Cielos despejados favorecieron pérdida de hielo en Groenlandia en 2019

abril 15, 2020

EFE. Groenlandia sufrió el año pasado una de las peores pérdidas de la capa de hielo, que se redujo en miles de millones de toneladas, pero no fue solo por el aumento de la temperatura sino que también influyó la presencia de unos cielos excepcionalmente despejados que dejaron pasar más luz solar.

Un estudio de la Universidad de Columbia (EE.UU.) y de Lieja (Bélgica) que publica The Crysophere señala que durante el verano pasado, en Groenlandia hubo unas condiciones atmosféricas “sin precedentes” y sugiere que los modelos climáticos pueden subestimar el ritmo de la desaparición de hielo.

Los autores identificaron unos excepcionales patrones de circulación atmosférica, con cielos despejados que dejaron pasar más luz solar y que contribuyeron, “en gran medida”, a la rápida pérdida de masa de la capa de hielo.

Los actuales modelos climáticos usados para proyectar la pérdida de la capa de hielo en Groenlandia no tienen en cuenta esos patrones atmosféricos y “pueden estar subestimando en la mitad el futuro de derretimiento”, según el autor principal del estudio, Marco Tedesco, de la Universidad de Columbia.

Para analizar los cambios en la capa de hielo, los investigadores utilizaron datos de satélites, mediciones terrestres y modelos climáticos, según un comunicado de la universidad.

Foto: Web

El verano pasado se produjo no solo una pérdida de capa de hielo a gran velocidad, sino que produjo las mayores caídas en el equilibrio de la masa de la superficie desde que comenzaron los registros, en 1948.

El balance de masa de la superficie tiene en cuenta las ganancias de dicha masa, por ejemplo con las nevadas, y las pérdidas por la escorrentía de agua de fusión en la superficie.

Tedesco explicó que el balance de la masa puede compararse con una cuenta bancaria. “En algunos periodos se gasta más y en otros se gana más. Si gastas demasiado, entras en números rojos y eso es lo que le pasó a Groenlandia recientemente”.

En total, se estima que la capa de hielo perdió unos 600 mil millones de toneladas en 2019, lo que representa un aumento del nivel del mar de aproximadamente 1.5 milímetros.

Botón volver arriba