Destacan capacidad de Arreola para el uso medido de las oraciones

Guadalajara. El escritor jalisciense Juan José Arreola destaca en su obra la imaginación, la invención, pero, sobre todo, resalta su lado de experto para recrear la vida y habla popular de su pueblo con un maravilloso uso medido de las oraciones, consideraron escritores.

En un laboratorio literario realizado en el Ex Convento del Carmen, como última actividad en Guadalajara para conmemorar el centenario del nacimiento de Juan José Arreola, los escritores Antonio Marts y Edgar Velasco se dieron a la tarea de analizar el legado del homenajeado en dos de sus libros: “La Feria” y “Bestiario”.

Para Marts, Juan José Arreola fue un excelente narrador mítico con una perfecta construcción de la ficción. “Lo suyo fue la narrativa breve y en el caso de `La Feria´, la única novela del escritor de Zapotlán El Grande, consta de capítulos breves con diferentes voces, es una novela polifónica”.

Manifestó que Arreola logra en su obra una oralidad que hace parecer al lector que escucha a los personajes en forma directa, y esa naturalidad del habla de la gente muestra el artificio del escritor. “Es uno de los mejores escritores de ficción breve en México”.

Por su parte, Edgar Velasco añadió que se le dio muy bien el recrear el habla popular, con un uso perfecto de la imaginación. En el caso del libro “Bestiario” presenta una compilación de animales interpretados desde una perspectiva humana.

Puntualizó que juega con la invención y la extensión de lo que miden sus frases es perfecta, es exacta para leer una frase completa. “Me encanta ese asunto de la ciencia ficción que ofrece el autor”, sobre todo cuando en la actualidad “falta jugar con la imaginación”.

Afirmó que quienes leen la obra de Arreola pueden detectar su gran imaginación, la forma en que maneja los breves que son como pequeñas capsulas o postales que dejan en claro la mente tan inquieta y en constante movimiento del autor.

Antonio Marts coincide en la “exquisitez de los juegos de la imaginación” que presente el escritor de Jalisco y añade que en medio de ese rol divertido que usa en sus palabras deja ver que fue un crítico bastante irónico del papel de la iglesia en la vida de los pueblos y fue un observador incansable de las diferencias sociales.

Vanessa García Leyva, representante de la Secretaría de Cultura de Jalisco, indicó que este laboratorio literario fue la última actividad en Guadalajara del homenaje a Arreola, pero continúan los eventos conmemorativos en su tierra natal que es Zapotlán El Grande.

La SCJ entregó en este marco libros de “La Feria” y “Bestiario” a los asistentes, ya que, dijo García Leyva, no existe mayor homenaje que ofrecer la obra de Arreola para que cada vez existan más lectores de este admirado autor jalisciense.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Back to top button
Close