Con la pandemia, la pobreza y la incertidumbre el país vive una noche obscura

noviembre 29, 2020

Yhadira Paredes/Xalapa. Más de 103 mil muertos en México por el mal manejo de la pandemia, el aumento de la pobreza, la incertidumbre, familias sufriendo por causa de la enfermedad, violencia o la pobreza dan cuenta del momento que se vive igual a una noche obscura. 

Así lo señaló el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, quien dijo que las sombras de la muerte acechan y se siente como un naufragio sin rumbo. 

“Los resultados que se presumen en los discursos oficiales no se perciben en la cotidianeidad. No hay indicadores de bienestar para la gente, y la deuda social sigue creciendo en asuntos de violencia, pobreza, educación y salud”. 

Denunció que los pobres son cada vez más pobres y lo más grave es que se les hace dependientes de dádivas que no se sabe para cuánto tiempo alcanzarán.

Se viven, dijo, tiempos de obscuridad, por lo que el tiempo de Adviento que se inicia permite creer en Dios “no podemos nunca idolatrar las instituciones humanas por más promesas que nos hagan. Lamentablemente se está provocando más desencantos que satisfacciones”. 

Suazo Reyes consideró que es necesario ser también más promotores y colaboradores del bien común y dejar de ser indiferentes; México puede cambiar si cada uno da lo mejor de sí; si nos comprometemos con la verdad y la justicia. 

“México empieza a cambiar cuando hacemos las cosas con calidad, honestidad y transparencia. Esto es lo que ayudará a mejorar el tejido social”. 

Finalmente, dijo, el adviento es por excelencia el tiempo de la esperanza, cada año esta actitud fundamental del espíritu se renueva en el corazón de los cristianos. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar