno oscuro equivale a un año de la vida del árbol, precisa la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones climáticas locales, como lluvia y temperatura, brindan a los científicos información sobre el clima local de esa zona en el pasado. Este 11 de julio se celebró el

Según la agencia espacial estadunidense, los anillos de los árboles por lo general crecen más anchos en los años cálidos y húmedos, asimismo, son más delgados cuando hace frío y está seco. Si el árbol ha estado sometido bajo condiciones climáticas estresantes, como una sequía, este apenas podría crecer durante esos meses.

Los científicos pueden comparar árboles modernos con mediciones locales de temperatura y precipitación de la estación meteorológica más cercana.

Los árboles viejos pueden ofrecer información sobre cómo era el clima antes de que iniciara el seguimiento del clima en los Estados Unidos, en 1891.

Durante los últimos 100 a 150 años, en la mayor parte de los lugares, los registros climáticos diarios se han mantenido, por ello, para saber el clima de hace miles de años, los científicos recurren a árboles, corales y capas de hielo perforadas en un glaciar.

Fuente: Notimex


Reconoce Patricia Espinosa que el cambio climático es crucial para el mundo 

6 julio, 2018

Ciudad del Vaticano. La excanciller mexicana Patricia Espinosa advirtió aquí que el mundo se encuentra en un momento crucial en el combate al cambio climático, tras participar en una cumbre del Vaticano sobre el cuidado de la naturaleza.

En entrevista con Notimex, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, advirtió que “aún falta mucho por hacer” en la implementación del Acuerdo de París, suscrito en 2015 para frenar el calentamiento global.

Precisó que en la próxima cumbre de las Naciones Unidas COP24, prevista para diciembre en Polonia, se van a aprobar las reglas de operación del acuerdo y en ese encuentro quedará claro cómo los países van a informar sobre sus esfuerzos para mitigar los gases de efecto invernadero.

“La buena noticia es que todos los países han expresado que tienen interés en que este trabajo finalice en los términos decididos en las últimas conferencias, incluido Estados Unidos”, indicó.

“La fuente de preocupación tiene que ver con el hecho que algunos de los temas a incluir en esas reglas del acuerdo de París todavía queda mucho trabajo por hacer y tenemos muy poco tiempo, estamos hablando de un régimen que incluye a la totalidad de los países: 196 signatarios, 178 ratificaciones. Es muy poco tiempo para ponerse de acuerdo entre tantos”, añadió.

En este contexto, Espinosa destacó la importancia del encuentro convocado por el Vaticano bajo el título “Salvando nuestra casa común y el futuro de la vida en la tierra”, a tres años de la publicación de la encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado de la naturaleza “Laudato Si”.

Consideró fundamental mantener alta la atención sobre una realidad que afecta a toda la humanidad y destacó que existe “mucho interés y compromiso” porque se reconoce que el problema del cambio climático es una “agenda ineludible”.

“Estamos en el momento crucial en el cual el problema del cambio climático está dejando de ser una agenda que interesa a ciertos sectores de la sociedad a una agenda que está empezando a provocar un movimiento de la sociedad”, señaló.

“Estamos empezando, no quiero sonar tampoco demasiado optimista porque hay que mantener los pies en la tierra y ser muy objetivos de dónde estamos. Lo que estamos viendo es que la gente y las comunidades están viéndose directamente afectadas de una manera cotidiana y eso es lo que está provocando que la agenda sea absolutamente ineludible”, apuntó.

Más adelante, Espinosa reconoció que el mundo exige una “transformación muy de fondo” sobre cómo la humanidad va a vivir hacia el futuro, como individuos y como sociedad en su conjunto, una transformación que incluye la economía, el gobierno, la sociedad civil.

Eso implica transformar la escala de valores y darle una nueva importancia a los recursos naturales del mundo.

Si bien aceptó que existen muchos intereses económicos que se resisten a ese cambio, también destacó que algunas áreas del sector privado ya encontraron la forma de beneficiarse del cambio y de hacer una transición hacia otro tipo de negocios que son igualmente rentables.

