Etiquetas: Ciencia


México necesita promover mayor investigación vulcanológica: especialista

19 junio, 2018

México. Países como México donde existe un importante número de volcanes activos, deben promover mayor investigación vulcanológica que permita estar más preparados ante cualquier peligro, afirmó el especialista del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), Pablo Dávila Harris.

El también jefe de la División de Geociencias Aplicadas de ese centro explicó que en el Cinturón Volcánico Transmexicano existen alrededor de 30 volcanes activos, entre los cuales no sólo están el Popocatépetl, Volcán de Colima y Citlaltépetl o Pico de Orizaba, sino otros ubicados en las costas del Oceáno Pacífico, hasta el Golfo de México en el Estado de Veracruz.

Destacó que un volcán activo es todo aquel que haya tenido alguna actividad registrada en los últimos 10 mil años, por lo que consideró que no es un concepto fácil de establecer en cráteres que no han sido estudiados a fondo.

El doctor en Geología del IPICYT y uno de los dos vulcanólogos que existen en San Luis Potosí, destacó que México realiza monitoreo de volcanes desde la década de los años ochentas, sobretodo posterior a la erupción de El Chichonal.

Sin embargo, agregó en un comunicado de este centro de investigación, es necesario incrementar y promover más la investigación vulcanológica, a fin de generar conocimiento que lleve a estar más preparados ante los peligros volcánicos.

“No debemos esperar a que sucedan tragedias como han pasado en algunas partes del mundo para financiar proyectos de investigación”, subrayó Dávila Harris.

Insistió en que es importante conocer las “historias evolutivas” de un mayor número de cráteres del territorio nacional, para identificar comportamientos probables.

Afirmó que en el caso reciente del Volcán Fuego en Guatemala, “la instrumentación que se tenía de monitoreo era muy limitada, se conocían los riesgos por su historia geológica explosiva, pero no hubo suficiente comunicación de los peligros y riesgos volcánicos por una probable actividad”.

Mencionó que en el caso del Volcán de Colima, al que determina como el “más activo” de México, se le ha investigado ampliamente, y en la actualidad se reconoce un proceso de formación de un domo sumital y la destrucción del mismo, lo cual se ha mantenido en esta actividad durante varios años, y muy probablemente continuará así por un largo periodo.

Fuente: Notimex


Entender desarrollo y potencial de huracanes con uso de matemáticas

17 junio, 2018

México. Las matemáticas pueden tener una aplicación mucho más práctica de lo que uno puede imaginar para ayudar a entender el potencial y desarrollo de los huracanes, con lo que se estaría aportando una herramienta que permitiría definir escenarios de riesgo con antelación suficiente y mayor precisión.

Es por ello que el coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física de la Universidad Iberoamericana (Ibero), Alfredo Sandoval Villalbazo, ha dedicado una parte de su labor a ayudar a comprender la importancia de las matemática de los Huracanes.

Al compartir su experiencia con Notimex, el investigador destacó que debemos aprender a ver a esta disciplina desde un punto de vista más dinámico, ya que por lo general “estamos acostumbrados a cosas graduales y de forma uniforme y lineal”.

Con las matemáticas aplicadas de manera básica y lineal, uno puede determinar cuánto va a tardar un planeta en darle la vuelta al Sol o cuando habrá un eclipse de manera precisa, al grado de que “incluso podemos jugar a ser caza eclipses, acudiendo a los lugares y haciendo itinerarios.

En el caso de los huracanes, dijo, esto no pasa ya que las ecuaciones que solemos aplicar no son lineales y están sujetas a cambios en sus soluciones, debido a que se presentan otros factores como podrían ser la variación de una frontera, así como el calentamiento o enfriamiento del agua.

En pocas palabras se afectan las leyes físicas como la conservación de la masa, el balance de ímpetu y el balance de energía, lo que nos lleva a un conjunto de ecuaciones diferenciales.

Para poder definir la peligrosidad de un huracán, explicó, es indispensable apoyarnos en sistemas de computación avanzados que permiten desarrollar modelos hasta con cuatro o cinco días de anticipación.

