A Woody Allen no le molesta ser visto como pedófilo

junio 18, 2020

Redacción/Xalapa.- El director Woody Allen no parece estar muy preocupado por la opinión colectiva que lo colocan como un pedófilo y dijo que se considera “un hombre feliz”; esto de acuerdo a una entrevista dada a un diario español por la publicación de sus memorias.

“¿Quiere que le cuente mi día? Me levanto temprano, a las 6.30 am, hago ejercicio, corro en la cinta, desayuno y luego escribo, de vez en cuando pongo unos minutos la televisión. Voy escribiendo y, cuando necesito una pausa, enciendo la tele. No es una vida muy saludable”, reflexionó en conversación telefónica Allen; y confesó que debido a la pandemia no ha tenido espacio para la diversión.

Allen confesó que tuvo momentos “trágicos” en su vida y consideró su relación con Mia Farrow como uno de esos momentos; “fue muy traumática”, comentó. Fue allí cuando reconoció que algunos lo recordarán como un pedófilo por su vínculo con quien fuera su hija adoptiva, Soon-Yi Previn, con quien contrajo nupcias en 1997.

“He tenido una vida interesante y divertida, he conocido a mujeres maravillosas, he atravesado momentos trágicos… Pero, básicamente, soy un hombre feliz que lleva 22 años junto a mi esposa Soon-Yi. Tenemos dos hijas preciosas que ya van a la universidad, tengo buena salud y he pasado una vida entreteniendo a la gente. He tenido mucha suerte. Podría morirme ahora mismo, hablando con usted, y no pasaría nada. Unos me recordarán como un pedófilo, aunque sea falso, y otros como un cineasta que les entretuvo, ¿qué más da? La suerte es lo más importante en la vida, y yo he tenido más buenas manos que malas. Las malas han sido catastróficas, eso sí”, sostuvo.

Allen remarcó que no es un pedófilo y que casarse con su hija adoptiva no lo hace tal, “creí que la verdad se impondría, pero no ha sido así. Una buena historia, cierta o falsa, se impone a todo… Mi relación con Soon-Yi empezó cuando ella tenía 22 años”, sostuvo el cineasta.

Allen sostuvo que la villana de la historia es y siempre ha sido Mia Farrow de quien asegura “lavó el cerebro de sus hijos, provocó el suicidio de dos… a Soon-Yi la golpeó con un teléfono”.

Finalmente el artista se sintió agradecido con la vida y con sus fans, “Siempre fui un vago con malas notas. No entiendo la poesía y hay un montón de películas y libros que no conozco. La confusión viene, por un lado, de mi aspecto, con mis gafas de culo de vaso. Y, del otro, que las chicas que me gustaban sí eran las intelectuales y tuve que reciclarme, empezar a leer, para no hacer el ridículo cuando las invitaba a cenar. Y, en mis chistes y películas, introducía referentes cultos que no entendía pero que le daban a la ocurrencia un aire más elevado”, concluyó.

Botón volver arriba