Comisión de Cultura inicia análisis de la Ley Federal de Cinematografía, a fin de actualizarla

Ciudad de México. La Comisión de Cultura y Cinematografía presidida por el diputado Sergio Mayer Bretón (Morena), llevó a cabo la mesa de trabajo: Ley Federal de Cinematografía, donde cineastas solicitaron que se permita mayor tiempo de pantallas para exhibir largometrajes nacionales.

El diputado Mayer Bretón señaló que es primordial que se analice esta solicitud porque el distribuidor va en contra de su propio negocio, toda vez que entre más películas exhiba mayores ingres obtendrá.

Se comprometió a trabajar para que se logre beneficiar al arte cinematográfico, el cual puede ser un gran conducto para la promoción de la cultura del país.

El diputado panista Carlos Carreón Mejía expresó que se busca escuchar las propuestas de especialistas y académicos, a fin de generar un instrumento legislativo eficiente que atienda las necesidades del ramo de la cinematografía.

“Estamos comprometidos a hacer grandes cambios a esta ley, porque hay varios artículos que desde 1999 no se modifican”.

El subsecretario de Desarrollo Cultural, de la Secretaría de Cultura, Edgar San Juan, felicitó a los integrantes de la Comisión por crear puentes entre el gobierno federal y el legislativo con el propósito de que la industria cinematográfica esté en mejor estadía.

“En este nuevo gobierno los ciudadanos están invitados a participar y proponer cambios que les permitan mejorar sus tareas en los diversos ámbitos que se desempeñan”.

Refirió que los creadores del cine deben exigir a los poderes Ejecutivo y Legislativo que implementen los cambios que las instituciones requieren.

Aseguró que para la Secretaría de Cultura, la cinematografía es una industria que debe tener un trato prioritario, por lo que se enfocarán para que los recursos se apliquen en tareas sustantivas del ramo.

Asimismo, buscarán perfeccionar los estímulos fiscales, pues esto ha permitido que el sector crezca de manera exponencial.

Alfredo Loaeza, director general del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), propuso promover al artista cinematográfico profesional como humanista y que las escuelas en la materia posean recursos para generar proyectos estudiantiles que permitan fortalecer su formación académica.

Fernando de la Fuente Sainz, presidente de Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), señaló de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), este sector presenta un crecimiento del ocho por ciento anual; de ahí, la importancia de actualizar su legislación en estímulos y subsidios.

Ernesto Contreras, presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), destacó que a pesar del crecimiento del ramo, la exhibición de los filmes nacionales no poseen un desarrollo equivalente; además, en México el 50 por ciento de la población no puede asistir al cine porque el precio del boleto representa más de la mitad del salario mínimo, por lo que propuso que esta actividad sea considerada en la Constitución como un pilar de la cultura.

Inna Payán, presidenta de la Asociación de los Productores Independientes, apuntó que en la era tecnológica se deben buscar mecanismos que estimulen y promuevan la inversión de las grandes empresas del entretenimiento y audiovisual, así como regularlas para que no sólo se sean maquiladores, sino entes creativos con voz propia y capaces de generar libertad de expresión.

Jesús Ochoa, secretario general de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) y del Comité Central de Trabajadores de la Producción Cinematográfica, planteó que exista una adecuada producción, distribución y exhibición de los largometrajes nacionales y mejorar la calidad de vida de sus creadores.

Destacó que a pesar de existir cerca de 50 leyes en materia cinematográfica, ninguna protege a los creadores e intérpretes de los contenidos y sus organizaciones, y el Estado despoja del patrimonio de derechos intelectuales a los cien años después de muertos sin ninguna contraprestación equitativa.

Gabriel Retes Balzaretti, director de cine, planteó que los sindicatos de cinematografía estén representados en los tres consejos que evalúan la repartición de los recursos y pidió que se destine el 30 por ciento del tiempo de las pantallas, a fin de que se proyecten los filmes nacionales.

Ángel Flores Torres, director cinematográfico, dijo que la ley en la materia debe estar acorde con las nuevas necesidades y que se incluyan los derechos laborales y culturales.

Víctor Ugalde, también cineasta, mencionó que la Ley Federal de Cinematografía “es una momia”, por lo que se está en una emergencia nacional, pues del 2005 al 2018 se realizaron mil 304 largometrajes, de las cuales llegaron a las pantallas de la ciudad de México 816 y al resto del país solo 31 películas por año, de ahí la necesidad de reformar lo referente al tiempo de exhibición para productos nacionales.

Giselle Abbud, directora General de Diamond Films México, pidió no olvidar a las distribuidoras independientes, las cuales no tienen salida para exhibir productos nacionales e internacionales.

Ramón Ramírez Guzmán, director de Relaciones Institucionales en Cinépolis, indicó que para el desarrollo de la cinematografía se requiere crear guiones que “conecten con el público”.

Vanessa Arreola, directora de cine, resaltó que es primordial que se trabaje en una agenda concreta que logre el fortalecimiento del sector.

Amir Galván Cervera, cineasta, expresó que el fortalecimiento de esta industria sólo se conseguirá si es considerado como un bien cultural y de identidad nacional, por lo que se tienen que regular los tiempos de exhibición.

La productora de cine, Mónica Lozano, refirió que la actualización de la legislación de cine requiere proteger, incentivar y estimular la generación de filmes al tiempo que considere las condiciones del mercado global. “Si queremos tener una industria audiovisual propia es necesario defenderla y terminar con el sistema oligopólico en el que un grupo reducido de personas son las que programan las salas de exhibición del país”.

Back to top button
Close