Egresado UV promueve protección de murciélagos en cueva de Apazapan

septiembre 23, 2021

Redacción/El Demócrata. A través de una investigación enfocada en el conocimiento y percepción comunitaria rural que habitantes de Apazapan tienen acerca de los murciélagos, José Alberto Lizama Hernández, egresado de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV), busca generar conciencia sobre el cuidado y protección de los quirópteros que habitan en la cueva de Cerro Colorado, ubicada en este municipio. 

Entre 2014 y 2015, alumnos de Biología aplicaron un cuestionario de 18 preguntas a pobladores de las localidades de Cerro Colorado, Chahuapan y Tigrillos, del cual José Alberto obtuvo importantes resultados que expuso por Teams el pasado 13 de septiembre, como parte de su examen profesional. 

Este trabajo abonará en la propuesta de estrategias de conservación en beneficio de los murciélagos insectívoros y cavernícolas, como se les denomina por el hecho de vivir en una cueva o sótano. 

 Debido a la pandemia, el joven biólogo no pudo inspeccionar directamente este espacio, sin embargo, sabe que es una zona de reproducción y maternidad de murciélagos. 

A la mitad de su formación universitaria, José Alberto se interesó por el estudio de estos mamíferos, el cual se fortaleció cuando inició su servicio social en el Instituto de Investigaciones Biológicas (IIB) de la UV. 

Compartió que en Veracruz se concentran alrededor de 89 especies, de las cuales 12 están reportadas para la comunidad de Chahuapan. 

Ecológica y taxonómicamente, los murciélagos son un grupo muy diverso, con cerca de mil 232 especies agrupadas en 18 familias. 

Lamentablemente, debido al poco interés y conocimiento sobre ellos, la quinta parte se encuentra en peligro de extinción, siendo sus principales amenazas: la demolición de refugios, tala de los ecosistemas para fines agrícolas, uso de pesticidas para cultivos, e instalación de parques eólicos. 

Esto, a pesar de que proporcionan diversos beneficios a través de la dispersión de semillas, regeneración del ecosistema y polinización de una gran diversidad de especies de plantas. Además de que también son controladores de plagas, generalmente las personas tienen una mala percepción hacia ellos. 

Por ejemplo, a lo largo de la historia de la humanidad estos animales han causado asombro y misterio. Los medios de comunicación como el cine y la televisión han generado mitos y falsas creencias acerca de este grupo de mamíferos. 

“Estas actitudes que las personas tienen hacia su entorno natural están determinadas por sus percepciones.” 

Por este hecho, y con base en variables como edad, género y ocupación, comparó las percepciones de los habitantes de Cerro Colorado, la comunidad más cercana a la cueva, seguida de Chahuapan y Tigrillos. 

Se percató que por edad no hay un patrón definido acerca de la percepción y conocimiento de los pobladores. No obstante, por ocupación, los hombres dedicados a las labores del campo conocen un poco más de los murciélagos, debido a que están más familiarizados con ellos y logran percibirlos. 

Incluso, mencionaron que se introducen a la cueva a extraer el guano o heces del murciélago, pues les es útil como abono para sus cultivos. 

“Vimos ese lado positivo para los habitantes de la comunidad de Cerro Colorado.” 

En Chahuapan tienen percepción tanto positiva como negativa; mientras que en Tigrillos presentaron un mayor desconocimiento, “incluso decían que son malos porque chupan sangre”. 

Precisamente, una de las hipótesis determinaba que, a medida que se alejaba la comunidad de la cueva se perdía ese conocimiento y percepción hacia los murciélagos, lo cual se comprobó con los resultados obtenidos. 

Por tanto, el impacto de las percepciones negativas recaería en una afectación hacia los mamíferos porque, incluso, actualmente las personas los identifican como portadores del Covid-19. 

En este sentido, recomendó observar si existe un cambio de percepción o desconocimiento post-pandémico de las tres comunidades bajo estudio, ya que la aplicación de encuestas se realizó antes de la contingencia sanitaria. 

También, propuso utilizar otros enfoques metodológicos, como entrevistas o grupos de discusión, para abordar la problemática desde otra perspectiva. Asimismo, proyecta realizar trabajos de educación ambiental para tratar temas como la biología de los murciélagos, servicios ecosistémicos, tipos de hábitats, mitos y leyendas, entre otros; o bien, talleres vivenciales de quiropterofauna para que conozcan directamente a los murciélagos. 

José Alberto se mostró orgulloso por el resultado de este proyecto desarrollado en un corto lapso de tiempo. Ahora espera continuar sus estudios de posgrado bajo esta misma línea de investigación. 

Comentó que a través de este trabajo también pudo conocer a otros investigadores que le transmitieron mucho conocimiento, pues ha logrado manipular a los murciélagos y saber más sobre ellos. 

Cabe mencionar que esta investigación fue dirigida por Christian Alejandro Delfín Alfonso e Israel Huesca Domínguez, investigadores del IIB-UV; y financiada por Cementos Moctezuma Planta Apazapan, Veracruz.

Botón volver arriba