Arturo Zaldívar, insulto a la legalidad

diciembre 15, 2021

En alguno de sus recientes discursos como ministro presidente de la Corta de Justicia, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea dijo sin el menor pudor que “la corrupción es inadmisible en cualquier sector del gobierno, pero es mucho más grave cuando lo que se vende es la justicia”. 

Mucho rollo para alguien que, como él, llego al cargo vía una gran corruptela: venderse a la llamada Cuarta Transformación a cambio de las presiones que el gobiernito de AMLO ejerció sobre los demás ministros para que lo votaran para un periodo que hoy felizmente termina. 

Final también de una etapa oscura en la Corta.  

Etapa de prepotencia hacia con sus compañeros ministros.  

Etapa, lo peor, de un desprecio por la legalidad

Y es que, con eso de que para Andrés Manuel López Obrador la voz del pueblo está por sobre la Constitución… 

… a Zaldívar se le hizo fácil despreciar el texto y el espíritu de la Carta Magna durante meses… 

… cuando uno de los partidos satélites de Morena, en este caso el Verde, propuso ampliar dos años su presidencia del Poder Judicial de la Federación. 

Se va Zaldívar… 

… y nadie del edificio de la avenida Pino Suárez va a extrañarlo

Ya lo verá usted. 

Y ahora, ¿una ministra presidente? 

Aunque la ley señala que deben ser los ministros y sólo los ministros quienes elijan a quien presida la Corta de Justicia y, al mismo tiempo, la Judicatura Federal… lo más seguro es que, como en el caso ya narrado de Zaldívar, López Obrador vuelva a meter las manos en la elección. Aunque con inciertos resultados, pues ya no tiene a Julio Scherer como operador. 

Y dada su obcecación por querer emparejar cartones entre los géneros femenino y masculino, lo más seguro es que ya haya dado instrucciones que sus cercanos impulsen a alguna de las cuatro señoras ministras, tres de las cuales fueron propuestas al Senado por él. 

Descarte, por tal, las posibilidades de Norma Lucía Piña Hernández, quien llegó a la SCJN a propuesta de Enrique Peña Nieto –en realidad, del consejero jurídico de aquel, Humberto Castillejos— hace seis años, en el 2015. 

En cambio, quienes sí tienen más posibilidades son las ministras Ana Margarita Ríos Farjat, Yasmín Esquivel Mossa y/o Loretta Ortiz Ahlf

¿Ministra presidente? 

En escasas horas lo sabremos. 

La Sofom de Romo, consentida  

El presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, se juega su futuro político y el gran prestigio de su padre, el reconocido abogado don Jesús Lemus Contreras, con una millonaria licitación amañada. 

De paso se está llevando entre las patas a su correligionario Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco

Se trata de la adquisición del “Servicio de Arrendamiento Integral de Equipamiento de Seguridad”, para 290 camionetas doble cabina con motores V6 mediante un proceso de licitación pública que más bien es dirigida hacia un privado

Y es que Lemus y sus muchachos le armaron la licitación al polémico dueño de la Sofom Operadora de Servicios Mega Guillermo Romo Romero

Romo Romero, en efecto, es el mismo de la invitación al gobernador Alfaro al juego de básquet de los Lakers, en asientos preferenciales a ras de la cancha. El mismo, también, cuyas empresas contratan a personal ligado a la familia del gobernador. El mismo que ha tenido como socio a Emilio Lozoya Thalmann, padre del ex director general de Pemex durante el peñato, ahora en la cárcel, bajo proceso. 

La arreglada licitación sorprendió a los empresarios automotrices del país, distribuidores y empresas financieras por los requisitos exigidos que –¡fíjese qué casualidad!– sólo cumple la empresa de Romo Romero, tales como el tipo de unidades, la empresa dictaminadora de los estados financieros, el tiempo del proceso, es decir, una licitación dirigida de la que ya preparan su impugnación en tribunales varios empresarios del ramo. 

Hay que recordar que el gobierno de Jalisco ya favoreció a la empresa de Romo Romero –esto es, ya pagó la invitación al mandatario estatal– con un contrato de arrendamiento de maquinaria para el campo, de más de 3 mil millones de pesos, que es un escándalo por la forma en que se asignó y que es conocido como ¡A Toda Máquina! 

Pablo Lemus está a tiempo de parar este asunto que, definitivamente, hiede a corrupción

A menos que él y Alfaro esperen algo más que invitaciones a espectáculos deportivos, ¿no cree usted? 

Indicios 

Los invitó a venir. Política de puertas abiertas. Visas y trabajo para todos los que cruzaran la frontera sur y se internaran en nuestro territorio… hasta que se puso a las órdenes de Donald Trump y comenzó a pararlos en seco. Con el Ejército. Con la entonces recién creada Guardia Nacional militarizada. 14 mil elementos contra las caravanas que luego serían administrada$ por elementos de todos los niveles que se desempeñan en el Instituto Nacional de Migración. Con los “polleros”, los traileros, militares, guardias y agentes migratorios han hecho una empresa ilegal de ganancias incuantificables. Represión, salvajismo en contra de aquellos desesperanzados que “no se ponen a mano”. Largas caminatas por las carreteras que unen al sureste con el centro y el norte del país. Y al arribo de unos cuantos centenares de ellos a la capital federalmás represión. Sí, ciertísimo, las comparaciones son odiosas pero la señora Claudia Sheinbaum sí actuó como en su momento lo hiciera Alfonso Corona del Rosal. Y sí, ciertísimo, Andrés Manuel López Obrador y sus cercanos reprimen con el Ejército y con la Guardia Nacional militarizada al estilo de Gustavo Díaz Ordaz. Nada nuevo bajo el sol. Aunque lo nieguen. * * * ¡Uf! ¡Se acabó el espacio! Entonces, por hoy es todo. Le deseo que siga disfrutando esta semana y, como siempre, que tenga usted ¡buenas gracias y muchos, muchos días! 

Botón volver arriba