Sandoval Villalbazo advirtió que en particular hoy el planeta está pasando por un indiscutible fenómeno de calentamiento global, por lo que los fenómenos son más violentos, de ahí que huracanes como Harvey, en 2017, sorprendió no solo a los gobiernos y a las poblaciones, sino a los propios científicos.

Y es que, en este caso particular, se trató de un remanente de depresión tropical que pasó por encima de Yucatán, “sin que nos diéramos cuenta”, para luego recorrer una zona de temperaturas altas, producto del calentamiento global y que ha hecho que los océanos estén más calientes.

Gracias a este hecho, el sistema aumentó su energía y en un periodo de 12 a 14 horas pasó de ser un huracán categoría 1 a 4 en la escala de Saffir-Simpson, y luego se estacionó durante días frente a las costas, “generando lluvias que nadie habría podido diagnosticar unos días antes”.

Desde luego, aclaró que es importante entender que las matemáticas de los huracanes revela que “no podemos interferir este tipo de fenómenos con toda la anticipación que quisiéramos, y ello no es tanto que no sepamos los científicos, sino que se trata de que el fenómeno mismo tiene elementos de caos”.

Por ello, enfatizó, es importante que la gente esté mucho más preparada para cambios súbitos

A pesar de que puedan presentarse estos casos, es indispensable estar siempre preparados, ya que si hay un fenómeno violento, siempre existe el riesgo de que éste aumente su fuerza y genere afectaciones a millones de personas, como pasó con Irma y que por su causa se tuvieron que desplazar millones de personas.

Actualmente, dijo, existen diversos modelos para determinar la trayectoria y el famoso “cono de incertidumbre” y que consiste en sumar toda una serie de probabilidades que podrían presentarse durante el trayecto de un huracán.

Todas estas ecuaciones se ingresan a una computadora y se reproducen las posibles trayectorias, y si alguna se repite o tiene similitudes constantemente, es entonces que se da la información sobre “la posible trayectoria que podría tener el huracán”.

Para ello, se utilizan modelos de ecuaciones de transporte y se aplican los distintos modelos de predicción, luego de lo cual se corren los códigos de la solución de las distintas ecuaciones que surgen de éstos y otros factores para definir posible trayectorias, magnitud y efectos.

Finalmente, si convergen muchas trayectorias posibles en la misma dirección, es entonces que se difunde la información para poner en alerta a la población, pero siempre con la limitante de que “no podemos usar esas predicciones más allá de unos cuantos días”.

Esa es la diferencia con la física determinista, donde podemos saber las cosas por siglos como los eclipses, la trayectoria de los cometas, y las fases lunares, pero también implica una importante oportunidad para comenzar a tomar en serio y ver de diferente manera a las matemáticas de los huracanes.

En ese sentido, el académico aseguró que sería ideal que muchos jóvenes se acercaran al área de matemáticas y comenzaran a incursionar en la aplicación de los diferentes modelos que pueden ayudar a definir con mayor precisión la fuerza y dirección de un huracán.

Para el especialista de la Ibero el reto es desmitificar la idea de que las matemáticas son aburridas o sólo exclusivas para un grupo de la población, para lo cual es importante ayudar a los estudiantes, desde niños, a experimentar por sí mismos los resultados de las matemáticas y la física.

Fuente: Notimex


Realizan estudio científico sobre primates para entender la inteligencia humana

13 junio, 2018

México. Científicos de México, Uganda y Etiopía realizaron una investigación sobre el comportamiento de chimpancés, monos araña y geladas y, después de tres años de observación, analizan los datos con miras a calcular la complejidad social de los primates.

En este trabajo colaboraron biólogos, físicos y antropólogos y se centraron en dichas especies por ser las más inteligentes de sus géneros taxonómicos, y porque exhiben una tendencia a formar subgrupos dentro del colectivo o a forjar alianzas entre grupos.

Es probable que la inteligencia humana y lo que viene aparejado con ella, como nuestra capacidad para el lenguaje, hacer ciencia o mentir, sean resultado de la incertidumbre experimentada por nuestros ancestros evolutivos al intentar sobrevivir en sociedades cada vez más complejas, afirmó Gabriel Ramos Fernández, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) e integrante del equipo científico explicó que este estudio se realizó desde la perspectiva de las ciencias de la complejidad, “las cuales buscan entender las estructuras que surgen de las interacciones entre elementos de cualquier sistema”.

