Colocan ‘antimonumento’ en Reforma en protesta contra el Tren Maya

noviembre 24, 2022

Organizaciones en defensa del medioambiente instalaron un ‘antimonumento’ en el Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, para protestar por los impactos ambientales del Tren Maya en la Península de Yucatán, principalmente para la selva maya.

Frente a la Torre del Caballito, los activistas colocaron sobre el suelo una placa de piedra de cantera que señala: “Aquí dejamos constancia de que en nombre del ‘desarrollo’ y el ‘progreso’ se construyó el Tren Maya desalojando personas, extinguiendo especies, devastando la selva y amenazando ecosistemas. Solo ustedes, en el futuro, podrán decir si valió la pena”.

Roberto Rojo, activista y espeleólogo de cuevas submarinas en Playa del Carmen, Quintana Roo, uno de los puntos por donde pasará el Tren Maya, comentó a Animal Político que el objetivo de colocar un ‘antimonumento’ es dejar “un recordatorio permanente” de los daños ambientales que está generando la obra en el ecosistema de la selva maya, así como en las cuevas y cenotes.

“Vean las películas de ciencia ficción que siempre empiezan con un desastre cuando no se le hace caso a la ciencia. Pues aquí es igual: desde un principio, hemos advertido de la fragilidad del suelo cárstico de Quintana Roo y de la importancia de preservar el acuífero subterráneo, las cuevas y la selva”, apuntó Rojo

Entre las organizaciones que participaron en la protesta fueron Greenpeace, Cenotes Urbanos, Kanan Derechos Humanos o SumOfUs, que denunciaron que el proyecto del Tren Maya fue “impuesto de manera totalmente irregular”, mencionando que las consultas a los pueblos indígenas que hizo el Gobierno federal en 2019 “no cumplieron con los estándares internacionales”.

Las organizaciones pidieron a las empresas españolas y alemanas que participan en el proyecto del Tren Maya “que se baje del Tren”, por las afectaciones que la obra implica y por la falta de estudios de impacto ambiental “que detallen los impactos negativos y positivos”.

Roberto Rojo recordó que, hasta ahora, no se ha dado a conocer una Manifestación de Impacto Ambiental “íntegra”, sino que esta se ha “fragmentado” en varios tramos de la obra, “para no dar a conocer el verdadero impacto del Tren Maya”. “Este es un tren ecocida disfrazado de turismo y progreso”, agregó.

⇒ El ‘antimonumento’ contra el Tren Maya se suma a otros instalados sobre el Paseo de la Reforma, como el de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el de la Glorieta de las mujeres de luchan, el de los mineros de Pasta de Conchos y más reciente, la Glorieta de las y los desaparecidos.

Botón volver arriba