DÍA NEGRO PARA LA ASF

marzo 1, 2021

El pasado 20 de febrero, congruente a lo que señala el articulo 79 de nuestra Constitución, el Auditor Superior de la Federación Lic. David Colmenares Paramo, hizo la tercera entrega de los informes individuales de la Fiscalización Superior de la Cuenta publica 2019, primer año de la gestión de la administración del presidente Manuel López Obrador.

Esta se realizo a la Cámara de Diputados a través de la Comisión de Vigilancia.

Hecho que es del interés de aquellos que están inmersos en la función publica y de estos a los mandos superiores, en su generalidad al mexicano es una fecha indiferente.

En su presentación el Lic. Colmenares manifiesta que en este eje de rendición de cuentas da a conocer hallazgos derivados de las distintas auditorias al gasto federal y constituye una contribución fundamental para el mejor diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas.

 Dentro de estos informes individuales viene la Auditoria al Desempeño realizada al ente publico Naim, que refiere al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, donde la ASF estimo que abandonar este obra representaría un costo de 16 mil 500 millones de dólares; que a precios de esa fecha representaban 331 mil millones de pesos.

Como es del conocimiento, esta obra se cambio por la de la construcción de un nuevo aeropuerto en Santa Lucia, la adecuación del actual y el de Toluca, el hacerlo represento un coste, que motivo la auditoria de la ASF.

El maestro Colmenares Paramo ha sido un precursor de las auditorias al desempeño como una continuación de la planeación, de la programación y para medir la eficiencia y la eficacia en el uso del presupuesto, sin considerar las financieras y las forenses.

En lo personal cuando leí la nota como resultado de una auditoria al desempeño me pareció extraño que esta tuviera como resultado un importe, pues la naturaleza es medir la eficacia y eficiencia para quien aplica los recursos públicos.

Como este tema lo he estudiado y no es fácil entenderlo porque lo constituyen varias disciplinas que integran el Marco Lógico, teniendo su fundamento en el art 134 Constitucional, cuando los recursos de la federación, estados y municipios se administrarán con eficiencia, eficacia, economía transparencia y honradez para satisfacer a los objetivos a los que este destinados, otras normas señalan:

“La ley General de Contabilidad Gubernamental también se pronuncio por estos conceptos de eficiencia y eficacia al señalar que los entes públicos deben considerar en sus leyes de ingresos y presupuesto de egresos, apartados específicos, con indicadores estratégicos de gestión y desempeño.

La auditoria al desempeño es una revisión, sistemática, multidisciplinaria, independiente y objetiva sobre la operación, programas y proyectos y se enfoca a la valorización para determinar si su gestión se ha desempeñado en términos de economía eficiencia y eficacia”.

Es decir, su enfoque es cualitativa no conceptuada en importes, si es vinculatoria a la auditoria financiera pero su naturaleza es independiente podría definirse como una evaluación de la planeación que incluye al plan de desarrollo de la administración, de su proyecto y su implementación, incluida la transparencia.

En si es hablar de un presupuesto basado en resultados, del marco lógico, de la matriz de indicadores de resultados, que incluye árbol de decisiones, es  decir es una “especialidad”.

En el estado;  el Orfis cuenta con cuatro profesionales certificados para estos trabajos y la UV con uno; lo que es una verdadera especialización en la administración publica, el Contador Antonio Portilla Vásquez, pugno y logro esta herramienta, que ahora es factum en el acontecer de las auditorias públicas en el estado.

Sin embargo, reitero esta auditoria no busca desviaciones financieras, menos costos, su propósito es evaluar la eficiencia, eficacia y economía dentro del marco de la planeación.

Por ello se hace raro que una persona tan experimentada como Colmenares Paramo se haya metido en un informe del Naim, donde destacan los 331 mil millones por el abandono de esta obra, uno de los que se manifestaron sorprendidos fue el Grupo Aeroportuario de la CDMX, quien manifestó que el importe estimado es superior; por las siguientes razones:

  • La ASF da como gasto el monto no utilizado y disminuido de la deuda original, así como el pago futuro de la deuda remanente por 4 mil 200 millones de dólares.
  • El monto del costo financiero futuro por intereses de la deuda presentado por ASF es superior al calculado por GACM, que puede derivarse de la metodología y los factores de cálculo empleados.
  • La auditoria no toma en cuenta los ingresos financieros de 14 mil 500 millones de pesos, así como las potenciales ventas del material inventariado y las donaciones del gobierno federal por 10 mil millones de pesos.

El Secretario de Hacienda Lic. Arturo Herrera dijo que el calculo era erróneo y que era de aritmética básica, el valor para ellos era menor en 75%.

La opinión contundente se dio el 22 de febrero en la mañanera por el presidente de la república, que se manifestó sorprendido por esta información dada por la ASF;  en razón a que el  tenia   otros datos.

Hecho que al siguiente día David Colmenares Paramo admitiera la posibilitad de un error, al hacerlo, acepto que como humano puede estar equivocado; pero no es aplicable a una dependencia seria y prestigiosa como la Auditoria Superior de la Federación.

En mi opinión el error de mayor impacto cometido por el Maestro Colmenares, es el no haber presentado previamente el informe como proyecto al que manda en México, antes de darlo a conocer al público.

Ahora se tiene que someter al juicio publico de un hierro, cuyo informe solo merecería la solventación a los treinta días.

La Cámara de Diputados aprobó su nombramiento, quizá será esta misma Cámara quien lo quite; para ello esta citado para el 1 de marzo.

Botón volver arriba