Etiquetas: Human Rights Watch


Destaca HRW uso de fuerza letal israelí contra manifestantes de Gaza

13 junio, 2018

Nueva York. El uso de la fuerza letal de autoridades de Israel contra manifestantes pacíficos en Gaza puede constituir crímenes de guerra que ameritan una investigación de la Corte Penal Internacional, según Human Rights Watch (HRW).

En un informe publicado este miércoles, el grupo civil destacó que el uso reiterado de la fuerza letal por autoridades de Israel a partir del 30 de marzo de 2018 provocó la muerte de más de un centenar de manifestantes, así como heridas a miles de personas.

Por ello, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debería apoyar una resolución que explore medidas para garantizar la protección de palestinos en Gaza, así como iniciar una investigación que identifique las violaciones y abusos, y a los funcionarios israelíes responsables de las órdenes ilegales de abrir fuego.

Los homicidios también ponen de relieve la necesidad de que la Corte Penal Internacional (CPI) inicie una investigación formal sobre la situación en Palestina, destacó HRW.

El organismo llamó a terceros países a imponer sanciones selectivas contra los funcionarios responsables de las continuas violaciones graves de los derechos humanos.

La directora para Oriente Medio de HRW, Sarah Leah Whitson, aseguró que el uso de fuerza letal cuando no había una amenaza inminente para la vida de ningún israelí cobró un precio demasiado alto para la integridad física de los palestinos de Gaza.

Whitson urgió a la comunidad internacional a terminar con la añeja dinámica de Israel, que realiza investigaciones propias “que ocultan la conducta de sus tropas”, así como con el bloqueo de Estados Unidos de mecanismos de rendición de cuentas en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En su lugar, la representante llamó a la comunidad internacional a “imponer costos reales por tan flagrante indiferencia por las vidas palestinas” de parte de las fuerzas armadas de Israel.

Kuwait presentó una resolución a la Asamblea General de la ONU que deplora el uso de armas de fuego de parte de Israel contra manifestantes en Gaza, así como los cohetes lanzados por grupos armados palestinos a centros de población israelíes, y que pide el fin del bloqueo de Gaza.

Asimismo, el proyecto de resolución solicita al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que considere opciones para proteger mejor a los palestinos en Gaza.

Esta propuesta de resolución fue presentada por Kuwait a la Asamblea General después que Estados Unidos vetara el 1 de junio un documento similar sometido ante el Consejo de Seguridad.

HRW entrevistó a nueve personas que presenciaron a las fuerzas israelíes disparar contra los manifestantes en Gaza el 14 de mayo matando a más de 60 personas, el día con el mayor número de muertos y heridos hasta ahora, siete de esos testigos también recibieron disparos.

Tales testimonios se suman a la voluminosa evidencia de que desde 2014 se han cometido crímenes graves en Palestina, incluidas nuevas transferencias de población a los territorios ocupados, de acuerdo con HRW.

Por ello, el organismo solicitó a la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, que inicie una investigación formal en consonancia con el Estatuto de Roma, que detalla las definiciones de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Los crímenes de guerra incluyen los actos de matar de manera deliberada o intencional, así como “causar gran sufrimiento o lesiones graves”, a civiles y residentes de un territorio ocupado.

“La impunidad por matar y mutilar ilegalmente a la gente en Gaza genera el riesgo de perpetuar el ciclo en el que aún más vidas y familias serán destruidas en el futuro”, enfatizó Whitson.

Fuente: Notimex


Denuncia Human Rights Watch uso de niños en atentados suicidas de Indonesia

15 mayo, 2018

Nueva York. Human Rights Watch (HRW) denunció hoy el uso de niños en una serie de atentados suicidas perpetrados en los últimos días en Indonesia, donde sus propios padres utilizaron intencionalmente a sus hijos para detonar los explosivos en tres iglesias y una comisaria en la ciudad de Surabaya.

El domingo, una familia de seis miembros, incluidas dos niñas de 9 y 12 años, se hicieron explotar en tres iglesias cristianas de Surabaya, la segunda ciudad más poblada de Indonesia, causando la muerte de al menos 17 personas y heridas a otras 45.

Otra familia de cinco integrantes, entre ellas una niña de ocho años, a bordo de dos motocicletas bombas se hicieron estallar la víspera en el Cuartel General de la Policía de Surabaya, dejando 10 heridos -cuatro policías y seis civiles-.

Los atacantes suicidas murieron, pero la niña sobrevivió y fue recogida en brazos por un policía que portaba un chaleco antibalas, en lo que se convertido en una imagen icónica de los ataques.

“Los atacantes usaron intencionalmente a sus propios hijos, que tenían entre 9 y 18 años, para bien portar y detonar los explosivos o acompañar a sus padres a que cometieran los atentados”, señaló HRW en un comunicado divulgado en su página web.

Los sucesos muestran los graves riesgos que enfrentan las minorías religiosas de Indonesia todos los días, informó el investigador de HRW en el país asiático, Andreas Harsono, quien destacó que el “horror de los ataques ha sido magnificado por el uso de niños”.

“Los incidentes del domingo y lunes suponen el primer caso del uso de niños en atentados yihadistas en Indonesia. Desplegar a los niños de esa manera es indefendible y deplorable”, señaló Harsono.

Según la policía indonesia, los padres de ambas familias suicidas pertenecían a una célula de un grupo yihadista afín al Estado Islámico (EI), que se atribuyó los atentados contra las tres iglesias y la comisaría policial.

Indonesia, el país con el mayor número de musulmanes, ha sufrido varios atentados yihadistas, entre ellos el perpetrado en la isla turística de Bali en 2002, que causó 202 muertos y cientos de heridos.

Fuente: Notimex