Alexei Navalny; el opositor ruso que fue envenenado

septiembre 2, 2020

Diego Olivos/Xalapa.- Tras levantarse sospechas de que el principal opositor al gobierno de Vladimir Putin, Alexei Navalny, había sido envenenado en un aeropuerto; la canciller alemana, Angela Merkel, ha confirmado este miércoles el intento de asesinato del opositor ruso con el objetivo de silenciarlo.

Los exámenes toxicológicos del hospital universitario Charité revelaron pruebas inequívocas de que Navalny fue envenenado con una sustancia usada en la producción de armas químicas y que pertenece al grupo del agente tóxico Novichok.

Ahora existen «graves preguntas que sólo el Gobierno ruso puede y debe contestar», declaró Angela Merkel a la prensa internacinal; pero ¿quién es Alexei Navalny y por qué representa un peligro para el régimen de Vladimir Putin? Te lo explicamos brevemente.

Alexei Navalny es un abogado ruso que adquirió relevancia pública en el 2008 al denunciar en su blog personal malas prácticas en la esfera política del país provocado la renuncia de varios funcionarios del Estado.

En 2011, Navalny fue detenido por primera vez y pasó 15 días en prisión por liderar una manifestación contra las irregularidades electorales del 4 de diciembre frente a la Duma en Moscú.

En 2012, Putin ordenó una investigación policial sobre el pasado de Navalny y al año siguiente fue juzgado por malversación de fondos en la ciudad de Kirov y condenado a cinco años de cárcel. Sin embargo, gracias a una apelación la sentencia fue suspendida.

Para el 2013, el abogado se postuló a la alcaldía de Moscú, obteniendo el segundo lugar, muy cerca de un cercano a Putin; esto fue tomado como victoria para los opositores quienes nunca se habían acercado tanto a quitarle poder al Kremlin.

2014; tras perder los comicios Navalny se dedicó de lleno a distribuir su mensaje por todo el país; esto causó que lo censuraran de todos los medios tradicionales y oficiales, pero él no se rindió y a través de blogs y redes sociales continuó esparciendo su mensaje.

Llegó el 2016 y el opositor se lanzó formalmente a la candidatura por la presidencia de Rusia, pero el gobierno contraatacó con una campaña de desprestigio donde lo acusaban de corrupción, destruyendo así sus posibilidades por llevarse la victoria en 2018.

En 2017 Navalny sufrió su primer atentado con armas químicas que le dañarían el ojo izquierdo para siempre; el gobierno ruso le prohibió salir al extranjero a valorarse y su condición empeoró hasta que se le concedió un permiso de viajar a España para su tratamiento.

En 2019 volvió a sufrir un atentado dentro de la cárcel cuando lo detuvieron por 30 días con el pretexto de violar las estrictas leyes rusas contra las manifestaciones.

Finalmente este 20 de Agosto, el opositor ruso cayó en coma tras ingerir un “té” en un aeropuerto que le afectó los nervios y hoy se confirma era un potente veneno.

Ahora el Gobierno alemán ya se ha puesto en contacto con sus socios europeos y con sus aliados en la OTAN para ponerlos al corriente sobre lo que consideran un “atentado” a la libertad. Toca esperar la respuesta que dará Vladimir Putin al respecto.

Con información de DW.

Botón volver arriba