“Es un escenario complicado porque se trata de políticas y acciones que toman mucho tiempo en dar resultado, eso no se compagina fácilmente con los ciclos políticos, pero al mismo tiempo hoy en día ser un político que no toma en cuenta esa agenda está empezando a resultar poco redituable”, constató.

Al mismo tiempo, subrayó que ya están totalmente superadas las discusiones de los años pasados sobre si el cambio climático es verdadero o no, entre otras cosas porque las evidencias científicas son muy claras.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado varias veces públicamente que según su opinión el cambio climático “no existe” y es un “invento” que busca afectar la economía de ese país. Por eso, se espera que ese país se retire del acuerdo de París.

Al respecto Espinosa aclaró que, por ahora, la administración de Washington no puede hacer efectiva su salida porque el mismo acuerdo establece que deben pasar tres años antes que cualquier país pueda anunciar su retiro, que exige otro año más para ser efectivo.

Por eso, anticipó que el compromiso estadunidense no puede romperse antes de 2020. “Tenemos este espacio de tiempo para construir un entendimiento sobre qué les preocupa más”, indicó.

En contraparte, la excanciller mexicana destacó que el crecimiento de la industria de la energía solar estadunidense es muy superior al crecimiento de la industria de combustibles fósiles, y ese desequilibrio -anticipó- tendrá su impacto en las decisiones futuras de la Casa Blanca.

“Estamos viviendo en un mundo donde están los gobiernos, pero existen otros actores con capacidad de impactar a nivel internacional más allá”, constató.

“Todas las iglesias tienen una capacidad de influencia y son parte de los pilares de las sociedades, en esa medida la encíclica ‘Laudato Si’ es un documento muy valioso para nosotros en el proceso. Trabajar con todas las comunidades religiosas, como con los sectores sociales, privados, es lo que necesitamos porque la lucha contra el cambio climático se dará a través de un movimiento”, apuntó.

Fuente: Notimex


Deshielo en la Antártida aumenta nivel del mar en el último lustro

17 junio, 2018

México. Un estudio reciente mostró que entre 2012 y 2017, la Antártida perdió 219 mil millones de toneladas de hielo al año, lo que hizo que el nivel del mar aumentara a un ritmo de 0.6 milímetros (mm) de forma anual.

La investigación dirigida de Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds, Reino Unido, y Erik Ivins, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), destaca que hasta 2012, año del último estudio de este tipo, la Antártida perdía 76 mil millones de hielo al año.

Las perdidas generaban que el nivel de los mares subiera a un ritmo de 0.2 mm por año, y desde entonces la Antártida ha perdido hielo a una velocidad tres veces mayor.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), destaca que dicha tendencia desfavorable en el continente se debe, en parte, porque los glaciares fluyen más rápido en la Antártida Occidental y la península Antártica.

La Antártida Occidental es la zona que sufrido en mayor medida el deshielo, al pasar de una merma de 53 mil millones de toneladas al año en los noventa a 159 mil millones de toneladas anules en 2012.

Lo anterior, debido al rápido retroceso de los glaciares de Pine Island y de Thwaites, por la mayor temperatura del agua marina bajo su barreras flotantes.

Los resultados publicados en la revista “Nature”, donde colaboraron 84 científicos procedentes de 44 organismos internacionales, es importante para saber cómo el cambio climático afecta la parte más remota del planeta y su impacto en el resto del mundo.

“Según nuestros análisis, se ha producido una aceleración en la pérdida del hielo en la Antártida durante la última década, lo que está provocando que el nivel del mar aumente hoy a mayor velocidad que en ningún otro momento de los últimos 25 años”, dijo Shepherd.

De acuerdo con la ESA el deshielo de la Antártida ha hecho aumentar el nivel del mar 7.6 centímetros desde 1992, y cerca de la mitad ha sido en los últimos cinco años.

Para el desarrollo de la investigación los científicos utilizaron datos de varios satélites como CryoSat y la misión Sentinel-1 de Copernicus, de la ESA.

