Asegura vocero de Arquidiócesis qué ideología de género afecta y confunde a menores de edad

mayo 8, 2022

Yhadira Paredes/Xalapa. A través de la televisión, el internet y el adoctrinamiento ideológico en algunas escuelas por la influencia e imposición de la llamada ideología de género, los niños están siendo confundidos y afectados en su desarrollo emocional, afectivo y su personalidad, aseguró el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

Afirmó que los padres de familia son los primeros educadores de sus hijos, como un derecho natural que hay que promover y defender ante las absurdas iniciativas públicas que el estado quiere imponer desde una ideológica supuestamente progresista.

En el comunicado de este domingo refirió que no hay evidencias científicas de un “gen homosexual”, lo que existe es una influencia externa que genera confusión y en consecuencia tristeza existencial, ansiedad y  pérdida  de  la  identidad.

“La Ideología de Género amenaza gravemente la integridad física y mental de los menores de edad, ya que tiene como objetivo deformar el concepto de sexualidad, al proponerles a los niños que «su forma  de autopercibirse”  no necesariamente debe coincidir con su sexo biológico”.

Suazo Reyes sostuvo que al romper el vínculo entre sexo y lo que ellos llaman “género” se crea confusión respecto de su identidad y acusó que la ideología de género está provocando más stress en los infantes, ya que no sólo  deben  preocuparse  de  cumplir sus  deberes,  aprender y  portarse  bien, ahora con  este  adoctrinamiento  empiezan  a  preocuparse  para  saber  a qué género pertenecen.

“En países como Suecia, Reino Unido y Finlandia han decidido prohibir  los tratamientos  hormonales  en  menores  de edad debido a los grandes riesgos en la salud de los menores y a sus escasos beneficios. Los  tratamientos  de  bloqueo  hormonal  en  niños  tienen  efectos secundarios irreversibles: osteoporosis, infertilidad, problemas cardiovasculares, diabetes y problemas neurológicos. A nivel psicológico puede incrementar  la  depresión,  la  ansiedad  y  las  tendencias  suicidas”.

La imposición  de  la ideología  de género, agregó, también  daña  la  autoestima  y  la seguridad  de  los  niños  que  no  están  de  acuerdo  con  los perversos conceptos de  esta  teoría,  ya  que  en  la  escuela  y  en la  comunidad se  enfrentan  a  un discurso  impuesto, pues al  sólo  hecho  de declararse  en  contra, son  objeto de burlas y de etiquetas negativas.

Asimismo, señala que otro problema es que la ideología de género está promoviendo la negación  para  algunos  niños  de  tener  una  familia  natural,  es  decir  un  papá  y una  mamá.

“No  estamos  en  contra  de  las  personas que  se  declaran homosexuales  o transexuales. Cada persona tiene el derecho a decidir cómo vivir, cómo vestir y a  quien  amar.  El  problema  es  que,  bajo  la bandera  de  la  tolerancia,  se  busca adoctrinar  a  toda  la  infancia,  con  el  objetivo  de  normalizar  ciertas  conductas sexuales”, finalizó.

Botón volver arriba