Etiquetas: Plástico


Las 10 empresas que más generan plástico a nivel mundial, según Greenpeace

10 octubre, 2018

México. Las multinacionales Coca-Cola, Pepsi y Nestlé son las firmas que más contribuyen a la contaminación de los océanos con basura plástica, indicó un reporte de Greenpeace.

Como parte de una iniciativa Break Free From Plastic (Librémonos del Plástico), Greenpeace dijo que organizó 239 limpiezas de plástico en 42 países [entre ellos México, Chile, Brasil, Vietnam, España], que resultaron en un análisis de 187 mil piezas de residuos. El objetivo era obtener una fotografía de cómo contribuyen las grandes corporaciones al problema de la contaminación.

Coca-Cola, el mayor fabricante mundial de refrescos, es el que más basura produce, según Greenpeace. Se encontraron desperdicios plásticos de esta firma en 40 de los 42 países analizados.

“Esta auditoría de marcas ofrece una prueba innegable del papel que juegan las corporaciones en la perpetuación de la crisis global de polución plástica”, indicó Von Hernández, coordinador global de Break Free From Plastic.

En total, el tipo de plástico más común hallado fue el poliestireno, usado en los empaques y en la fabricación de vasos de café, seguido por el PET, utilizado en botellas y contenedores.

Las tres compañías más contaminadoras han realizado promesas sobre sus embalajes para 2025. Coca-Cola asegura que todos sus envoltorios serán reciclables; Nestlé prometió que serán reciclables o reutilizables, mientras que Pepsi indicó que serán reciclables, compostables o biodegradables.

Detrás de estas tres, en el ranking de empresas más contaminantes le siguen: Danone, Mondelez, Procter & Gamble, Unilever, Perfetti van Melle, Mars Incorporated y Colgate-Palmolive, todas multinacionales relacionadas con la alimentación, la higiene y los productos del hogar.

“Estas compañías tienen que elegir, pueden ser parte del problema o de la solución. Si se empeñan en seguir utilizando para sus productos envolturas innecesarias de plástico, seguirán alentando su fabricación y por tanto la contaminación”, apuntó Hernández.

De lo recolectado, alrededor de 100 mil piezas eran de materiales que son imposible o muy difíciles de reciclar, como el poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno) -usado sobre todo en botellas- o el filme de plástico de un sólo uso.

Fuente: AlMomentoMx


No habrá más popotes ni desechables en la Unión Europea

10 octubre, 2018

Bruselas. El comité de Medio Ambiente de la Eurocámara votó hoy a favor de una serie de medidas propuestas por la Comisión Europea para reducir la polución plástica, entre ellas la restricción de acceso al mercado de cotonetes, popotes, cubiertos desechables y empaques de poliestireno expandido.

En la resolución aprobada se prevé obligar a los Estados miembro de la Unión Europea (UE) a que definan metas para reducir el uso y producción de tazas desechables y contenedores de comida. Se trata también de sacar del mercado productos que se comercializan como biodegradables pero que se descomponen en microplásticos.

Estas medidas para reducir la polución plástica irán acompañadas de campañas de sensibilización y de mayor responsabilidad de las empresas productoras.

“Ésta es una victoria en la lucha contra la polución plástica pero tenemos aún un largo camino que recorrer hasta dejar de asfixiar al planeta con nuestra propia basura”, comentó la eurodiputada Margrete Auken, encargada del tema plásticos en el grupo parlamentario ecologista.

“No podemos permitir que la era del plástico sea la última era de esta Tierra simplemente porque no encontramos la manera de volver a utilizar nuestra taza de café”, subrayó Auken.

Esta propuesta se suma al éxito de la directiva contra las bolsas plásticas. Será votada por el pleno del Parlamento Europeo a finales de octubre en Estrasburgo.

Fuente: Notimex


¿Cuánto plástico causa la muerte de una tortuga?

18 septiembre, 2018

Ciudad de México. Los océanos se han convertidos en grandes contenedores de basura. Más de ocho millones de toneladas de plástico llegan a estos cada año; de seguir así, para el 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

Según estudios, se calcula que más del 60 por ciento de todas las especies marinas tienen rastros de material plástico en sus intestinos.

