Australia insiste en que se investigue el origen del coronavirus

abril 30, 2020

Redacción. Notimex. El primer ministro australiano, Scott Morrison, afirmó hoy que su gobierno no retrocederá en impulsar una investigación, apoyada por otros países, para rastrear “el origen” del COVID-19.

En conferencia de prensa, el mandatario indicó que “es una acción sensata” investigar cómo se originó el nuevo tipo de neumonía, en contraste con las versiones que ha manejado la administración del presidente chino, Xi Jinping.

«Parecería completamente razonable y sensato que el mundo quisiera tener una evaluación independiente de cómo ocurrió todo ésto, para que podamos aprender las lecciones y evitar que vuelva a suceder», aseguró Morrison.

En tanto, esta acción ha sido condenada por la embajada China en Australia que acusó al gobierno australiano de seguir la retórica de países como Estados Unidos o Francia, respecto a acusaciones de que el gigante asiático estaría ocultando información sobre el coronavirus e incluso que la nación asiática habría creado artificialmente la enfermedad.

Debido a ello, el diplomático Cheng Jingye, adivrtió el lunes sobre “las consecuencias” que podría acarrear para Australia insistir en la apertura de una investigación sobre el virus.

“Si esto va a ir a peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amable con China como parece”, indicó Cheng, a la par que medios locales reportaron que éste también habría advirtió sobre consecuencias en las exportaciones, principalmente de vino.

Además, el martes, Morrison hizo un llamado a nivel internacional para crear un «brazo» a la Organzación Mundial de la Salud (OMS), encargado de rastrear el origen de futuras pandemias.

Botón volver arriba