Diputados del PAN y Morena se pelean por grupo MAS

noviembre 25, 2021

Isabel Ortega/El Demócrata. Diputados de Acción Nacional y Morena politizaron la concesión del servicio de agua potable en los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo, que fue concesionado a la empresa Grupo Mas, filial de Odebrecht. Tras su debate, no ofrecieron ninguna solución al problema del abasto de vital líquido.

La polémica se generó cuando el legislador de Morena, Fernando Arteaga Aponte exhortó a las autoridades competentes corregir las fallas de suministro de agua y el saneamiento de aguas residuales de la zona metropolitana.

El legislador, que antes militó en el PRI -partido que impulsó la concesión en el año 2016- aseguró que dejar que una empresa se responsabilizara del servicio de abasto de agua, dejó a la ciudadanía en total vulnerabilidad, impidiéndoles un digno ejercicio de sus actividades diarias.

“Es inhumano que, ante esta grave crisis global, las empresas y autoridades municipales se sirvan en dejar sin un mínimo de agua potable y saneamiento a miles de familias veracruzanas. Bajó este contexto de crisis sanitaria, se ha vuelto preponderante emprender las acciones que sean necesarias para incidir en un retorno pronto y duradero, al estilo de vida del cual estábamos acostumbrados”, destacó.

El ahora diputado de izquierda exhortó a los presidentes municipales de Veracruz y de Medellín de Bravo, a Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento SAPI de C. V., y al Instituto Metropolitano del Agua, tengan a bien impulsar otras estrategias que se traduzcan en soluciones reales e integrales respecto a la problemática del acceso al agua potable de miles de familias veracruzanas.

La petición del legislador derivó en un debate en el que diputados de Acción Nacional y Morena se responsabilizaron de la inacción para revocar la concesión, a pesar de que en las últimas dos campañas lo han usado como bandera política.

El diputado de Acción Nacional, Bingen Rementería Molina observó que más allá de exhortos o llamados para revisar la concesión, es necesario que desde el Instituto Metropolitano del Agua se inicie la revisión.

Recordó que lleva tres legislaturas y cada que inicia un nuevo Congreso se ha llevado a la máxima tribuna el mismo exhorto, sin que a la fecha nadie haya hecho nada para garantizar el abasto del líquido o para revertir la concesión.

“Desafortunadamente los anteproyectos, que después de vuelven puntos de acuerdo, se vuelven llamados a misa. Yo le propongo que ahora que tiene una mayoría abrumadora echen abajo la concesión”.

Y es que llevan tres años con la misma cantaleta, sin que se hayan tomado acciones concretas sobre el tema.


Miguel Hermida, también de Acción Nacional, ofreció su apoyo para que el tema no se quede en “buenos deseos” y se tomen acciones concretas, “les ofrezco mi mano para que tomemos acciones responsables”.

Fernando Arteaga Aponte recordó que la concesión se otorgó en 2015 cuando “deshonestos” presidentes municipales, primero del PRI -partido en el que militó- y después del PAN, dieron la concesión a empresas irresponsables.

Botón volver arriba