Día Guadalupano sin fiesta pero con la fe a cuestas

diciembre 11, 2020

Ciudad de México. Sin verbena popular, sin puestos de antojitos ni juegos mecánicos, ni los cientos de niños y niñas vestidos en honor a la Virgen de Guadalupe o representando a San Diego y sin peregrinos, es como luce el Santuario de nuestra señora de Guadalupe en Puebla, a causa del Covid-19.

Aunque la crisis sanitaria, no evitó que los fieles católicos poblanos, realicen su peregrinar hacia la basílica de Guadalupe, en la CDMX, solo se redujo el número de peregrinos que cada año inician su viaje, ya sea caminando, en bicicleta; en grupo o solos.

Tal es el caso del señor Rafael y su nieta Alondra, de 10 años, quienes iniciaron su recorrido a la CDMX, desde “La Villita”, ubicada a un costado del Paseo Bravo, (en la avenida Reforma entre la 11 y 13 Norte) para llegar al cerro del Tepeyac, a pesar que éste permanecerá cerrado para evitar aglomeraciones.

Foto: Twitter.

El señor Rafael realiza una manda cada año y ofrece alimentos a quienes pasan a la Villita en la capital poblana, para darse un respiro en su peregrinar, sin embargo, reconoció que de miles de personas que se registraban a partir del 8 de diciembre, ahora solo han acudido un promedio de 60 personas al día.

“Como cada año regalamos comida para la gente que llegue y en su camino se vaya desayunado, desde la siete de la mañana… Yo he visto entre 59 a 60 personas este año”, indicó.

Alondra, comentó que es el cuarto año que visitará a la morenita de Tepeyac, cuidando las medidas sanitarias, al llegar al templo Guadalupano dijo que pedirá por la salud de su familia en esta pandemia.

“Siento bonito ir, vamos con las medidas de distancia, llevamos cubrebocas. Le voy a pedir que cuide a mi familia y nos de fuerzas con esta pandemia”, comentó.

Foto:Twitter.

El vocero de la Arquidiócesis de Puebla, el padre, Francisco Javier Martínez Castilloreiteró que ante la crisis sanitaria permanecerá cerrado el templo durante el 12 de diciembre sólo se abrirá para realizar la misa de gallo, a las 8 horas, con un aforo reducido al 30% y nuevamente cerrarán el inmueble.

La Arquidiócesis de Puebla realizará dos misas, que serán transmitidas a través de plataformas digitales, y el rezo del Santo Rosario que se realizará el 12 de diciembre a las 17 horas. El exhorto, a los fieles católicos, es permanecer en casa y evitar acudir a la Villita, así como a los templos de sus localidades para reducir la curva de contagios por Covid-19.

Botón volver arriba