Celebra Morena consulta por el NAIM

México. El 2018 cerrará como un año inédito para la historia política de México. No solo la ciudadanía ha demandado respeto irrestricto a la votación popular para la elección presidencial del pasado 1 de julio, sino que también ha iniciado la demanda histórica de su derecho a intervenir de manera constante en la toma de decisiones del Poder Ejecutivo.

Ésta será la primera vez en la historia reciente de México que un Presidente de la República tome una decisión sustentada en una consulta ciudadana.

En un comunicado, Morena señala que este proceso no es menor: abre una trayectoria de transformación para la participación ciudadana y la toma de decisiones de impacto histórico.

Esta consulta se sustenta en el artículo sexto constitucional en torno a la manifestación de ideas.

Al ser un ejercicio ciudadano que no se enmarca en el artículo trigésimo quinto constitucional o en la ley de consultas, no atenta contra ninguna normativa, antes bien, fortalece la vida democrática al sustentarse en la legitimidad que le otorga una consulta popular. Ésta emana de la auto-organización ciudadana.

Con este ejercicio se comprueba que la nación demanda su espacio para hacer valer su voz y rechaza la vieja práctica en la que solo una minoría tiene el poder para decidir el futuro del país.

Con esta consulta se comprueba la vocación inclusiva y participativa del nuevo gobierno, así como su voluntad de avanzar en dotar de derechos políticos inéditos de democracia participativa a los mexicanos.

Esto es un gran pendiente en la historia política de México porque, a diferencia de otros países donde se realizan consultas regularmente, en nuestro caso no se han respetado los lineamientos que dictan los convenios internacionales de derechos humanos.

Como todo proceso fundacional, la consulta tuvo fallas y errores, sin embargo, fueron mínimos y de ningún modo alteraron el sentido general y preponderante de los resultados, por lo que éstos son confiables y representativos.

Estamos ante el surgimiento de un ejercicio pacífico y ejemplar, donde la ciudadanía participó de manera informada, responsable y libre.

Celebramos el debate público y reconocemos que este proceso de consulta permitió poner en primer plano del debate nacional los aspectos socioambientales, económicos, financieros y técnicos de un proyecto que hasta hace pocos meses era opaco y del que se contaba con poca información.

La problemática socioambiental hizo imprescindible la participación de la ciudadanía del Valle de México; el impacto en la política de gasto general hizo imprescindible la participación de la ciudadanía a lo largo y ancho de todo el país.

El nuevo poder ejecutivo ha anunciado que promoverá iniciativas de reformas para romper todo candado a la realización de futuras consultas sobre problemáticas cruciales para la nación.

Agradecemos a todos los voluntarios, intelectuales, académicos, organizaciones campesinas y sociales, medios de comunicación y ciudadanos que invirtieron, tiempo, recursos y energía en este primer paso que nos permitirá seguir caminando por la historia naciente de la democracia participativa en México.

Fuente: AlMomentoMx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close