Siendo las tortugas las que están en “riesgo significativo”. De acuerdo con estudio publicado en la revista Nature, la tasa de mortalidad de estos animales aumenta 50 por ciento si ha ingerido más de 14 piezas de plástico. Y es muy probable que muera si ha comido más de 226 piezas de plástico. Una sola pieza las perjudica en un 20 por ciento.

Según la investigadora Britta Denise Hardesty, los científicos han estado aumentando los esfuerzos para examinar el impacto preciso de la contaminación del océano en la vida marina, por lo que se ha identificado que el plástico afecta a 700 especies marinas.

Para calcular el impacto, un equipo de especialistas de la Universidad de Queensland, en Australia, examinó una serie de datos de 300 necropsias de tortugas, cuyas muertes se registraron en tres categorías diferentes: no relacionadas con el plástico, causas desconocidas, relacionadas con el plástico.

De esta manera, pudieron determinar cuál era el promedio de plástico ingerido por las tortugas que habían muerto a causa de este tipo de basura. Además, encontraron que son las tortugas jóvenes las más propensas a comer plástico que aquellas que ya están grandes.

Esto se debe a que el plástico se asemeja a la comida natural de las tortugas. Las bolsas de plástico, que pueden confundirse con medusas, se ingirió a un ritmo mayor que otros tipos de basura.

Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo con las conclusiones del estudio. Una investigación liderada por la bióloga Jennifer Lynch encontró que las tortugas no se ven afectadas por pequeñas cantidades de desechos plásticos o incluso después de ingerir de 200 a 300 piezas de plástico.

“Todos los estudios tienen algún tipo de sesgo, mi estudio estaba sesgado hacia las tortugas que estaban sanas y alimentando activamente cuando se ahogaron en un anzuelo de palangre”, dijo Lynch, que planea escribir una refutación al estudio con otros investigadores.

Mientras que la cantidad exacta de plástico que conduce a la muerte podría ser debatida, los científicos han sido conscientes de que el plástico es una amenaza para las poblaciones de tortugas marinas. De hecho, las tortugas marinas estuvieron entre los primeros animales registrados en ingerir plástico.

Fuente: AlMomento.Mx


Académicos de la UNAM buscan reciclar PET mediante la química verde

29 julio, 2018

México. Académicos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, de la UNAM, generaron un proceso químico novedoso, económico, sencillo y eficiente para regenerar los monómeros (molécula que forma la unidad básica para los polímeros) del PET.

Los envases de PET (Tereftalato de polietileno), un material que tarda 500 años en degradarse en el medio ambiente, pueden servir para fabricar nuevas botellas, lo que contribuiría a ahorrar energía, materia prima y recursos naturales.

Mediante la química verde, que aplica procesos para reducir o eliminar productos nocivos, los investigadores José Guillermo Penieres Carrillo, José Guadalupe García Estrada y Luis Antonio Martínez Arellano buscan despolimerizar y reciclar el PET, para lo cual utilizan la catálisis heterogénea, un método económico y menos agresivo para el ambiente.

En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detalló que para efectuar dicha degradación, los científicos agregan hojuela del plástico en un matraz y posteriormente el catalizador. La mezcla se somete a calentamiento térmico y el resultado es un sólido amorfo llamado ácido tereftálico (ATF).

Para realizar ese proceso se utiliza una arcilla natural mexicana como catalizador y medio de reacción para degradar químicamente el PET de desecho y obtener buenos rendimientos de uno de sus monómeros, el ATF.

La obtención del ATF resultó ser una gran ventaja, pues dicho monómero se puede emplear para generar nuevos envases y crear un polímero llamado “Kevlar”, capaz de soportar altas temperaturas cinco veces más fuertes que el acero.

José Guadalupe García explicó que “al hacerlo reaccionar con otro monómero genera plásticos altamente resistentes que impactan en el ámbito social. Uno de sus usos más comunes son los chalecos antibalas”.

De igual manera, el equipo de investigación, liderado por José Guillermo Penieres, descubrió que es posible convertir el ATF en un benzimidazol con propiedades fungicidas importantes in vitro, que potencialmente puede ser empleado como fármaco.

