Beca de la UV llegó cuando más la necesitaba: Uriel González

enero 22, 2022

  • Uriel González Utrera, estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, combina su formación académica con las labores del campo en la localidad El Picadero  
  • Recibió el apoyo económico en un momento en que toda su familia enfermó de COVID-19  

Boca del Río. Uriel González Utrera, estudiante de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (UV), combina su formación académica con las labores del campo en la localidad El Picadero, ubicada en el municipio de Cotaxtla. 

Esta población está a 10 kilómetros de distancia de la cabecera municipal, no llega al centenar de habitantes y no cuenta ni siquiera con una tienda de abarrotes. Es en ese contexto que el joven apoya a sus papás en la cosecha de limón, en la siembra de maíz y frijol, y en la cría de gallinas para autoconsumo.  

Uriel decidió estudiar la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación pues considera que ésta tiene un campo laboral amplio, en el que los egresados pueden desempeñarse en rubros como la fotografía, las relaciones públicas, el periodismo y la edición de audio y video.  

La primera experiencia educativa que cursó fue “Taller de redacción: Nota informativa y entrevista”, impartida por el profesor Antonio Marín; a partir de ese momento quedó motivado para llevar su formación académica de la mejor forma posible. 

La localidad El Picadero no alcanza el centenar de habitantes

Además, fue becado en el periodo agosto 2021-enero 2022 por la UV, en un momento que resultó muy oportuno, ya que en ese tiempo toda su familia se contagió de COVID-19, lo que generó fuertes gastos, porque durante un mes ninguno pudo laborar. El limonar familiar se llenó de maleza y la producción se echó a perder, pues no hubo quien cosechara los limones y menos quien los comercializara.  

Aunado a esto, el joven no podía ausentarse de sus clases en línea, a las que se conectaba a pesar del cansancio que no le permitió aprovecharlas de una manera óptima.  

Aunque el plan original que tenía para la beca era adquirir una computadora, su hermano le donó una, por lo que utilizó los recursos para comprar una cámara fotográfica, dispositivo que necesitaba para inscribirse en experiencias educativas que no había podido cursar. 

El estudiante se encuentra muy agradecido con su casa de estudios por haberlo apoyado en el momento que más lo necesitó, y aseguró que esto lo estimula a prepararse adecuadamente para encontrar un buen trabajo al egresar, o postularse para estudiar un posgrado. 

Botón volver arriba