Combatir machismo y cultura patriarcal desde la Constitución

diciembre 4, 2020

Carlos Guzmán Martín/CDMX. La senadora Geovanna Bañuelos de la Torre propuso reformar el artículo tercero de la Constitución, para que la  educación que imparta el Estado contribuya a combatir el machismo y la cultura patriarcal, así como a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres. 

“Tenemos un enemigo que violenta, que restringe derechos y que todos los días cobra vidas. Un mal tan enraizado en la sociedad mexicana que ha terminado por normalizarlo. Uno de los peores cánceres que debemos erradicar: el machismo”, advirtió la legisladora del Partido del Trabajo.

“Las cifras no engañan”: según el INEGI, 66 por ciento de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia, 44 por ciento de esos casos a manos de su pareja. Y sólo en este año, agregó, han ocurrido 473 feminicidios y 25 crímenes de odio. 

La mayoría de estos ilícitos -acotó Bañuelos de la Torre- quedan en la impunidad porque “la cultura machista ya es sistémica y aparece en todos lados”. 

Y es común encontrar expresiones como éstas para justificar las agresiones en contra de las mujeres: “la mataron porque una mujer no debe andar en la noche”, “para que sale vestida así”, “debe respetar a su marido”, “no enseñes demás”, “eres mía, de mi propiedad”, “se acostó con el jefe por eso la ascendieron”, refirió.

Afirmó que esta cultura “está impregnada en nuestro inconsciente, es nociva y nos lacera a todas y todos. Los hombres no se salvan, porque las expectativas sociales se construyen para que ellos sean proveedores, participen en conductas de riesgo, sean sexualmente dominantes y eviten discutir sus emociones.

Pero estas restricciones, apuntó la senadora, sólo contribuyen a tasas más altas de suicidio, homicidio, adicciones y accidentes de tránsito. Muchas de las principales causas de muerte en el continente, incluidas las enfermedades cardíacas, la violencia interpersonal y los siniestros viales, están directamente relacionados con comportamientos machistas construidos socialmente, añadió. 

Debemos trabajar desde todas las trincheras para enfrentar a este mal y la educación, el más poderoso instrumento de cambio, nos debe ayudar a repensarnos como sociedad. Una, donde la igualdad entre hombres y mujeres, sea el eje medular, señaló.

En este contexto, presentó una iniciativa para reformar el artículo tercero de la Constitución Política, a fin de que el criterio que oriente a la educación se base en los resultados del progreso científico, luche contra la ignorancia, el machismo y la cultura patriarcal, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios. 

Botón volver arriba