Fuente: Notimex


Luchan 60 países para frenar contaminación del plástico en el mundo

5 junio, 2018

Madrid.  Más de 60 países han tomado ya medidas oficiales y decenas más trabajan en leyes y estrategias para frenar la contaminación del plástico en el mundo, informó hoy la Organización de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, la agencia de la ONU publicó su informe “Plásticos de un solo uso: una hoja de ruta para la sostenibilidad” que destaca los avances en políticas nacionales contra este material.

De acuerdo al documento, se estima que cinco billones de bolsas de plástico se consumen en todo el mundo cada año, lo que equivale a casi 10 millones de bolsas de plástico por minuto.

De continuar esa tendencia, se prevé que para 2030, el mundo produzca 619 millones de toneladas de plástico por año, mientras que la contaminación por este material amenaza la biodiversidad marina, la seguridad alimentaria y la salud humana.

Las acciones de los gobiernos son cada vez más audaces, y por ahora se concentran en prohibiciones y gravámenes sobre las bolsas plásticas y los artículos de poliestireno expandido.

El informe de ONU Medio Ambiente destaca que los impuestos y prohibiciones gubernamentales -planificados y aplicados adecuadamente- son unas de las estrategias más efectivas para limitar el uso excesivo de productos plásticos desechables.

El 30 por ciento de los países donde se han aplicado prohibiciones y gravámenes han registrado caídas drásticas en el consumo de bolsas de plástico durante el primer año, y 20 por ciento de los países ha informado de poco o ningún cambio.

El resto de los países que han tomado acciones se encuentran en una fase temprana de aplicación, o tiene poca información sobre los efectos de las medidas.

Sobre la necesidad de mayor cooperación con el sector privado, el informe ofrece una hoja de ruta para encontrar soluciones en la fase primaria de la industria.

Entre las propuestas están ampliar la responsabilidad de las empresas sobre el destino final de sus productos, y crear incentivos para que se adopte un enfoque de economía circular en la producción y el consumo de plástico.

Asimismo, se enumeran acciones para mejorar la gestión de residuos, promover alternativas ecológicas al plástico, educar a los consumidores, habilitar estrategias de reducción voluntarias e implementar con éxito prohibiciones o gravámenes sobre el uso y la venta de plásticos desechables.

Sobre este informe, el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim expuso que “la evaluación muestra que la transición hacia un planeta sin contaminación por plásticos es posible y rentable”, y que “el plástico no es el problema, sino lo que se hace con él”.

Bajo el tema “Un planeta #SinContaminación por plásticos”, el Día Mundial del Medio Ambiente 2018 convoca a individuos, empresas y gobiernos a examinar soluciones conjuntas para reducir la contaminación por plásticos en la naturaleza, la vida silvestre y nuestra propia salud.

Desde 2017, la campaña “Mares Limpios” de ONU Medio Ambiente busca reducir drásticamente el consumo de plásticos desechables y erradicar el uso de microplásticos que contaminan los océanos.

En América Latina y el Caribe 14 países apoyan la campaña. Dos de ellos, Honduras y Guyana, se unieron al movimiento este Día Mundial del Medio Ambiente.

Los otros países son Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Granada, Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay.

Fuente: Notimex


UE busca reducir basura prohibiendo cubiertos y platos de plástico

28 mayo, 2018

Bruselas. La Unión Europea (UE) contempla prohibir la comercialización de bastoncillos de algodón (también conocidos como cotonetes), cubiertos, platos y popotes de plástico como parte de una nueva estrategia para reducir la basura marina y los daños ambientales asociados.

En todo el mundo, los plásticos representan el 85 por ciento de la basura marina y se convierten en microplásticos que llegan al organismo a través del aire, del agua y de los alimentos, poniendo en riesgo todas las especies de animales.

En una propuesta legislativa presentada este lunes, el Ejecutivo europeo plantea medidas comunes para todos los países de la UE con vistas a reducir en más de la mitad los desechos de diez artículos de plástico de uso único más encontrados en las playas europeas.

Juntos esos productos, entre ellos los cotonetes, cubiertos, envases y envoltorios, toallitas húmedas y globos, responden por el 70 por ciento de la basura marina.

Bruselas estima que su estrategia evitará daños ambientales que costarían 223 mil millones de euros de aquí a 2030 e impedirá la emisión de 3.4 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en ese período.

Además, permitirá a los consumidores ahorrar 6.5 mil millones de euros.

La propuesta prevé medidas diferentes para cada tipo de producto.

Cotonetes, cubiertos, platos, popotes, agitadores de bebidas y palitos de globos ya no podrán contener plástico, sino que deberán estar fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles.

Los recipientes de bebidas de un solo uso hechos en plástico solo podrán comercializarse si sus tapas y tapones permanecen unidos.

Algunos productos, como compresas higiénicas, toallitas húmedas y globos, deberán llevar una etiqueta clara y normalizada que informe sobre el modo de eliminación de los residuos, su impacto ambiental negativo y la presencia de plásticos en ellos.

Al mismo tiempo, el uso de recipientes alimentarios y vasos de plástico deberá ser reducido de acuerdo con objetivos nacionales que cada país deberá establecer.

Los gobiernos europeos estarán obligados a recoger el 90 por ciento de las botellas de bebidas de plástico de un solo uso de aquí a 2025 y a aumentar la sensibilización de los consumidores sobre los efectos negativos de la basura plástica, así como sobre la disponibilidad de sistemas de reutilización y las posibles opciones de gestión de residuos.

Por su parte, los fabricantes deberán contribuir a cubrir los costos de la gestión y la limpieza de residuos de plástico, así como de las medidas de sensibilización en relación con los recipientes, envases y envoltorios, productos del tabaco con filtro, toallitas húmedas, globos y bolsas de plástico ligeras.

En el caso de los artículos de pesca, que suponen el 27 por ciento de toda la basura que se encuentra en las playas, el Ejecutivo se propone completar el actual marco político con sistemas de responsabilidad de los fabricantes.

Los productores de artículos de pesca de plástico tendrán que sufragar los costos de la recogida de residuos por las instalaciones portuarias receptoras y los de su transporte y tratamiento.

El comisario europeo de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, encara las medidas como una “oportunidad de asumir el liderazgo, creando productos para los que va a haber una demanda mundial en las próximas décadas y obteniendo un valor económico mayor por nuestros valiosos y limitados recursos”.

“La existencia de un conjunto único de normas para todo el mercado de la UE puede servir de impulso para que las empresas europeas desarrollen economías de escala y sean más competitivas en un mercado mundial en expansión de productos sostenibles”, señaló en rueda de prensa.

Bruselas estima que el desarrollo de alternativas innovadoras al plástico de uso único puede crear unos 30 mil puestos de trabajo a nivel local.

La empresas interesadas se beneficiarán de importantes ayudas financieras.

La UE ya destinó más de 250 millones de euros a la investigación y desarrollo en áreas de relevancia directa para la Estrategia de Plásticos a través de su programa científico Horizon 2020.

Hasta 2020, planea conceder otros 100 millones de euros para acciones prioritarias, como la creación de materiales plásticos más reciclables, procesos de reciclado más eficientes y la eliminación de sustancias peligrosas y contaminantes de plásticos reciclados.

La legislación debe ser aprobada por el Parlamento y el Consejo Europeo para después entrar en vigor.

Bruselas pide que ambas instituciones traten la propuesta como “asunto prioritario” y que “ofrezcan a los ciudadanos europeos resultados tangibles antes de las elecciones de mayo de 2019″.

“Los plásticos de un solo uso no son una opción inteligente desde los puntos de vista económico y ambiental, y las propuestas que se presentan hoy ayudarán a las empresas y a los consumidores a evolucionar hacia alternativas sostenibles”, argumentó Katainen.

Fuente: Notimex


Lanza Semarnat campaña para reducir uso de popote

21 mayo, 2018

México. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lanzó la campaña “Sin popote está bien”, con la cual busca reducir el uso de este artículo al hacer conciencia sobre sus efectos e impacto ambiental.

La campaña destaca el uso efímero de los popotes en contraste con el tiempo que tardan en degradarse, que es de hasta 100 años o más, por lo que, de continuar el uso de plásticos y popotes, para el año 2050 podría haber más plástico que peces en el mar.

En ese sentido, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) refiere que en los últimos 50 años se multiplicó 20 veces la producción mundial de plásticos, cerca de 320 millones de toneladas en ese lapso, de las cuales ocho millones llegaron a mares y océanos y se hundieron, flotan o quedaron en las playas.