Los científicos midieron la entropía a partir de la variabilidad de los subgrupos en cuanto a composición, y con ello crearon un algoritmo en lenguaje de programación enfocado al análisis estadístico.

Este código lo dieron a conocer en la revista “Proceedings B”, de la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural, y UNAM Global también informa de esta investigación.

Los expertos monitorearon el comportamiento de tres manadas: una de geladas en el Parque Nacional de Simen, de Etiopía; de chimpancés que habitan en el bosque de Budongo, en Uganda, y la de monos araña que se encuentran en el Área de Protección de Flora y Fauna Otoch Ma ax Yetel Kooh, en la península de Yucatán, México.

El equipo de trabajo determinó que mientras las dos últimas especies poseen una complejidad social alta en función de los niveles de fisión (formar subgrupos dentro del colectivo) y fusión (forjar alianzas entre subgrupos), los geladas forman conjuntos estables en cuyo centro hay un macho con muchas hembras, estructura un tanto inamovible.

“En contraste, chimpancés y monos arañas se parecen más a los humanos en cuanto a su complejidad social, pues tienden a agruparse de forma poco predecible, su dinámica de fisión-fusión es fluida y los individuos entran, salen y se mezclan en subgrupos en forma imaginable”, detalló Ramos Fernández.

Por esto, ambas especies experimentan mayores dificultades al determinar quiénes son sus aliados y quiénes no generando incertidumbre, por lo que han desarrollado estrategias que, según Gabriel Ramos, son un indicio del comportamiento social de los seres humanos.

La llamada teoría de la mente explica la habilidad humana para “ponernos en los zapatos del otro” y anticipar sus pensamientos y sentires. Esto permite elegir qué comunicamos a fin de informar, engañar, mentir o manipular, según convenga.

El especialista de la UNAM dijo que a medida que el mundo social se complejizó, estas destrezas se fueron perfeccionando, por lo que consideraron relevante generar métricas para contrastar dichas capacidades en distintos animales.

Así, a través de las discrepancias, es posible definir los procesos por los cuales las especies fueron divergiendo y diferenciándose, y determinar en qué momento surgieron ciertas características y desparecieron otras.

Este proyecto nació un 20 de octubre de 2015 en Yucatán, a partir de un taller internacional sobre fisión y fusión. Fue ahí donde se planteó la viabilidad de usar la entropía para medir la variabilidad en la composición de los subgrupos.

Tres años más tarde, el resultado es el algoritmo que permite realizar dichos cálculos, y si bien esta indagatoria esclarece algunos aspectos de la evolución del homo sapiens y hace visibles determinados andamiajes sociales, para el investigador del IIMAS el propósito es ofrecer una medida estándar que permita evaluar datos de cualquier agrupación.

Fuente: Notimex


Necesario crear Secretaría de Ciencia y Tecnología en el estado: Pensado Díaz

3 junio, 2018

Juan David Castilla Arcos. Xalapa. Es necesario transformar el Consejo Veracruzano de Investigación Científico y Desarrollo Tecnológico (Coveicydet) en una Secretaría de Ciencia y Tecnología, para garantizar el desarrollo del estado en dicha materia.

Así lo expresó Héctor Omar Pensado Díaz, director del Centro de Investigación Atmosférica y Ecológica, quien añadió que hasta el momento ninguna autoridad ha contemplado esa propuesta.

“Veracruz necesita una Secretaría de Ciencia y Tecnología que vincule a la iniciativa privada con la académica y con el gobierno para hacer un triángulo de efectividad en la generación de ciencia básica, de ciencia aplicada y de la producción de nuevas empresas”.

A su juicio, en las universidades cursan jóvenes “brillantes” y “valiosos”, que podrían ser generadores de nuevas empresas para apoyar al desarrollo económico del estado.

“No necesitamos ver tanto al extranjero, dicen: vamos a hacer vinculaciones aquí y allá, necesitamos ver al interior para desarrollar las potencialidades que tiene el pueblo de Veracruz, tiene un potencial gigantesco, ese es el qué hay que aprovechar y ver al interior, para reorganizarlo”.

El especialista admitió que se requerirían recursos económicos para la optimización de la Secretaría de Ciencia y Tecnología; sin embargo, subrayó que cualquier secretaría se nutre también de presupuestos federales y estatales.

“Y eso se tiene que someter a un estudio profundo, pero yo involucraría a la iniciativa privada para que también ellos participen vía incentivos fiscales que también existen, o la creación de un fondo para el desarrollo de científicos que generen incubadoras tecnológicas en el estado”.

Pensado Díaz refirió que si no existen recursos económicos para la creación de la dependencia estatal, debe buscarse la manera de consolidarla.

“Tenemos que ver la forma de hacerlo sin recursos también, pero mover todo lo qué hay alrededor, porque si está estático, si no se mueve nada, no tenemos mucho futuro”, remató.


Seleccionan a estudiante mexicana para participar en Campamento de Ciencia Juvenil

1 junio, 2018

México. La estudiante mexicana Daniela Sofía Jiménez Núñez participará durante el verano en el Campamento Nacional de Ciencia Juvenil 2018 (National Youth Science Camp), al cual asistirán más de 100 jóvenes con aspiraciones científicas.

La alumna de la Unidad Académica Preparatoria Hermanos Flores Magón, de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), fue una de las mexicanas seleccionadas por el gobierno de Estados Unidos para ser parte de este proyecto organizado por la National Youth Science Foundation.

La estudiante de tercer grado, quien ha participado en otros programas como el Binacional Jóvenes en Acción, viajará hasta el Bosque Nacional Monongahela en Virginia Occidental, Estados Unidos, donde se realizará el campamento del 27 de junio al 21 de julio.

Jiménez Núñez comentó que el año pasado por el programa Jóvenes en Acción conoció a un amigo de Zacatecas quien le platicó sobre esta beca y al leer la convocatoria se le hizo interesante, por lo que decidió participar.

En un comunicado de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), mencionó que para poder aplicar a esta beca se deben cumplir con ciertos requisitos, entre ellos gusto por la ciencia, comprensión del idioma inglés y demostrar su participación en otros proyectos afines.

Este programa elige a dos estudiantes por país en Latinoamérica y dos por cada estado de Estados Unidos, para darles la oportunidad de reforzar su conocimiento en el área de la ciencia.

Durante el campamento, la estudiante mexicana tendrá la oportunidad de realizar prácticas en laboratorio, participar en conferencias y seminarios impartidos por destacados científicos de Estados Unidos.

Fuente: Notimex


Arranca en Inecol programa de fomento en niños y jóvenes al interés científico y tecnológico

30 mayo, 2018

Yhadira Paredes. Xalapa. Este miércoles iniciaron su estancia por tres días en el Instituto de Ecología (Inecol) 102 pequeños de sexto año de primaria, secundaria y bachillerato que llevan a cabo el desarrollo de proyectos con apoyo de investigadores de la institución, señaló Andrea Farías Escalera, coordinadora del centro de reclutamiento de nuevos talentos.

Lo anterior en el marco del Programa de Fomento al Interés por la Carrera Científica y Tecnológica que se lleva a cabo en el Inecol y cuyo objetivo es encausar a los niños para que conozcan en qué trabaja un científico.

“Tienen la oportunidad de elegir una carrera científica, los invitamos tres días para que desarrollen una investigación, con apoyo de un investigador utilizando todo el instrumental. El día de hoy inicia su estancia de investigación 102 participantes de Xalapa, Coatepec, Xico, municipios cercanos de escuelas de primaria a partir de sexto año, secundaria y bachillerato”.

Explicó que se convocó a las nuevas escuelas para presentar su propuesta, en función de sus proyectos de investigación.

“Ahí lo que hacemos es a través de las escuelas, es invitarla a una reunión informativa para el programa, porque solo puede venir un niño por escuela, un representante. Hacemos una selección a partir de una carta de extensión de motivos, ferias de ciencia y resultados, o un concurso”.

Finalmente, indicó que se hizo la convocatoria en el mes de febrero, se inició el proceso de selección en marzo y el registro se llevo a cabo en abril, por lo que ahora se presentarán 60 proyectos de investigación el próximo 19 de junio en el IMAC.


Google rinde homenaje al científico danés Søren Peter Lauritz Sørensen

29 mayo, 2018

México. Este martes, el buscador internacional Google, dedicó su doodle interactivo al científico danés Søren Peter Lauritz Sørensen, célebre por describir la escala potencial de hidrógeno (pH), que permite describir la calidez o sustancia de una sustancia.

En su página principal, Google muestra a un científico y un pequeño juego para descubrir el nivel de acidez de productos como jitomate, limón, huevo, brócoli, agua, entre otros, donde el usuario puede dar click y verificar si su respuesta es correcta o no.

Sørensen, nacido en Havrebjerg, Dinamarca el 9 de enero de 1868, desarrolló en 1909 esta escala que se utiliza actualmente para describir la acidez o alcalinidad de una sustancia o solución.

El danés estudió el efecto de la concentración de los iones sobre las proteínas, y por qué el ion H+ era particularmente importante, además se encargó de obtener la fórmula para manejar números enteros en el pH, valores de gran importancia en ramas como la medicina, el tratamiento del agua y la química.

El científico fallecido el 12 de febrero de 1939 en Copenhague, Dinamarca, se hizo acreedor a gran cantidad de premios por su trabajo, no obstante, no logró hacerse de un Premio Nobel.

Fuente: Notimex


Revela científica mexicana riesgos para México por cambio climático

14 mayo, 2018

México. El derretimiento de los glaciares en la Antártida importa a México porque deriva en el incremento del nivel del mar, con lo que Cancún y Villahermosa podrían estar en el mapa de potencial desaparición, dijo la científica mexicana Sandra Guzmán, quien recién regresó de una expedición internacional en la región Antártica.

Como parte de la iniciativa australiana Homeward Board que busca fortalecer el liderazgo de las mujeres en la ciencia, Sandra formó parte de una expedición con 80 mujeres científicas para estudiar los efectos del cambio climático y las acciones que se pueden implementar para enfrentarlo.

Sandra explicó a Notimex que durante su trabajo que duró aproximadamente 20 días en la expedición en la Península Antártica, donde se han establecido bases de investigación de diferentes países, consistió en documentar los efectos del cambio climático mediante intercambio de diversos materiales de algunos de los científicos establecidos en la región.

Entre los hallazgos, destaca que el derretimiento de hielo en la Península Antártica, ocasionado por el aumento de la temperatura en el planeta, es cada vez más acelerado, lo que deriva en enormes porciones de hielo que han desaparecido y que además ya no se recuperan.

Ello, aunado a que la región concentra 80 por ciento de las reservas de agua dulce en el mundo, por lo que el derretimiento de hielos deriva en agua dulce que se mezcla con la salada del mar, lo que se traduce en pérdidas de las reservas acuíferas del planeta; ello, sumado a una reducción sustancial de pingüinos Antelia, los cuales mueren de hambre debido a que se alimentan de crill, un crustáceo cuya pesca en la actualidad se realiza de manera masiva.

Otra de las observaciones que realizó Guzmán durante la expedición por la Antártida es que la región, además es el continente más seco y frio del planeta tierra; no llueve, solo nieva, y se han observado lluvias líquidas; incluso, las personas que viven en las bases de investigación refieren que hay un cambio exponencial y se han observado fenómenos más radicales en los últimos diez años.

A este panorama habría que sumarle los esfuerzos que se han realizado para evitar el incremento del turismo en la región que hace diez años sumaba unos 15 mil visitantes anuales y en los últimos años, se han llegado a contabilizar hasta 70 mil.

La investigadora destaca la importancia de que México forme parte del Tratado Antártico, del cual forman parte diversos países para implementar acciones en este sentido y ha promovido acciones de cambio climático en el mundo.

“A lo mejor muchas personas pensarán que a México qué le importa eso, pero solo para dar un dato, con el derretimiento de los glaciares el nivel del mar aumenta cada vez más y algunas ciudades como Cancún y Villahermosa están en el mapa de potencial desaparición a raíz del incremento del nivel del mar, entonces no es ajeno a México”.

Sandra Guzmán, que en la actualidad busca la manera de incrementar inversiones en materia de cambio climático, añadió que a México deberían importarle los cambios que se han detectado en la Antártida, los cuales generarían más transformaciones en el sistema de precipitación a nivel global y México es un foco vulnerable a eventos con huracanes, con lo que con estas alteraciones se podrían intensificar en número y en intensidad.

“Aunque vamos muy tarde para salvar a muchos de los ecosistemas que ya están en severo peligro, todavía podemos hacer algo para recuperar especies, para recuperar ecosistemas”, agregó Sandra, que con solo 34 años de edad, reafirmó que en el mundo existen muchas mujeres que como ella, desempeñan acciones importantes para combatir los efectos del cambio climático.

Fuente: Notimex


Desarrollan batería a base de agua que almacena energía eólica y solar

2 mayo, 2018

México. Científicos de la Universidad de Stanford desarrollaron una batería de manganeso-hidrógeno que almacena energía eólica y solar, lo que representa una alternativa para reducir el uso de combustibles fósiles que emiten carbono.

La batería, a base de agua, proporciona una forma económica de almacenar energía eólica o solar. El prototipo de batería mide sólo tres pulgadas y genera la misma electricidad que las linternas LED que cuelgan de un llavero.

Los investigadores confían en que pueden escalar esta tecnología al ámbito industrial, que podría cargar y recargar hasta 10 mil veces y con una vida útil superior a una década.

El profesor de ciencia de materiales en la Universidad de Stanford y autor principal del artículo, Yi Cui, dijo que la tecnología de baterías de manganeso-hidrógeno podría ser una de las piezas que faltan en el rompecabezas energético de la nación.

También añadió que puede ser una forma de almacenar energía eólica o solar, para disminuir la necesidad de quemar combustibles fósiles, lo que implica la emisión de carbono cuando las fuentes renovables no están disponibles.

“Lo que hemos hecho es arrojar una sal especial al agua, caer en un electrodo y crear una reacción química reversible que almacena electrones en forma de gas de hidrógeno”, señaló al explicar el desarrollo de esta batería.

El especialista estimó que dada la expectativa de vida útil de la batería a base de agua, costaría un centavo almacenar suficiente electricidad para alimentar una bombilla de 100 vatios durante doce horas.

“Creemos que esta tecnología prototipo, podrá cumplir los objetivos del Departamento de Energía para la practicidad de almacenamiento eléctrico a escala de servicios públicos”, indicó.

Definió que hay varios tipos de tecnologías de baterías recargables en el mercado, pero no han demostrado su practicidad.

Por ejemplo, especificó que las baterías recargables de iones de litio, que almacenan pequeñas cantidades de energía necesarias para operar teléfonos y computadoras portátiles, se basan en materiales raros y, por lo tanto, son demasiado caras para almacenar electricidad en un vecindario o ciudad.

Y el almacenamiento a escala de red requiere una batería recargable de alta capacidad y bajo costo, por lo que el proceso de manganeso-hidrógeno parece prometedor, afirmó.

Los investigadores informaron que será necesario probar la batería de hidrógeno de manganeso en condiciones reales de almacenamiento de la red eléctrica, para evaluar realmente el rendimiento y el costo de su vida útil.

Cui precisó que ha tratado de patentar el proceso a través de la Oficina de Licencias Tecnológicas de la Universidad de Stanford y planea formar una compañía para comercializar el sistema.

Fuente: Notimex


Colección de libros infantiles “Cuete a la luna”, un asomo a la ciencia divertida

28 abril, 2018

México. La colección “Cuete a la Luna”, dirigida al público infantil, editada por el Colegio de Posgraduados a partir de su espíritu de investigación, análisis y difusión de la ciencia, “tiene el objetivo de darle a los niños entre seis y 12 años, o más, la posibilidad de acercarse y asomarse a la ciencia de forma amena, pero sin concesiones”.

