Ante su probable muerte Benedicto XVI elige su propia tumba

agosto 3, 2020

Redacción/Vaticano.- Según reporta el biógrafo oficial del Papa Emérito Benedicto XVI, el alemán está muy enfermo con una infección bacteriana y “muy frágil”.

El escritor Peter Seewald indicó este 3 de agosto al diario Passauer Neue Press (PNP) que el Papa Emérito de 93 años tiene una erisipela facial, una infección bacteriana de la piel que causa un sarpullido rojo y doloroso.

Esta infección, que también puede provocar fiebre y dolores de cabeza, se trata con antibióticos pero al parecer ya no están obteniendo tan buenos resultados por lo que el estado de salud del papa emérito se agrava.

El periodista dijo que, a pesar de su enfermedad, Benedicto está optimista y declaró que podría retomar la escritura si recuperaba su fuerza. Seewald también dijo que la voz del Papa Emérito “apenas se puede escuchar”.

Además el papa Benedicto XVI ya eligió su propia tumba al presentir que su historia en la tierra está próxima a concluir; “quiere ser enterrado en la antigua tumba de San Juan Pablo II en la cripta de la Basílica de San Pedro”, dijo Seewald.

Al igual que San Juan Pablo II, Benedicto XVI escribió un testamento espiritual que puede publicarse después de su muerte.

Benedicto XVI renunció al papado en febrero de 2013 por la disminución de la fuerza que dificultaban el desempeño de su ministerio.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar