Etiquetas: Cuba


Maduro visita a nuevo presidente de Cuba

20 abril, 2018

Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viajó hoy a Cuba con el propósito de expresar su solidaridad y apoyo al nuevo mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, elegido el jueves por la Asamblea Nacional de la isla.

En rueda de prensa en el aeropuerto internacional de Maiquetía, Maduro manifestó que buscará seguir avanzando en la alianza con Cuba, por lo que lleva propuestas con base en su experiencia de cinco años en el poder en Venezuela.

“Vamos visualizando estos años que están por venir en esta segunda década del siglo XXI (…) Llevo nuevas propuestas para solidificar la alianza humana, económica, energética e integral entre Cuba y Venezuela, a decirle (a Díaz-Canel): siempre unidos, Cuba y Venezuela”, indicó el mandatario.

Asimismo, Maduro señaló que espera reunirse también con el expresidente Raúl Castro, a quien llamó “hermano mayor”.

“Espero darle además un abrazo a nuestra hermano mayor, Raúl Castro, para ratificar nuestra hermandad de labor cumplida (…) al frente de agrupaciones como la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), Petrocaribe, una unión gestada por el comandante Hugo Chávez y Fidel (Castro)”, sostuvo.

Maduro destacó que las relaciones entre Venezuela y Cuba han llegado en la presente etapa al más alto nivel de “confianza política, de cooperación y desarrollo compartido”.

Consideró que la prioridad en esta etapa debe ser el desarrollo económico, científico y tecnológico compartido. 

Maduro recordó los más de 30 mil cubanos que participan en las distintas misiones sociales en Venezuela, en los sectores salud, educación, cultura y deportes.

“Cuba tiene una experiencia de 60 años y Venezuela una fuerza inmensa. Debemos provocar en lo económico un cambio que dé al pueblo estabilidad y prosperidad”, aseveró.

Fuente: Notimex


Felicita Peña Nieto a nuevo presidente cubano

20 abril, 2018

México. El presidente Enrique Peña Nieto conversó vía telefónica con Miguel Díaz-Canel, para felicitarlo por su elección como nuevo presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

Tras la elección celebrada en la Asamblea Nacional del Poder Popular de ese país, el mandatario mexicano reiteró la disposición de México de seguir profundizando el diálogo político, la cooperación y los intercambios comerciales y de inversión con Cuba.

Peña Nieto pidió al presidente Díaz-Canel que extendiera el saludo de los mexicanos al pueblo cubano.

Fuente: Notimex


Felicita EPN a Miguel Díaz-Canel por su elección como presidente de Cuba

19 abril, 2018

México. El presidente Enrique Peña Nieto felicitó a Miguel Díaz-Canel por su elección como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba para el periodo 2018-2023.

A través de su cuenta en Twitter @EPN, el mandatario dijo que: “Con las #EleccionesGenerales se escribe una nueva página en la historia de #Cuba. Los mejores deseos de éxito a la @AsambleaCuba y al Presidente Miguel Díaz-Canel en su nueva gestión”.

En un primer tuit, Peña Nieto escribió: “@Mexico felicita a Miguel Díaz-Canel por su elección como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de #Cuba 2018-2023”.

Fuente: Notimex


Asume Miguel Díaz-Canel presidencia de Cuba 

19 abril, 2018

La Habana. Miguel Díaz-Canel asumió hoy el cargo de presidente de Cuba en sustitución de Raúl Castro, luego de ser elegido para un mandato de cinco años, en un relevo histórico en la isla tras casi 60 años de poder de los hermanos Castro.

“Desde este momento usted es el nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba”, señaló el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), Esteban Lazo.

Lazo también invitó al hasta hoy presidente del país, el diputado y primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, a subir al estrado junto con Díaz-Canel.

Raúl Castro y Díaz-Canel Bermúdez se dieron un abrazo como símbolo de la continuidad del proceso revolucionario iniciado el 1 de enero de 1959.

La presidenta de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro, anunció que Díaz-Canel recibió la víspera el apoyo casi unánime de la Asamblea Nacional del Poder Popular (99.83 por ciento de los votos).

Díaz-Canel, un ingeniero electrónico quien justo mañana viernes cumple 58 años de edad, fue preparado por el Partido Comunista para dirigir los destinos de Cuba.

Los diputados eligieron además en la sesión constitutiva a Salvador Valdés Mesa como primer vicepresidente y como vicepresidentes a Ramiro Valdés, Roberto Tomás Morales Ojeda, Gladys María Bejerano Portela, Inés María Chapman y Beatriz Jhonson, mientras Homero Acosto continuó como secretario del Consejo de Estado.

Fuente: Notimex


Cuba experimenta cambio generacional, pero acota poder presidencial

18 abril, 2018

México, 18 de abril/Notimex. A casi 60 años del triunfo de su revolución, Cuba experimenta una renovación generacional con la elección de un nuevo presidente a partir de este jueves, aunque éste tendrá de seguir los lineamientos que marque el Partido Comunista, que estará dirigido por Raúl Castro.

Cuba tendrá una nueva cara a partir de la fecha luego que los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular elijan por voto directo a los miembros del Consejo de Estado y luego de entre éstos a su presidente, quien por ley también presidirá el Consejo de Ministros, que es el órgano que ejecuta.

La elección en sí misma es histórica ya que se habrá de elegir a un político que por primera vez no será una figura histórica como los hermanos Fidel y Raúl Castro Ruz o que pertenezca a la vieja guardia militar, pero que tampoco será la primera figura del Partido Comunista, que dirige el ejercicio del gobierno.

“Lo novedoso de este proceso es que ahora Raúl Castro y un grupo de miembros históricos permanecerán en la cúpula de poder y el nuevo presidente de los consejos habrá de seguir sus pasos”, dijo Carlos Rodríguez Arechavaleta, del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana.

La votación para elegir a quien asumirá la Presidencia de los consejos de Estado y de Ministros, así como su primer vicepresidente, vicepresidentes, y demás miembros, es el último paso de un proceso que comenzó en noviembre de 2017, cuando fueron electos los representantes de las Asambleas Municipales.

Después, en marzo de este año, fueron renovadas las Asambleas Provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular, para las cuales todas las candidaturas fueron seleccionadas y filtradas desde las circunscripciones por la Comisión Nacional de Candidaturas.

El proceso ha sido “muy funcional por décadas para garantizar la cohesión y las lealtades a la cúpula de poder en Cuba -que goza de una legitimidad histórica-, para lograr un voto unido que garantice la continuidad del proyecto”, explicó el profesor Rodríguez Arechavaleta.

Solo de entre los diputados de la Asamblea Nacional pueden surgir el presidente y ya que entre ellos no está el coronel Alejandro Castro Espín -primogénito de Raúl- y hasta ahora jefe de inteligencia, la atención se centra en el primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel, favorito para la sucesión.

El trabajo de Díaz-Canel en la formación de cuadros en el Partido Comunista le ha valido reconocimiento, sobre todo de Raúl Castro, quien lo ve como el cambio que permitirá la renovación, pero también la salvaguarda de la revolución. De hecho, el mismo primer vicepresidente se ha pronunciado por la “continuidad”.

Debido a que el secretario general del Partido Comunista es quien dirige al país, la función de gobernar recaerá en un miembro nuevo que nació tras el triunfo revolucionario. Díaz-Canel será el protagonista de “una renovación en términos de edad casi obligada, pero no deseada”, indicó el académico.

Los miembros históricos como Raúl Castro, Ramón Machado Ventura, Esteban Lazo, Ramiro Valdés y otros permanecerán en la cúpula, lo que significa que “no podemos esperar un gobierno autónomo respecto a las estructuras partidistas”, comentó Rodríguez Arechavaleta.

Según el profesor, con este cambio en el poder, el partido podría fortalecer sus mecanismos de control sobre las estructuras de los consejos de Estado y de Ministros y es probable que al interior se produzcan presiones y contraposiciones de intereses, pero dentro de un margen muy controlado.

La generación histórica podría aún concentrar el poder, conservar posiciones importantes, asumir cierta renuencia a la apertura del sistema y quizá permitir el paso a una nueva generación, pero “realmente la estructura es garantizar que el Partido monopolice el poder y controle el ejercicio de poder”, apuntó.

Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida, estimó por separado que el modelo que Cuba seguirá de ahora en adelante es “tener un jefe oficial de Estado que va a compartir el poder con Raúl Castro, va a tener que consultarlo”.

Según la Constitución, el nuevo Presidente del Consejo de Estado, tendrá un mandato de cinco años y atribuciones de un jefe de Estado, como representar al país, recibir las cartas credenciales de los jefes de las misiones extranjeras, firmar decretos-leyes y otros acuerdos, así como disposiciones del Consejo de Ministros.

Además, desempeñará la Jefatura Suprema de todas las instituciones armadas y determinar su organización general, y presidirá el Consejo de Defensa Nacional.

Al frente del Consejo de Ministros, el nuevo líder propondrá a la Asamblea Nacional a los miembros que lo integrarán; dirigirá la política general, controlará las actividades de los ministerios y demás organismos centrales de la Administración.

Tendrá facultades para aceptar las renuncias de los miembros del Consejo de Ministros, y/o bien proponer a la Asamblea Nacional o al Consejo de Estado, según proceda, la sustitución de cualquiera de ellos; y otras como declarar el Estado de Emergencia en los casos previstos por la Constitución.

Fuente: Notimex/Verónica Rodríguez

 


Parlamento de Cuba inicia histórica sesión para elegir presidente

18 abril, 2018

La Habana. La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento) comenzó hoy la sesión constitutiva de su IX Legislatura para elegir al sucesor de Raúl Castro y demás miembros del Consejo de Estado, en una transición histórica tras casi 60 años de poder de los hermanos Castro.

La sesión comenzó con la lectura por parte de la presidenta de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro, de los diputados elegidos en las elecciones del pasado 11 de marzo, seguida de la entrada al recinto de Raúl Castro y del primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, quienes fueron recibidos con un acalorado aplauso.

Enseguida, fue entonado el Himno Nacional y posteriomente los diputados juraron su cargo durante la sesión plenaria de dos días, que inició este miércoles a las 09:00 horas locales (13:00 GMT) en el Palacio de las Convenciones de La Habana, informó el diario estatal Granma.

Durante la histórica sesión constitutiva, los 605 diputados elegirán a los 31 miembros del Consejo de Estado, dentro de ellos el nuevo presidente, el primer vicepresidente, los cinco vicepresidentes y un secretario, así como los otros 23 miembros del órgano que gobierna el país.

Se espera que los nombres del nuevo presidente de la isla y los miembros del Consejo de Estado se conozcan mañana jueves, aunque uno de los principales candidatos a suceder a Raúl Castro es Miguel Díaz-Canel, quien no pertenece a la “generación histórica” encabezada por el fallecido Fidel Castro.

El nuevo mandatario de Cuba sustituirá a Raúl Castro, quien dejará el cargo tras dos mandatos de cinco años, pero seguirá siendo una figura relevante ya que se mantendrá hasta 2021 como el primer secretario del Partido Comunista, que controla todas las estructuras del poder.

La designación del sucesor de Castro coincidirá con el 57 aniversario de la victoria de Cuba en Bahía de Cochinos (Playa Girón), cuando fueron derrotadas las tropas anticastristas, preparadas y financiadas por Estados Unidos en 1961.

Fuente: Notimex


Nuevo presidente de Cuba “va a poder hacer poco”, afirman expertos

17 abril, 2018

Miami. Miguel Díaz-Canel, el funcionario cubano que más suena para ser el nuevo presidente de Cuba en sustitución de Raúl Castro, va a ser una “figura decorativa” a la sombra de Castro, afirmaron aquí expertos sobre el tema.

“Yo creo que si es él, va a poder hacer poco hasta que los históricos comandantes originales como Castro, Ramiro Valdéz y Machado Ventura desaparezcan”, dijo Andy Gómez director interino del Instituto de Estudio Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami.

“Va a ser más una figura decorativa a la sombra de Rául Castro y va a poder hacer poco”, señaló el especialista sobre el proceso de elección del nuevo presidente en la isla caribeña que se inicia este miércoles, según se adelanta en Cuba.

Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba desde febrero de 2013, es el principal candidato a suceder a Raúl Castro de 86 años, quien anunció el año pasado que dejaría su cargo.

Este funcionario sería el primer presidente que no lleva el apellido Castro en casi seis décadas. No obstante, Raúl Castro seguirá como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), hasta el próximo congreso de esta formación previsto para el año 2021.

“El modelo que seguirá Cuba a partir de esta semana es de un presidente, el jefe oficial de Estado pero que va a compartir el poder con Raúl Castro”, según Jorge Duany, Director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

“Va a tener que compartir ese poder consultarlo (a Castro) y desarrollar esas fuentes de legitimidad, ya que él no es un líder histórico, es un personaje civil y no militar”, de acuerdo con el experto.

Díaz-Canel desde su juventud estuvo bastante involucrado en el proceso de la juventud comunista, estudió ingieniería y después dio clases en la Universidad de Villa Clara.

Duany comentó que para hacerlo más visible y demostrar su capacidad, el año pasado se filtró un video a la prensa donde mostraba a un Díaz-Canel poco conocido afirmando el continuismo de la línea dura, la eliminación de la disidencia y controlar más a los cuentapropistas.

“Esto fue para calmar un poco los ánimos de la elite dirigente cubana, preocupada por la posibilidad de que llegue al poder una persona de la que no se conocen sus ideas políticas, pero que se ha mantenido por su discreción, bondad y lealtad”, apuntó el experto.

“Es un tipo que ha estado muy preparado y lo han llevado poco a poco preparándolo para este cargo”, dijo Andy Gómez, al señalar que la tarea más importante que tendrá de llegar a la presidencia va a ser mejorar la economía cubana.

Ya que de las 300 reformas que introdujo Raúl Castro en el 2011, menos de un cuarto han sido implementadas.

“Una presidencia con Díaz-Canel va a ser algo muy distinto a lo que está acostumbrada Cuba durante las ultimas seis décadas”, observó Duany.

“Que un Castro no sea el líder absoluto del gobierno, del partido y de las Fuerzas Armadas es algo inédito”, señaló el experto.

Fuente: Notimex


Puntos importantes del proceso electoral en Cuba

16 abril, 2018

México. La elección del nuevo presidente de Cuba este 18 de abril por la Asamblea Nacional pondrá fin a un proceso electoral que comenzó en noviembre del año pasado, cuando fueron electos en las urnas los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular en todo el país.

Aunque Cuba celebra elecciones periódicas desde hace más de cuatro décadas, este proceso interno es prácticamente desconocido en otras latitudes del mundo, sin embargo este año cobra especial relevancia para la comunidad internacional porque de él saldrá el primer líder del país ajeno a la familia Castro.

El sistema electoral cubano se rige por la Ley Electoral aprobada por unanimidad por la Asamblea Nacional del Poder Popular en octubre de 1992, la cual por primera vez estableció el voto directo y secreto en elecciones provinciales y electorales.

Esa Ley establece dos tipos de procesos: las elecciones generales en las que se elige a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, su presidente, vicepresidente y secretario, así como al presidente del Consejo de Estado, a su primer vicepresidente, vicepresidentes, secretario y demás miembros.

Los delegados a las Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular, sus presidentes y vicepresidentes también son electos en estas elecciones generales, que se llevan a cabo cada cinco años.

El otro proceso son las elecciones parciales, que se celebran cada dos años y medio para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder popular y sus presidentes y vicepresidentes.

Todos los ciudadanos cubanos tienen derecho a elegir y ser elegidos, pero en un país con partido único, el Partido Comunista de Cuba no propone, postula o promueve candidatos, sino que es el propio pueblo el que tiene esa facultad que ejerce con libertad en asambleas públicas.

Los ciudadanos, que tienen derecho a emitir un solo voto, se pronuncian directamente por el candidato que desean, por lo que ninguno de los aspirantes a las diferentes instancias realiza campañas proselitistas.

Tras la elección a mano alzada de los delegados de base, éstos deben ser aprobados por el voto secreto de los electores para formar las Asambleas Municipales. Este requisito también se aplica para las Asambleas Provinciales y para la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Sin embargo, para las cámaras provincial y nacional las Comisiones de Candidaturas deben presentar las precandidaturas de los aspirantes, que pueden ser todos aquellos cubanos mayores de 16 años, excepto los incapacitados por enfermedad mental o por causa de delitos.

En el caso de las elecciones para delegados a las Asambleas Municipales se pueden nominar a un mínimo de dos y un máximo de ocho candidatos en cada circunscripción, pero el día de la votación se debe elegir a uno solo.

En los comicios, la votación es directa y secreta en las urnas, las cuales son custodiadas por pioneros uniformados (niños y adolescentes en edad escolar).

La Ley establece que es obligación que todos los electos lo sean por mayoría, es decir, que obtengan más de 50 por ciento de los votos válidos emitidos, pero si no logran el porcentaje o hay empate, existe la posibilidad de que la votación se repita una semana después.

Un aspecto fundamental del sistema electoral cubano es el carácter elegible, renovable y revocable de todos los integrantes de los órganos representativos del poder del Estado, quienes están obligados a rendir cuenta de su actuación ante los electores.

De acuerdo con la ley, los elegidos pueden ser revocados en cualquier momento de su mandato por causas específicas y según el procedimiento establecido.

Cuba celebró las primeras elecciones en su historia el 16 de junio de 1900, las cuales fueron reguladas por la Orden militar No.164, firmada por el Brigadier General y Jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Adna R. Chafee.

En 1976, la isla llevó a cabo el primer proceso electoral después del triunfo de la Revolución, en el cual fueron electos los dirigentes a las asambleas municipales del Poder Popular.

Fuente: Notimex


Parlamento de Cuba adelanta sesión para elegir al próximo presidente

16 abril, 2018

La Habana. La Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) de Cuba adelantó para el próximo miércoles 18 de abril su sesión, prevista originalmente para el día 19, con el propósito de elegir al presidente que sustituirá a Raúl Castro.

El Consejo de Estado de la República de Cuba, en uso de sus facultades que le están conferidas, acordó dar inicio a la Sesión Constitutiva de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular el miércoles 18 de abril de 2018, a las 09:00 de la mañana en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

“Esta decisión se adopta para facilitar el desarrollo de los pasos que requiere una sesión de tal trascendencia”, según medios locales, entre ellos el diario Granma.

En la Sesión Constitutiva los 605 diputados electos en las elecciones del pasado 11 de marzo jurarán su cargo y elegirán a los 31 miembros del Consejo de Estado, dentro de ellos el nuevo presidente, primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario.

Uno de los principales candidatos a suceder a Raúl Castro, quien anunció el año pasado que dejaría su cargo, es el actual primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, quien no pertenece a la “generación histórica” encabezada por el fallecido líder Fidel Castro.

Fuente: Notimex


Relación Cuba-EU no presentará cambios con salida de Castro

15 abril, 2018

Washington. La anticipada salida de Raúl Castro de la escena pública internacional después de su relevo como presidente de Cuba, poco o nada alterará el estado actual de las relaciones con Estados Unidos, más allá de la retórica hostil del gobierno que encabeza Donald Trump, de acuerdo con expertos y académicos.

Cuando la Asamblea Nacional Cubana se reúna este jueves para elegir un nuevo presidente, está previsto que Miguel Díaz Canel suceda a Castro, marcando la primera ocasión en 59 años en que este último apellido dejará se ser sinónimo del poder en isla, si bien Raúl continuará sirviendo como primer secretario del Partido Comunista Cubano (PCC).

Dado que bajo el artículo cinco de la Constitución de Cuba, es esta organización la que orienta y dirige al Estado, por lo que en teoría Castro seguirá ejerciendo influencia, aunque para Elizabeth Newhouse, directora del Programa Cuba del Centro para Política Internacional (CIP), muchos especulan que no será así.

“Hay quienes creen que no dure mucho tiempo ahí, porque Castro ya está cansado y lo que quiere es retirarse para regresar a (vivir) en Santiago (donde está enterrado su hermano Fidel)”, dijo la experta en entrevista con Notimex.

Newshouse, quien creció en Cuba, dijo que algunos podrían esperar que un gobierno encabezado eventualmente por Díaz Canel pudiera ser más pragmático, pero consideró aventurado tal análisis al hacer notar que es poco lo que sabe del ingeniero de profesión de 57 años de edad.

“Nadie sabe lo que realmente piensa, y el mantiene sus ideas muy resguardadas. ¿Qué tanta autoridad va a tener, que tanto poder le van a dar? No se sabe. Si es que va a ser una figura decorativa para los militares o va tener autoridad real, eso es algo totalmente desconocido”, precisó.

Para analistas como Angelo Rivero, catedrático de temas latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, si bien el eventual ascenso de Díaz Canel como presidente de Cuba representará a un cambio generacional, este es un hombre formado en el PCC, y ha ocupado posiciones importantes.

“Yo creo que este cambio generacional, es un cambio político que coincide con el reloj biológico de Cuba y de las Castro, pero esperar que esto vaya a ser un cambio de 180 grados, yo no creo que esto vaya a ser así”, indicó en entrevista.

Para Rivero, además de los cambios internos que pudieran producirse bajo un nuevo gobierno, es probable que Díaz Canel y los nuevos cuadros que podrían establecerse en el gobierno en el ámbito exterior se enfocarán en buscar una nueva apertura en el ámbito económico hacia el mundo, más que mirar hacia Estados Unidos.

“No creo que los cubanos estén esperando una mano de los estadunidenses para solucionar sus problemas ni tratar de establecer relaciones diplomáticas que sean de respeto, y Cuba lo ha demostrado durante 60 años”, indicó.

Aunque en décadas recientes Cuba ha podido establecer relaciones “decentes” con países a través del mundo, Newhouse hizo notar que el nivel de antagonismo con Estados Unidos se ha mantenido en cierto grado, con la llegada al poder de Donald Trump.

Dijo que si bien la ausencia del apellido Castro en la escena internacional podría bajar un poco el tono de las tensiones con Estados Unidos y los sectores duros del exilio cubano en Miami, no hay señales de que pueda anticiparse un cambio significativo.

Hizo notar la incorporación al gobierno de Trump de Mike Pompeo como secretario de Estado y de John Bolton como asesor de seguridad nacional no hace anticipar cambio alguno, pues ambos “son enemigos jurados de Cuba”.

Recordó como el reciente episodio sobre los supuestos “ataques sónicos” contra funcionarios estadunidenses en Cuba fue utilizado como pretexto para sacar a la mayor parte del personal de la embajada estadunidense en La Habana, y sacar a los diplomáticos cubanos aquí.

“Eso funcionó perfectamente para ellos (la administración Trump). Ellos no tienen la intención para nada de cambiar eso. Creo que se va a requerir un presidente diferente aquí, o va a requerir un dramático cambio allá. Nadie de nosotros lo ve venir pronto”, señaló.

Antes de ese episodio, que ha sido rechazado de manera categórica por Cuba, Trump firmó en junio del 2017 una orden ejecutiva, revertió algunas de las política hacia Cuba implementadas por el expresidente Barack Obama, restringiendo los negocios y los viajes a la isla.

Newshouse reconoció que existen aún muchos aspectos de la política hacia la isla que este gobierno pudiera hacer para revertir la apertura iniciada por Obama, y aunque algunas de estas persisten, existen recelo debido a la hostil política de este gobierno.

Mencionó la operación de hoteles estadunidenses, y la persistencia de los viajes pese a las restricciones, así como la posibilidad para compañías estadunidenses para efectuar inversiones en empresas que no estén asociadas con el ejército cubano, “pero no lo han hecho porque están asustadas con la retórica hostil de Trump”.

Dijo que existe el riesgo de que con Bolton y Pompeo en el gobierno, Trump podría endurecer su postura de manera considerable, incluyendo la posibilidad del cierre de la embajada en La Habana, “pero ojalá lo dejen así”.

“En el nivel técnico, hay aún muchas reuniones que continúan sucediendo. Estuve ahí algunos meses (en Cuba) y me reuní con el nuevo encargado de negocios (de la embajada), y él dijo que estas reuniones técnicas continúan y que nadie quiere que acaben. Eso es bueno, no todo ha terminado”, precisó.

Fuente: Notimex