Así lo manifestó el doctor Said Infante Gil, editor general del mencionado cuerpo colegiado y responsable de la colección, en entrevista con Notimex en ocasión del lanzamiento de la obra, resultado de años de investigación en el amplio mundo del conocimiento humano.

Amigo de una multitud de integrantes de la comunidad científica internacional, señaló a Notimex que para cada número de la serie pide a los autores no ser condescendientes con los niños y que si hay que usar un lenguaje que posiblemente no conozcan, lo hagan, “ya que actualmente saben manejar la información de internet mejor que muchos adultos”.

Los tres títulos editados hasta hoy, mencionó el doctor, ofrecen contenidos que se sujetan al más riguroso estudio científico, consecuentemente, aseveró, “Cuete a la Luna” viene a llenar un hueco absoluto en la difusión científica para niños, pues aunque a lo largo de los años han existido otros intentos, carecen de seriedad, certeza, o de ambas cosas a la vez.

Es la primera vez que en el Colegio de Postgraduados lanza una colección de libros de ciencia para niños y hasta el momento, lleva publicados tres títulos: “De la A hasta la Z”, para colorear con textos y términos científicos explicados de forma sencilla y lúdica para los más pequeños; “¡La genética sí es cosa de juego!” y “La ciencia y yo”.

El tomo 1, “¡De la A hasta la Z, los nematodos colorean nuestras vidas!”, de 67 páginas, es de la autoría de Inge Dehennin, Nic Smol y Roland Perry. Este volumen ilustra a los menores de edad sobre unos curiosos seres vivos, gusanos redondos conocidos como oxiuros, lombrices intestinales, gusanos filiformes, anguílulas… y nematodos, y de ellos habla.

Advierte que aun cuando pocas personas conocen algo acerca de estos animales, los nematodos están en todos lados y hay muchos de ellos, por ejemplo, en la arena de las playas, en las papas sembradas en un jardín, en lo profundo del mar y hasta en el espacio exterior; los nematodos pueden ser microscópicos o llegar a medir varios metros de largo.

El tomo 2, “¡La genética sí es cosa de juego!”, sintetiza en 82 páginas el conocimiento de Germán Mingramm Yarza, Perla Xóchitl Olivares Mercado, Miriam Sánchez Vega, Erika Janet Zamora Macorra, Jorge Luis Flores Sánchez, Jesús Antonio García Espinoza, Ma. Guadalupe Hernández, Cristina Pineda Alarcón, y Paulina Haydee González Fierro.

Compilado por Ismael Hernández y Reyna Isabel Rojas, e ilustrado por Daniela de la Torre, explica que la genética estudia la herencia y la variación; la herencia se refiere a las características que se heredan de los padres, (color de los ojos o la forma de la nariz) y la variación hace que aunque se tengan rasgos de los papás, no ser idénticos a ellos.

El tomo 3, “La ciencia y yo”, tiene 127 páginas donde las preguntas hipotéticas que frecuentemente hacen niños de entre nueve y 12 años, hallan respuesta en la voz de científicos de verdad.

El editor es el propio Said Infante Gil, las ilustraciones de Daniela de la Torre, y aborda temas de agronomía, biología, historia, matemáticas/estadística, y de sociología siempre tratados con un lenguaje claro y sencillo, más no por ello menos serio y cierto.

Said Infante Gil nació en Sinaloa en 1945 y desde 2007 es editor general del Colegio de Postgraduados, a cargo de tres revistas y cuatro colecciones de libros: “Biblioteca básica de agricultura”, “La gaya ciencia”, “Deliberaciones” y “Memoria recobrada”. Ha publicado 13 libros y alrededor de 40 artículos en revistas nacionales e internacionales.

Conferencista en varias instituciones mexicanas, peruanas, venezolanas, brasileñas, chilenas, argentinas y españolas, ha impartido su cátedra en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y en otras universidades. Desde 1972 es profesor investigador en el Colegio de Postgraduados.

Tras informar que su biografía está incluida en el “2000 Outstanding Scientists 2010”, del International Biographical Centre (34th edition, Cambridge, England), y en el Great Minds of the 21th Century, del American Biographical Institute, Infante rubricó: “La distribución de esta nueva colección está garantizada en las principales librerías del país”.

Fuente: Notimex