Arquidiócesis de Xalapa en espera del nombramiento de un administrador

agosto 15, 2021

Yhadira Paredes/Xalapa. Tras el fallecimiento del arzobispo Hipólito Reyes Larios el pasado 8 de agosto, la Arquidiócesis de Xalapa entró en un periodo denominado sede vacante, por lo que está a la espera de que se dé a conocer el nombramiento de un administrador, ya sea diocesano o apostólico, en tanto se nombra al sucesor de Reyes Larios.

En el comunicado de este domingo, José Manuel Suazo Reyes explicó que el administrador puede ser diocesano o apostólico, el primero se elige entre los miembros del Consejo de Consultores y el segundo se designa desde la Santa Sede.

De acuerdo al Código de Derecho Canónico el administrador diocesano es quien rige temporalmente la diócesis; debe ser elegido por el colegio de consultores en un plazo de 8 días, solo puede ser designados un sacerdote que tenga cumplidos 35 años y que no haya sido elegido, nombrado o presentado para la misma sede vacante.

“El Administrador diocesano tiene los deberes y goza de la potestad del Obispo diocesano, con exclusión de todo aquello que por su misma naturaleza o por el derecho mismo esté exceptuado, adquiere su potestad por el hecho de haber aceptado su elección, y no se requiere confirmación de nadie, quedando firme la obligación que prescribe el c. 833, n. 4 (emitir la profesión de fe ante el Colegio de consultores).”

El Derecho Canónico prohíbe a los administradores cualquier acto que pueda causar perjuicio a la diócesis o a los derechos episcopales; concretamente, se prohíbe tanto a ellos como a otros cualesquiera, personalmente o por medio de otros, destruir o alterar algún documento de la curia diocesana.

“El Administrador diocesano está obligado a residir en la diócesis y aplicar la Misa por el pueblo, cesa en su cargo cuando el nuevo Obispo toma posesión de la diócesis. El oficio de Administrador diocesano es un servicio transitorio y restringido por el mismo Derecho Canónico con el fin de impedir que se tomen decisiones que pongan en peligro los derechos de la diócesis”.

Suazo Reyes aseveró que en tanto se resuelven las cuestiones administrativas de la Arquidiócesis, la iglesia en Xalapa e mantiene en oración por el descanso de Hipólito Reyes Larios y para que el Papa Francisco elija a un nuevo pastor que responda a las necesidades de la iglesia.

Finalmente, reconoció que la Arquidiócesis de Xalapa siempre ha tenido obispos pastores que han buscado el bien de la iglesia, cada uno con su propio sello personal y con sus virtudes nos han ido encaminando hacia el encuentro con Dios.

Botón volver arriba