¡Betelgeuse va a explotar! La supergigante roja tiene sus días contados

diciembre 29, 2019

Redacción/Xalapa.- El observatorio espacial Herschel de la ESA ha revelado múltiples arcos alrededor de Betelgeuse, la estrella supergigante roja más cercana a la Tierra, donde se pronostica una próxima explosión de la misma.

La estrella y sus escudos en forma de arco podrían chocar con un intrigante ‘muro’ polvoriento en tan solo 5000 años, cifra muy baja en temporalidad del espacio pues ya son cientos de millones de años los que esta estrella gigante tiene de vida; prácticamente la estamos viendo agonizar.

Betelgeuse cabalga sobre el hombro de la constelación de Orión el Cazador y se puede ver fácilmente a simple vista en el cielo nocturno invernal del hemisferio norte como la estrella naranja-roja arriba y a la izquierda del famoso cinturón de tres estrellas de Orión.

Betelgeuse tiene aproximadamente 1000 veces el diámetro de nuestro Sol y brilla 100 000 veces más.

La estrella está en camino a una espectacular explosión de supernova, que será visible desde la tierra a plena luz del día.

La nueva vista de infrarrojo lejano de Herschel muestra cómo los vientos de la estrella chocan contra el medio interestelar circundante, creando un choque de proa cuando la estrella se mueve a través del espacio a velocidades de alrededor de 30 km / s.

Una serie de arcos rotos y polvorientos delante de la dirección de movimiento de la estrella dan testimonio de una historia turbulenta de pérdida de masa.

Más cerca de la estrella misma, una envoltura interna de material muestra una estructura asimétrica pronunciada. Las grandes células convectivas en la atmósfera exterior de la estrella probablemente han resultado en expulsiones localizadas y grumosas de escombros polvorientos en diferentes etapas en el pasado.

La inminente explosión de Betelgeuse, no será sin embargo a causa de su ciclo natural de vida, sino que se tratará de un “asesinato” galáctico; pues la barra de escombros cercanos a la estrella impactarán con los arcos de la gigante roja acelerando su climax.

La muerte de Betelgeuse comenzará en 5000 años pero no será hasta 12 500 años después que termine por destruirse por completo y aunque ninguno de nosotros vivirá para presenciarlo, el espectáculo para nuestros descendientes será asombroso; y lo mejor de todo: sin peligro alguno, pues las ondas gravitacionales de nuestro Sol evitarán que los rayos de la explosión le generen daños a la Tierra.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar