Bancarización de adultos mayores

El 40% de las personas que se acercan a solicitar ayuda del Barzón por haber sido víctimas de algún robo o fraude bancario son adultos mayores de 60 años, en su mayoría mujeres.

De acuerdo con cifras de la Condusef en el año 2018 Veracruz se colocó entre los 5 estados del país que concentraron el mayor número de asesorías para este sector de la población; y del total de las quejas que fueron planteadas ante el organismo el 29 por ciento fueron hechas por adultos mayores.

Así, en nuestro estado la Unidad de atención proporcionó 8 mil 415 asesorías, entre los motivos principales se encontraban: reporte de crédito especial, consulta a la base nacional de ahorro para el retiro, información sobre productos y servicios financieros y … tarjetas de crédito.

Sin embargo, aunque los indicadores nos hablan de un aumento de la participación de los adultos mayores en el apartado de las asesorías o en recabar información precisa previa a la contratación de algún producto o servicio lo cierto es que a la par aumentaron el número de sus reclamaciones en tarjetas de crédito y débito.

Por operaciones no reconocidas como: disposiciones de efectivo en cajeros automáticos, compras por internet, cargos por compras o consumos en sus tarjetas, o solicitudes de crédito que no hicieron.

Además de lo anterior, una de sus principales quejas fueron por “solicitudes no atendidas”, lo que me lleva a pensar en lo que conocemos como revictimización de los adultos mayores por las entidades financieras cuando quieren llevar a cabo aclaraciones, es decir; cuando al saberse víctimas de algún robo de dinero en sus cuentas acuden al banco con la finalidad de obtener ayuda, y reciben malos tratos, regaños y desorientación alejándolos de la solución del problema.

Por ejemplo lo complicado y poco claro que resulta para todos tramitar quejas y reclamaciones ante el propio banco, antes de acudir a alguna instancia legal, sobre todo si te remiten a una línea telefónica en donde nunca te atienden, o te piden completar y enviar un correo electrónico que ni siquiera te acusan de recibo. 

El uso de este tipo de tecnologías que ha desplazado a lo presencial y que no todos los adultos mayores saben utilizar, pues no escuchan bien o el interlocutor no es preciso en su explicación.

Los cajeros automáticos otro de los grandes “enemigos” de nuestros mayores, a quienes en algunos casos, les da miedo utilizar por no ‘apretar’ algún botón equivocado.

Las falta de seguridad de las instituciones para protegerlos como usuarios, un verdadero reto para las entidades financieras cubrir las necesidades de un sector de la población incluido financieramente, pero atendido de manera poco eficiente, que requiere mayor tiempo para realizar operaciones digitales, y métodos explicativos más claros o ilustrativos acerca del uso de servicios.

¡Si tiene deudas y desea exponer su caso llame al 2281148502!

Visite  www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@yahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal 

Back to top button
Close