Alcalde de Coatzacoalcos acumula segunda sentencia por violencia política

julio 6, 2020

Isabel Ortega/Xalapa. Por segunda ocasión un órgano jurisdiccional determinó que el alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo, incurre en violencia política de género, por lo que se dio cuenta al Organismo Público Local Electoral (OPLE) y a la Fiscalía General del Estado.

Al resolver el juicio ciudadano 36, presentado en el mes de junio, los magistrados determinaron que el morenista violenta la petición de igualdad de sus pares en Cabildo, no respeta el derecho de ejercer el cargo de la regidora 11, que pidió resguardar sus datos personales por temer por su integridad física.

En la queja, la regidora denunció que no le permiten tener acceso a información oficial, lo que genera un trato discriminatorio hacia su persona, ello también podría vulnerar sus derechos de ejercicio del cargo y constituir violencia política en razón de género.

“Se advierten diversos oficios del ejercicio dos mil dieciocho, mismos que no han sido atendidos, o se atendieron de forma tardía y sin responder frontalmente los planteamientos de la accionante, lo que vulnera el ejercicio de su derecho de petición por parte de la Directora de Contabilidad, el Tesorero, el Contralor, el Director de Quejas, Denuncias e Investigaciones de la Contraloría y el Presidente Municipal, todos del Ayuntamiento responsable”, se lee en la sentencia.

Además, obran en autos diversas actas de sesiones de cabildo, donde se analizaron propuestas de la Comisión de Hacienda para discutir y, en su caso, aprobar los estados financieros correspondientes a los meses de febrero a junio de dos mil dieciocho, en los que pide constancias, pero no se le entregaron.

Al no obtener esos documentos, no pudo ejercer libremente su cargo, ni desempeñar adecuadamente las atribuciones previstas para los regidores en la Ley Orgánica del Municipio Libre, lo que también evidencia un trato discriminatorio de parte de los funcionarios municipales.

Por lo anterior, los magistrados determinaron notificar al OPLE de las acciones en la que ha incurrido Víctor Carranza, para que en caso de que busque un nuevo cargo se analicen las sentencia que emitió la Sala Superior y el propio TEEV en torno a violencia política contra la síndica Yazmín Martínez.

En el caso de la Fiscalía se pidió que analice sí se constituye algún delito, y se pidió tomar medidas cautelares para garantizar la seguridad de la regidora de Coatzacoalcos.

En Altotonga también se acredita violencia de género

En la misma sesión, se revisó el juicio 35/2020 en el que la regidora quinta de Altotonga, María Elena Baltazar Pablo, se quejó del alcalde Ernesto Ruiz Flandes quien de manera reiterada incurre en violencia política, al marginarla de su representación y de la toma de decisiones.

En ese caso, se informó ya se han presentado varios juicios y aunque se le ha pedido erradicar actos contra la regidora a incumplido con las sentencias, por lo que se emitió un nuevo acuerdo para conminar a no ejercer acciones que ponen en riesgo la integridad física y emocional de Baltazar Pablo.

En ese caso, no se dictaron medidas cautelares, lo que generó un debate entre los magistrados, pues consideraron era necesario, sin embargo, la magistrada Claudia Díaz Tablada, defendió su ponencia al señalar que se trataba de una sentencia con perspectiva de género.

Y es que la regidora no advirtió que las agresiones se atribuían a su condición de mujer, tal vez por desconocimiento, pues la violencia política se ha normalizado y tiene como efecto invisibilizar a las mujeres, sin embargo, había elementos para acreditar que Ruiz Flandes, incurre en actos al margen de la ley.

Le piden dejar de marginar y violentar los derechos de la regidora y se informa que, si no atiende la recomendación de la autoridad, serán apercibidos de parte de la autoridad electoral.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar