Critica arzobispo que jóvenes sigan en antros, en uno mataron a su sobrina

sorprendente porque los jóvenes sabiendo los peligros que corren y la inseguridad que priva al país siguen yendo a estos lugares.

marzo 3, 2019

Yhadira Paredes, Xalapa. El arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios dio a conocer en la homilía de este domingo que la semana que recién termino fue asesinada una de sus sobrinas en un antro de Cuernavaca, Morelos, donde además quedó herido su hermano. 

Criticó ahí que mucha gente se deja seducir por el placer y afirmó que es sorprendente porque los jóvenes sabiendo los peligros que corren y la inseguridad que priva al país siguen yendo a estos lugares. 

“En esta semana asesinaron a una sobrina mía en un antro en Cuernavaca y a su hermano lo hirieron y todos se preguntaban en la familia, qué estaban haciendo en el antro, pero los muchachos buscan ese tipo de ambiente, y ya sabemos lo que ha pasado, entonces tenemos que traer la luz bien puesta para no caer en la oscuridad y ese oscurantismo”, sostuvo el sacerdote católico. 

MEDIOS INFORMAN LO MALO “VEN LA PAJA EN OJO AJENO”

Por otra parte, reclamó que muchos de los actuales medios de comunicación se caracterizan por publicar lo negativo de las personas y las instituciones, ya sea gobierno, iglesia, familia o empresa, mientras que los acontecimientos buenos no son noticia. 

Asimismo, los acusó de señalan mentiras o falsedades y cuyo derecho replica es postergada y enviada a páginas internas o de menor importancia. 

“Se especializan en ver la paja en el ojo ajeno, sin preocuparse de la veracidad de sus afirmaciones y mucho menos de los daños que ocasionan. Cuando no hay respeto por la verdad se promueve el reinado de la mentira, la falsedad y la calumnia”.

Reyes Larios afirmó que nadie tiene derecho a exhibir públicamente los defectos de los demás sin fijarse en su propia vida, conducta y testimonio.

En una de las homilías más largas que ha dictado en la iglesia catedral, indicó que es importante que se busque la verdad y no hablar solo de oídas.

“No se trata de cerrar los ojos al mal y la injusticia, si no de vencerlos con el bien, la justicia y la promoción de la paz. Muchos prefieren la ceguera que ha producido la violencia, la corrupción y la inmoralidad sexual”, concluyó. 

Botón volver arriba