En un comunicado, la Semarnat precisó que en su primera etapa, “Sin popote está bien” tendrá cobertura nacional en radio, redes sociales y medios complementarios, y estará dirigida a hombres y mujeres de entre 13 y 65 años.

El mensaje hará conciencia de que el plástico ha generado la muerte de hasta un millón de aves y cerca de 100 mil mamíferos marinos de 600 especies además de tortugas marinas en todo el mundo, de acuerdo con las cifras que se dieron a conocer en la Conferencia sobre los Océanos 2017.

Además, la Semarnat busca implicar a diferentes sectores  y actores para emprender acciones concretas que desincentiven el uso de popotes y plásticos, como el retiro de expendedores de popotes y los popotes de la barra de cualquier lugar visible.

La campaña se une al exhorto que el Congreso de la Unión hizo, a través de las comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales de las Cámaras de Diputados y Senadores, de concientizar a la población sobre el uso de popotes, haciendo énfasis en los centros de enseñanza, restaurantes y cines.

Para más información, la Semarnat ha publicado el sitio de internet www.gob.mx/sinpopote donde la población podrá tener datos más concretos de las consecuencias por el uso de los popotes, así como las ventajas que representa el dejar de usarlos.

Fuente: Notimex


Botellas PET, ¿para fabricar pantalones?

15 abril, 2018

México. Los pantalones son parte del estilo de vida de las personas, ya sean de gabardina o de mezclilla, y ahora la tendencia es su fabricación con botellas recicladas, lo que favorece el medio ambiente.

Cada año, de acuerdo con la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), llegan a los océanos y costas casi 10 millones de toneladas de material plástico de diversos tipos.

Entre estos desechos inorgánicos se encuentran las botellas de tereftalato de polietileno (PET, por sus siglas en inglés), que tardan más de 300 años en degradarse, por lo que la empresa Dickies decidió usarlos como parte de la materia prima de pantalones.

En entrevista, el vicepresidente de ventas de Dickies de Norteamérica, Bobby Warren, destacó que 40 por ciento de la prenda desarrollada por ellos está hecha de poliéster reciclado, para dar durabilidad y resistencia, mientras que el resto es de algodón, lo que le da una textura suave.

Con esta proporción, destacó, los pantalones ofrecen a los usuarios comodidad, fuerza e innovación.

“El mayor beneficio que da el poliéster reciclado a los textiles, es la resistencia y durabilidad que añade a la tela, además de cuidar el ambiente al reciclar materiales de deshecho”, destacó Bobby Warren.

Para la elaboración de la fibra hecha con botellas de PET, de nombre Repreve, primero se trituran las botellas hasta casi su máxima división. Después, estos fragmentos de PET son transportados a los Centros de Reciclados Repreve donde son tratados, mezclados y derretidos.

Después, los fragmentos son calentados, comprimidos y modelados a presión para formar la fibra reciclada Repreve”, expuso Warren.

Una vez terminada la producción de las fibras recicladas, se hilan las telas para terminar el ciclo de fabricación con la confección de las prendas, las cuales han sido bien recibidas por los consumidores mexicanos, pues se trata de una prenda que ayuda al medio ambiente.

“La línea ha gustado mucho (en México), ya que tiene un tacto muy agradable. Adicionalmente a la suavidad de la tela los diseños son muy actuales, hay tres cortes: relajado, regular y delgado”, dijo.

Aseguró que muchas empresas han manifestado su interés en la línea y han adquirido para sus empleados, lo cual las convierte en empresas que usan tecnologías amigables en el medio ambiente.

Consideró que esta tecnología tiene un importante futuro, por lo que en su caso continuarán explorando su uso en otras prendas para cerrar el círculo reducir, reutilizar y reciclar.

Se considera que la industria textil tiene alto impacto ambiental, por el uso de sustancias químicas tóxicas, el alto consumo de agua y energía. El uso de PET en este sector reduciría el uso de petróleo y, por tanto, la emisión de gases de invernadero.

De acuerdo con datos de 2017 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en México el consumo anual de PET es superior a un millón 300 mil toneladas, convertidas en su mayoría en botellas para agua o refresco.

En este sentido, la dependencia agrega que sólo se recupera 50 por ciento de envases de PET, sin que el resto tenga una disposición adecuada.

