Confirma Orfis irregularidades del IMA; el Congreso revocaría concesión de Grupo MAS

septiembre 22, 2021

Isabel Ortega. Xalapa. El Instituto Metropolitano del Agua (IMA) se constituyó de manera ilegal, ha recurrido al manejo irregular de recursos y da un mal servicio de agua potable a los ciudadanos, confirmó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) en la auditoría especial que practicó.

Es por lo anterior, que el Congreso del Estado ya tiene los elementos para rescindir el contrato con el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS), confirmó la titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Delia González Cobos.

“Por su puesto (puede anular la concesión) y si requiriera algo más nosotros estamos puestísimos para apoyar en todo y darle solución; ya no podemos seguir manteniendo órganos que lo único que hacen es medrar y desviar los recursos.

La auditora, insistió que hay ciertos aspectos legales que no fueron cubiertos desde la constitución del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento, “se tiene que resolver ya de una manera definitiva porque si no actuó apegado a Derecho en ningún momento, es más, desde su constitución, si hubo esas irregularidades obviamente que ha sido una situación viciosa desde su origen”.

El informe especial determinó que en 2019 el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS) operó sin certificación de la Secretaría de Salud y cometió diversas irregularidades permitidas por el Instituto Metropolitano del Agua (IMA), las cuales costaron más de 52 millones de pesos a Veracruz y Medellín de Bravo en 2019

La auditoría reveló que se ocultó información financiera en el organismo y el mal cuidado que el IMA realiza a los recursos públicos federales originó que se regresaran a la Tesorería de la Federación 26 millones 160 mil 421 pesos, aunque ambos municipios podrían haber obtenido 52 millones 320 mil 842 pesos en total.El IMA tampoco ha logrado el desarrollo y crecimiento de infraestructura como lo estipula la concesión al Grupo MAS; registrando pagos irregulares de permisionarios. Las anomalías recaen en el director Francisco García Barradas, quien no pudo solventar las observaciones del ente fiscalizador, entre otras irregularidades.

Botón volver arriba