Fuente: Notimex


Combate al cambio climático debe estar en agenda permanente del país

11 junio, 2018

México. Formar e implementar una política de estado en materia de cambio climático, a fin de cumplir los objetivos de México en relación al tema, es el propósito de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la siguiente administración.

A través de las “10 Propuestas por una Agenda Climática con Visión de Estado 2018-2024”, las OSC buscarán que estos puntos no sean tratados sólo un sexenio, pues esperan vayan más allá de las administraciones y partidos políticos.

“Hemos tratado de condensar en 10 medidas aquellos elementos que en opinión de nuestras instituciones y con base en el mejor conocimiento técnico, económico en la materia, pensamos son fundamentales para una política de estado en cambio climático”, destacó el director ejecutivo de la Iniciativa Climática de México (ICM), Adrián Fernández.

En conferencia de prensa, Fernández dijo que dicha política permitirá que sectores productivos, de la administración pública y de todos los niveles de gobierno realicen su tarea para combatir el cambio climático, “esto es reducir las emisiones de México”.

Subrayó que una política de estado se caracteriza porque trasciende una administración, pues existe un consenso de varios grupos políticos, la cual no se debe basar en los planteamientos de algún partido en particular.

“Política de cambio en cuanto a las inercias que hay en los grandes temas relacionados con el cambio climático, sobre cómo vemos la generación y el uso de la energía, los usos del suelo, cuidado de los bosques”, afirmó.

El primer punto de las 10 propuestas hechas por el World Resources Institute (WRI), Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) e ICM, es refrendar el compromiso de México con el Acuerdo de París, al tiempo que se atienden los rezagos en materia de mitigación.

“El Acuerdo de París tiene dos fallas fundamentales, la primera es que está basado en la buena fe de los países. Estamos lejos de la meta, y de los plazos que se establecieron, hay que aumentar la ambición del propio acuerdo”, planteó el director de Cambio Climático y Energía de WRI México, Andrés Flores Montalvo.

“La segunda falla es el tema del financiamiento, y con la salida de Estados Unidos del acuerdo se ve difícil que se pueda lograr la meta de movilización de 100 mil millones de dólares cada año para apoyar a los países en vías de desarrollo a partir de 2020”, agregó.

El segundo asunto atiende a la elaboración de planes sectoriales de descarbonización, a través de metas específicas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Entre los sectores destacan energía, transporte y agropecuario.

Fijar metas más ambiciosas de energías renovables para 2024, con un incremento de este sector hasta del 40 por ciento, es el objetivo del tercer punto. De igual forma, democratizar la energía mediante la generación solar distribuida, para posibilitar su crecimiento acelerado.

El punto cinco planteado por las OSC expresa la necesidad de corregir el actual precio del carbono y fortalecer un sistema de comercio de cero emisiones, este último como instrumento de política que permita alcanzar metas más ambiciosas de mitigación de manera flexible.

Incentivar la instalación de biodigestores con desechos pecuarios y evitar la construcción excesiva de infraestructura de refinación, así como la generación de electricidad con gas natural, son otros de los temas que fueron presentados.

Los puntos finales buscaran reducir las emisiones de metano en el sector petróleo y gas, además de garantizar que los automóviles sean limpios, eficientes, seguros, promover electro-movilidad e implementar programas de eficiencia energética en edición.

Adrián Fernández destacó que estos 10 puntos tienen como objetivo que México no se quede sólo en las buenas intenciones, para dar paso a la implementación de las medidas.

“Llegó el momento de establecer programas fuertes de adaptación, ya estamos sufriendo las causas del cambio climático y hay que prepararnos para esto”, dijo.

Fernández sostuvo que este tipo de conceptos deben de ser entendidos por todos los candidatos a la presidencia. “Hemos estado en contacto con todos los grupos, las campañas de los candidatos, hemos encontrado una amplia receptividad”, apuntó.

El director ejecutivo de ICM comentó que ahora observarán que se incorporen las medidas en las plataformas y en las políticas que implemente la próxima administración.

Fuente: Notimex


Química reticular, aliada en lucha contra el cambio climático

11 junio, 2018

Madrid. La química reticular, cuyos materiales porosos permiten la captura de gases y de dióxido de carbono, es una aliada presente en la lucha contra el cambio climático, afirmó hoy aquí su precursor, Omar Yaghi.

En entrevista con motivo del X Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA que recibirá el miércoles en esta capital, expuso que hay ya más de cien formas de aplicar estos materiales para un medio ambiente más limpio.

El químico jornado-estadounidense (Amán, Jordania, 1965) fue premiado por crear nuevos materiales capaces de capturar dióxido de carbono o agua de la atmósfera, mediante un “ensamblaje de ladrillos”, que ha permitido “una diversidad sin precedentes en la química”.

Yaghi describe su trabajo como “química reticular” en la que “une bloques moleculares mediante enlaces muy resistentes para formar estructuras” y que son además altamente porosos para esa captura y tratamiento de gases.

Con ello se crean los materiales de marco metalorgánico (MOF, por su denominación en inglés) cuya mezcla puede ser solo de orgánico o en mezcla con inorgánico, lo que permite tener un control molecular y atómico.

Recalcó que los diseños de estos materiales porosos han permitido ya más de 100 aplicaciones, que van desde almacenamiento de gas, atrapar CO2 o agua en la atmósfera desértica, en industria farmacéutica, electrónica, la catálisis, industria automotriz y otras.

El experto abundó que en la lucha contra el cambio climático “las soluciones son urgentes”, y para ello está el avance en captura de metano del gas natural, lo que lo ha trabajado los últimos 17 años con una compañía alemana.

Sostuvo que estos estudios permitieron conocer que, por ejemplo, un tanque de combustible con MOF puede almacenar tres veces más cantidad de metano que uno que no tiene esos materiales, debido que en los oficios la aplicación se compacta el gas.

La otra aplicación es para la captura del CO2, que requiere de materiales concretos para que no se mezcle con el agua que también se produce cuando se quema energía fósil.

Indicó que en ese caso el pasado viernes se publicó en Science Advances, el experimento de captura de agua en la zona desértica de Arizona, mediante un prototipo de MOF que da resultado.

El académico abundó que se trata de materiales que no son caros, y que incluso algunos componentes son naturales “lo que hace que esto sea un gran campo a partir de materiales útiles”.

Subrayó que será la sociedad la que defina cómo utiliza estos descubrimientos, porque hay varias empresas en comercializar estos materiales.

“Soy optimista en cuanto a que muchos de nuestros descubrimientos, especialmente lo relacionado con la captura de CO2, será utilizado por la sociedad. Es un material potencialmente para hacer al mundo mejor”, agregó.

Fuente: Notimex


México, preparado para enfrentar el cambio climático

5 junio, 2018

México. En México, al igual que en varias naciones, prevalecen condiciones de alta vulnerabilidad ante el cambio climático, por lo que el país ha desarrollado diversas herramientas para estar mejor preparado y hacer frente a los impactos adversos que se reflejan en fenómenos naturales como sismos, ciclones tropicales, heladas, altas temperaturas, entre otros.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el país o cuenta con una Ley General de Cambio Climático y tiene compromisos voluntarios de adaptación y reducción de emisión de Gases de Efecto Invernadero, así como una Estrategia y un Programa Especial de Cambio Climático para su implementación.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) promueve el desarrollo y la implementación de Programas de Adaptación al Cambio Climático en sitios resguardados, sus zonas de influencia y en regiones prioritarias para la conservación.

En tanto, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, entre otras instancias, han estudiado las condiciones de peligro a las que ha estado sujeto el país.

Una de las herramientas con las que cuenta México es el Diagnóstico de Peligros e Identificación de Riesgos de Desastres que comprende riesgos geológicos (sismos, tsunamis, volcanes, movimientos de la superficie del terreno natural); hidrometeorológicos (precipitación pluvial, tormentas de granizo y nieve; heladas, ciclones tropicales, escurrimiento, inundaciones, sequía erosión, viento y marea de tormenta).

También comprende riesgos como accidentes relacionados con sustancias químicas, residuos peligrosos, incendios forestales, además de retos como los de origen sanitario y socio-organizativos.

A su vez, la Conagua creó el Atlas Digital del Agua, el cual constituye uno de los instrumentos fundamentales de la Política Hídrica Nacional y provee información que contribuye a tomar decisiones apropiadas en relación al recurso.

En ese documento se hace una descripción de la información demográfica, socioeconómica y la división hidrológico-administrativa del territorio; contiene el ciclo hidrológico, muestra la disponibilidad nacional del agua, la precipitación pluvial, y la ubicación geográfica de ríos, cuencas y acuíferos.

Además abarca usos del agua y la infraestructura nacional para su aprovechamiento; impacto en la sociedad, señala el estado de los instrumentos de gestión y las formas de organización que posee la sociedad para administrar el agua y aporta datos para ubicar la situación nacional del agua en el contexto mundial.

Otra herramienta es el Atlas Nacional de Riesgos, cuya tarea es difundir conocimientos sobre los peligros e identificación de los riesgos de desastres que se presentan en el país y derivado de este instrumento, cada estado y cada municipio elabora su propio atlas de riesgos.

A partir de información publicada por el Cenapred, el Servicio Sismológico Nacional, el Laboratorio de Observación de la Tierra y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica se integra el Atlas Nacional de Riesgos, sistema que permite su visualización dinámica en un tablero único.

En cuanto a la calidad del aire, existe un mapa de trabajo colaborativo entre la Dirección de Monitoreo Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México y el Cenapred, el cual pretende dar un valor agregado al monitoreo de los contaminantes atmosféricos con el uso de diversas herramientas con que cuenta el Atlas Nacional de Riesgos.

A su vez, el Sistema de Información Geográfica sobre Riesgos contiene todos los mapas del Atlas Nacional de Riesgos, de peligro, exposición, vulnerabilidad y riesgo, clasificados según el tema para su visualización y análisis, mientras que en el Monitoreo de Fenómenos se consultan los que se generan y se actualizan de manera constante para su seguimiento y análisis.

El Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales ofrece la posibilidad de consensuar, sistematizar y aplicar de manera coordinada las acciones emergentes que permitan responder de forma inmediata a las necesidades urgentes de la población para la protección de la vida y la salud, alimentación, suministro de agua y albergue temporal, ante la inminencia de que ocurra un desastre natural o ante la ocurrencia del mismo.

Es una herramienta de coordinación en el alertamiento a la población y en la acción institucional, ante la amenaza ciclónica, que se sustenta en la interacción de los principales actores del Sistema Nacional de Protección Civil: la sociedad y sus organizaciones; las instituciones de investigación del fenómeno hidrometeorológico e inclusive quienes estudian sus efectos sociales; los medios de comunicación y la estructura gubernamental del Sistema Nacional de Protección Civil.

En tanto, el Atlas Climático Digital se fundamenta en la necesidad de disponer de mapas y datos del país que contengan información de distintas variables climáticas que son necesarias para una gran diversidad de usuarios, destacando la de modelar la distribución de la biodiversidad, así como para manejar o adecuar el impacto de un posible cambio climático sobre ella.

La parte financiera se atiende a través del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales, que proporciona suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia y de desastre, para responder de manera inmediata y oportuna a las necesidades urgentes para la protección de la vida y la salud de la población, generadas ante la inminencia, la alta probabilidad u ocurrencia de un fenómeno natural perturbador.

Por su parte, el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales tiene como objetivo revitalizar las iniciativas dirigidas a prevenir los desastres al hacer eficiente el aprovechamiento de los recursos financieros disponibles y magnificar los resultados ligados a la preservación de la vida e integridad física de las personas, así como la de los servicios e infraestructura pública y el medio ambiente.

En cuanto a adaptación al cambio climático, el compromiso de México es reducir la vulnerabilidad en 160 municipios; fortalecer las capacidades de las comunidades locales; incrementar las acciones de protección y restauración de los ecosistemas, además de lograr una tasa cero en deforestación y generar e implementar sistemas de prevención y alerta temprana ante eventos hidrometeorológicos extremos.

Fuente: Notimex