Fuente: Notimex


Plástico, 80% de basura que se acumula en el mar

3 abril, 2018

México. El plástico es la evolución de la experimentación con el caucho natural, el cual fue manipulado por las culturas de americanas hace 1600 años A.C aproximadamente.

El uso del caucho tuvo muchas vertientes sobre todo para uso medicinal, los habitantes antiguos de América obtenían esta materia prima para fabricar objetos de caucho de látex producido por el árbol de castilla elástica.

Esta especie es nativa de las tierras bajas tropicales de México y América Central. El látex es un líquido blanco pegajoso que cuando se seca es un sólido frágil que retiene su forma. Cronistas españoles relataron que los indígenas mesoamericanos procesaban el látex de castilla elástica mezclando con jugos de otra especie, ipomoea alba, logrando la coagulación de la resina.

Siglo XX, el inicio de la “era del plástico”

Este material como lo conocemos las sociedades contemporáneas se obtuvo de una serie de experimentos que llevaron a cabo científicos desde el siglo XIX y principios del XX.

En 1839 el inglés Goodyear a partir de una serie de experimentos logró la vulcanización de este material, en 1909 el químico belga Leo Hendrik Baekeland otro inglés logró los primeros “plásticos termoestables”. Este científico inventó el papel fotográfico llamado Velox (1893) y la baquelita (1907) que es una resina sintética.

La “baquelita” es un plástico barato, no inflable y versátil y es el que da pie a lo que se conoce como la “era del plástico”.

Hoy los plásticos se pueden definir como sustancias químicas sintéticas, denominadas polímeros de estructura macromoleculas que puede ser moldeada mediante calor o presión y cuyo componente principal es el carbono.

Los polímeros una vez que se deshechan, llegan sobre todo a los ríos y mares generando según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) cada año 8 toneladas de basura plástica.

¿Qué son los microplásticos?

En los años 60 del siglo pasado lo que interesó a los científicos los grandes pedazos de estos materiales sintéticos que comenzaban a grandes estragos ecológicos en los mares.

Actualmente las investigaciones se han enfocado en ubicar a los productos elaborados con plásticos que están causando daños a la vida en el planeta, estos materiales son conocidos como “microplásticos”.

Su tamaño es inferior a cinco milímetros. En muchas ocasiones son tan pequeños que no se pueden ver a simple vista, sus dimensiones son a escala de micras y se requiere equipo especializado para determinar su clasificación y procedencia.

A pesar de su tamaño, los microplásticos son devastadores para los ecosistemas marinos. En el artículo: “Contaminación ambiental productoras de plásticos biodegradables”, investigadores del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierten que la presencia de microplásticos en los mares va en acelerado aumento en el mundo y “representa un peligro para los organismos marinos que sufren daños por ingestión y atragantamiento”.

La doctora Nancy Ramírez Álvarez, especialista del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO)de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), desarrolló estudios para conocer la concentración de microplásticos en la bahía Todos Santos, localizada al noroeste de la península de Baja California.

Tras realizar muestreos en puntos estratégicos de la bahía, la investigadora y sus colaboradores determinaron que la concentración de microplásticos en aguas superficiales oscila entre 0.01 y 1.0 piezas por metro cúbico, y tienen dimensiones que van desde 100 hasta 250 micras.

“Realizamos arrastres con una red tipo manta. En cada muestreo hacemos un recorrido como de una hora, a baja velocidad, siendo contabilizada mediante un flujómetro toda el agua que pasa a través de la red y, finalmente, lo que recolectamos es lo que analizamos”, describió en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), como resultado del estudio, los investigadores del IIO encontraron que las mayores concentraciones de microplásticos se localizan dentro de las zonas portuarias de Ensenada y El Sauzal, y en puntos cercanos a las actividades de acuacultura de moluscos que se desarrollan en Punta Banda y en Isla Todos Santos.

Las corrientes que circulan dentro de la bahía fue otro de los aspectos que los especialistas tomaron en cuenta en el estudio, ya que incide de forma significativa en la distribución de microplásticos; observaron que la circulación de bahía Todos Santos favorece la depuración del ecosistema.

“Encontramos plástico más grande —macroplástico— en las zonas más cercanas a la costa. Eso también nos está diciendo que estos plásticos pueden deberse a las actividades de la población, no solo a la circulación”, aclaró Nancy Ramírez.

Separación y clasificación de microplásticos

Además de las muestras tomadas en la superficie del agua, el equipo de especialistas analizó muestras del sedimento marino recabadas por una draga, lo que tuvo por objetivo determinar si los microplásticos pudieran estar en contacto con el macrobentos.

La doctora Nancy Ramírez explicó que, por medio de microscopio estereoscópico, en el IIO separaron los microplásticos y con equipo especializado al que tuvieron acceso en la Universidad de Wisconsin-Superior, producto de la colaboración con la doctora Lorena Ríos Mendoza, determinaron el tipo de microplástico presente en las muestras.

“Si queremos tener influencia en alguna política que regule la producción de plástico, tenemos que ver cuáles son los plásticos que están reflejándose en el medio y en dónde los encontramos. Además de que es importante verificar que lo que se identifica como plástico lo es, porque pueden ser confundidos con los de origen natural, que son dañinos para el ambiente, como son los de celulosa o algodón, pero a simple vista no se distinguen”.

Con el estudio realizado en 2017, los investigadores del IIO detectaron que a través de las plantas de tratamiento de la ciudad de Ensenada, se pueden llegar a transportar diariamente desde cientos de miles hasta millones de microplásticos que tienen el mar como destino final, debido a que las plantas no están diseñadas para retener materiales tan pequeños.

En el intervalo de las 7:00 a las 19:00 horas, los investigadores seleccionaron cuatro momentos para la toma de muestras de los efluentes de las tres principales plantas de tratamiento de la ciudad de Ensenada y así pudieron constatar que son principalmente microplásticos con los que contribuye esta fuente.

Los microplásticos de 100 a 250 micras fueron los que se encontraron en mayor proporción, pues de acuerdo con la metodología y alcances del estudio, no se logran retener en las plantas de tratamiento; dentro de los microplásticos de estas dimensiones, las fibras y fragmentos fueron los más frecuentemente encontrados.

La doctora Nancy Ramírez apuntó que la toma de muestras en las plantas de tratamiento tiene por finalidad evaluar si es una de las fuentes importantes de microplásticos en bahía Todos Santos.

Con financiamiento del fondo Investigación Básica SEP Conacyt, los investigadores del IIO ampliarán este año el estudio realizado y extenderán las zonas de muestreo hacia San Quintín, donde se evaluará el impacto de actividades como la acuacultura en los niveles de concentración de microplásticos, así como sus repercusiones en organismos.

Contaminación por plásticos, un problema mundial

En 2014, la revista especializada Plos One publicó el artículo titulado “Plastic pollution in the world`s ocean: more than 5 trillon plastic pieces weighing over 250,000 tons afloat at sea”, como resultado del trabajo de un grupo de científicos que estimaron las concentraciones de plástico en los mares alrededor del mundo, entonces calculados en 250 mil toneladas.

El doctor Alfonso Vázquez Botello, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, expuso que 80 por ciento de la basura que se acumula en el mar contiene plástico.

Durante su conferencia titulada “Plásticos en los océanos, una amenaza global”, impartida en febrero en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) Vázquez Botello refirió que anualmente, alrededor de ocho millones de toneladas de plástico llegan al mar, producto de las actividades humanas.

“Su fragmentación produce microplásticos, que son partículas muy pequeñas, pero cuando se fragmentan no se acaban, el plástico dura muchísimos años, entonces estas partículas son ingeridas por los peces, las aves marinas, los mamíferos y genera problemas ambientales y fisiológicos muy grandes”, advirtió.

Programa de investigaciones
En entrevista, el doctor Alfonso Vázquez Botello señaló que en México son escasos los estudios desarrollados sobre el problema de los plásticos en los océanos y consideró necesario promover la implementación de un programa nacional de investigaciones que coordine los esfuerzos de las distintas instituciones que han incursionado en el estudio del tema.

“Hay que incrementar las investigaciones, hay que hacer conciencia, hay que formar gente que estudie eso. Estamos en los inicios, se está estudiando el efecto de los plásticos sobre corales y mi idea es estudiar la situación en el golfo de México; hay esfuerzos en la UAM Iztapalapa para determinar el efecto del bisfenol sobre peces, que es el elemento más tóxico en plásticos”, concluyó.

Fuente: AlMomentoMx